Comisionados de DDHH de Honduras, El Salvador y Nicaragua debaten sobre migración y sequía

Cuestiones relacionadas con el éxodo masivo de infantes hacia Estados Unidos y la sequía expandida por Centroamérica serán debatidas hoy en esta capital por los comisionados de Derechos Humanos de Honduras, El Salvador y Nicaragua.

Los defensores Roberto Herrera (Honduras), David Morales (El Salvador) y Omar Cabezas (Nicaragua), dialogarán al respecto con funcionarios de Naciones Unidas y alcaldes de los municipios aledaños al Golfo de Fonseca, frontera compartida por esos países en el Pacífico.

Herrera precisó en un comunicado que este miércoles debatirá con sus homólogos de El Salvador y de Nicaragua sobre los efectos de la sequía en las economías de sus naciones y en el área, donde la inseguridad alimentaria y nutricional se ha agudizado en los últimos años.

Atribuyó la profundización de esa problemática al agravamiento del cambio climático, a los altos precios de los alimentos en el mercado internacional y a la falta de acceso a la comida.

En este contexto resulta impostergable que los gobiernos de la región adopten medidas urgentes, orientadas a proteger los derechos humanos de la población de estos tres países, afirmó.

Otra cuestión en la agenda para esta jornada es la relacionada con la situación en el Golfo de Fonseca, zona que por años destacó debido a la conflictividad entre sus pobladores y las autoridades de las naciones con costas a ese entrante en el océano Pacífico.

El Golfo debe convertirse en una zona de paz, desarrollo sostenible y seguridad para beneficio de los habitantes de los tres países y de la profundización del proceso de integración centroamericana, expresó Herrera.

Los asistentes a la cita también darán seguimiento a una declaración conjunta firmada por los presidentes de estas naciones en julio de 2014, en Tegucigalpa, durante una conferencia acerca de la crisis humanitaria creada por la migración en el último año de más de 60 mil menores solos hacia Estados Unidos.

Durante esa reunión los comisionados recordaron las responsabilidades compartidas en cuanto a ese fenómeno por Centroamérica, México y Estados Unidos e instaron a las administraciones de esos países a revisar su política exterior, negociar tratados y acuerdos políticos tendentes a procurar la reunificación familiar de migrantes.

También este miércoles se pretende activar el Consejo Centroamericano de Procuradores de Derechos Humanos, con la aprobación de los homólogos de Honduras, El Salvador y Nicaragua, y el objetivo esencial de seguir progresando en esa esfera en esta zona.

Fuente Prensa Latina