“Asumir compromisos que obligaban a aprobar proyectos de ley en el Congreso fue un error de la campaña” – Beto Albuquerque, candidato a vicepresidente del PSB (Brasil) sobre el retiro de la propuesta de matrimonio igualitario

APOYO A CAUSA GAY EN PLAN DE GOBIERNO FUE UN ERROR, DICE VICE DE MARINA

Asumir compromisos que obligaban a aprobar proyectos de ley en el Congreso fue un error de la campaña, dijo el domingo el diputado Beto Albuqueque, candidato a vicepresidente en la fórmula que encabeza la ex ministra Marina Silva.

Albuquerque aludió así al arrepentimiento de la candidata en relación a su apoyo a derechos civiles de los homosexuales, incluidos en el programa de gobierno del Partido Socialista Brasileño (PSB) y de los que la candidata se desdijo tras críticas rabiosas de un influyente pastor evangélico.

Según la postura de Albuquerque, una campaña presiencial no puede asumir banderas que dependen del Congreso para su aprobación.

“El equívoco fue que una campaña presidencial asumiera compromisos con proyectos de ley en el Congreso, lo que es una invasión de competencia. No hay un retroceso con nuestros compromisos con el movimiento LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transexuales), con la defensa de los derechos civiles de esos compañeros que, como todos los brasileños, tienen derechos asegurados. La exageración de nuestra coordinación (de campaña) fue establecer un compromiso con aquello que sólo el parlamento puede hacer”, dijo Albuquerque.

Marina dijo el sábado que las propuestas sobre derechos de homosexuales que presentó recientemente no representan completamente el consenso de su coalición, en una respuesta a las críticas de un influyente evangélico, el pastor Silas Malafaia.

Vinculado como Marina al grupo evangélico Asamblea de Dios, Malafaia es un duro crítico de los derechos de los homosexuales y al aborto. El pastor, también un activo telepredicador, calificó a la propuesta de Marina sobre los derechos de los gays “peor que la del PT (Partido de los Trabajadores) y el PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña)” y “vergonzosa” debido a su apoyo al casamiento entre homosexuales y a la adopción por parte de matrimonios gay. La reacción provocó la marcha atrás de Marina.

La declaración de Albuquerque parece embutida de una lógica dudosa, ya que siempre el cumplimiento de las promesas de los candidatos suele depender de una articulación con el Congreso. De hecho, en su campaña, Marina ha prometido institucionalizar por ley el programa social Bolsa-Familia y otorgar independencia formal, también con legislación apropiada, al Banco Central.

Albuquerque dijo que Marina gobernará con “la fuerza de las calles”, para exigir al Congreso los cambios necesarios en el país.

http://es.brasil247.com/es/247/poder/3035/Apoyo-a-causa-gay-en-plan-de-Gobierno-fue-un-error-dice-vice-de-Marina.htm