“Cuarenta años aislando a Cuba no han dado resultado, es el momento de probar otra cosa” – José Miguel Insulza, secretario general de la OEA

“Cuarenta años aislando a Cuba no han dado resultado, es el momento de probar otra cosa”: OEA

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo hoy que “no hay ningún motivo legal” que impida a Cuba asistir a la Cumbre de las Américas de 2015, en el caso de que Panamá, como anfitrión, decida invitarla, y afirmó que hay que “probar otra cosa” tras 40 años de aislamiento del país caribeño.

“Si Panamá decide invitar a Cuba, no hay ninguno motivo legal para que no pueda ir”, indicó el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), al subrayar que la salida a las diferencias en la región es el “diálogo”.

“Cuarenta años aislando a Cuba no han dado resultado, es el momento de probar otra cosa”, afirmó Insulza preguntado acerca de si Cuba debería acudir a la cumbre del próximo año en Panamá.

El secretario general de la OEA realizó estas declaraciones en Washington durante la participación en un panel de la conferencia anual del Banco de Desarrollo de Latinoamérica-CAF sobre los “Retos para el Hemisferio veinte años después de la primera Cumbre de las Américas”.

Cuba fue suspendida de la OEA en 1962 y, aunque en 2009 se levantó esa medida, la isla no ha pedido su reincorporación al organismo.

Pese a que aún no se ha formalizado, la vicepresidenta y canciller panameña, Isabel De Saint Malo de Alvarado, adelantó en agosto que Cuba será invitada a la Cumbre de las Américas prevista para mayo de 2015.

También presente en la conferencia, el expresidente panameño Martín Torrijos (2004-2009) respaldó la participación de Cuba en el encuentro hemisférico y dijo que esto sería un “triunfo colectivo” de la región.

“Ojalá la de Panamá de 2015 sea la cumbre que demuestre que puede haber unidad dentro de la diversidad, y que estén presentes tanto Cuba como EE.UU.”, aseguró el exmandatario.

Por su parte, María Emma Mejía, representante de Colombia ante la ONU, reconoció el reto de que Cuba asista y afirmó que, de ocurrir, sería una oportunidad histórica si el presidente de EEUU, Barack Obama, también participa.

“Debemos utilizar todos los mecanismos de integración, para discutir también nuestras diferencias”, indicó Mejía.

La gran duda es si la invitación a Cuba podría provocar que EEUU se ausente del encuentro continental, dadas las tensiones aún existentes entre los dos países.

Durante la Asamblea General de la OEA en Paraguay, en junio pasado, Estados Unidos se opuso a la participación de la isla caribeña pero no condicionó su asistencia a la presencia de Cuba.

Las Cumbres de las Américas reúnen a los jefes de Estado y de Gobierno del continente para tratar temas de interés común.

En ella participan todos los países que actualmente integran la Organización de Estados Americanos (OEA) menos Cuba.

http://www.aporrea.org/internacionales/n257178.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+aporrea%2Fnoticias+(Aporrea.org+-+noticias)