La Justicia vuelve a fallar contra la liberalización del uso de transgénicos

La Sala Constitucional resolvió el recurso de amparo del movimiento ambientalista y social anti transgénicos a favor de los amparados. La resolución del tribunal (2014-15017), determinó que el otorgamiento de permisos para liberar transgénicos en Costa Rica “vulnera derechos fundamentales de toda la población”.

Las organizaciones ambientalistas presentaron un recurso de amparo contra los trámites de la transnacional Monsanto y sus subsidiarias para liberar semillas genéticamente modificadas de varios cultivos, principalmente de maíz, cuyos expedientes fueron declarados por las autoridades nacionales como confidenciales para impedir que la información que contienen se haga pública.

Esta resolución impide que se siga adelante con una serie de permisos que tramitan Monsanto y sus subsidiarias en nuestro país, hasta que se corrijan y se garantice que el derecho a la información de todas las personas será respetado.

El Bloque Verde advirtió que la resolución de la Sala IV “no detiene el cultivo de transgénicos definitivamente, pero es un gran precedente para demostrar que nuestros derechos más importantes han venido siendo vulnerados con los permisos otorgados hasta la fecha”.

El jueves anterior, el ministro de Agricultura Luis Felipe Arauz Cavallini, pidió a la Asamblea Legislativa la aprobación de una moratoria de tres años a la liberación de semillas transgénicas en nuestro país como principio precautoria, hasta que se cuente con mayor información científica sobre la inocuidad de estos cultivos y se garantice la seguridad de las semillas criollas, durante su comparecencia en la Comisión de Asuntos Agropecuarios.

Informatico