Daños por el huracán Odile: instalan puente aéreo para asistir a 30 mil turistas varados

Funcionarios del gobierno federal, encabezados por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se trasladaron ayer a Baja California Sur para evaluar los daños ocasionados por el huracán Odile y coordinar el inicio del puente aéreo para evacuar a los turistas. Mientras, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó que se coordina con embajadas y consulados de otros países para el traslado de los visitantes extranjeros varados en la península a causa del fenómeno meteorológico.

Las autoridades estimaron que en las siguientes 48 horas podrían sacar de ese centro turístico a unos 30 mil visitantes, de los cuales 26 mil son extranjeros, en su mayoría de Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

La cancillería subrayó que hasta ayer no se tenían reportes ni indicios de turistas extranjeros fallecidos o heridos a consecuencia del meteoro.

Durante el día de ayer, al menos 600 personas salieron en ocho vuelos: cuatro a Tijuana con turistas de California, Arizona y Alaska; uno a Mazatlán y tres al Distrito Federal. Todos viajaron a través del puente aéreo establecido por las secretarías de la Defensa Nacional y Marina, así como la Policía Federal.

La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) expuso que personal de protección consular de las embajadas y consulados se ha trasladado a la zona siniestrada a fin de brindar asistencia a sus connacionales. Trabajadores de la dependencia federal también han viajado a Baja California Sur para otorgarles apoyo.

Funcionarios visitan las zonas afectadas

En tanto, Osorio Chong y el grupo de funcionarios federales realizaron recorridos por la zonas afectadas, a fin de atender las necesidades de la población y conocer los daños a la infraestructura en la entidad, informó la Secretaría de Gobernación en un comunicado.

El huracán impactó con fuerza cinco municipios de Baja California y dejó a la mayoría de sus habitantes sin luz, agua y servicios de telecomunicaciones. Miles se encontraban ayer en albergues. Los mayores daños se ubicaron en la zona turística Los Cabos.

En el grupo de funcionarios están los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza y de Turismo, Claudia Ruiz Massieu, así como integrantes del gabinete ampliado. Respecto al puente aéreo, Gobernación indicó que opera con aviones de las fuerzas armadas y de líneas aéreas comerciales.

Personal de la Secretaría de Turismo, del Fondo Nacional de Fomento al Turismo y de Ángeles Verdes se desplegó en la zona afectada para apoyar la evacuación y apoyo a turistas.

En tanto, las líneas aéreas privadas Aeroméxico e Interjet anunciaron diversos apoyos para los turistas que hayan adquirido boletos para viajar en aviones de esas empresas.

Alrededor de 300 turistas originarios de Estados Unidos y procedentes de Baja California Sur llegaron ayer a Mazatlán, Sinaloa, en aviones de la Policía Federal, informó Francisco Córdova Celaya, secretario de Turismo del gobierno de Sinaloa. Indicó que los visitantes viajarán a Los Ángeles, California.

El gobierno de Sinaloa envió desde Mazatlán dos buques con víveres, medicinas y otros apoyos para los damnificados de este huracán. El estado de México anunció el envío a Baja California Sur de dos helicópteros y del cuerpo de rescate aéreo Relámpago, el cual estará a disposición del Sistema Nacional de Protección Civil.

Como parte del puente aéreo que puso en marcha el gobierno federal, ayer llegaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México más de 200 personas a bordo de aeronaves Casa-295 de la Fuerza Aérea Mexicana.

Cada una trasladó 40 turistas en promedio, excepto la primera en llegar, que fue ocupada por 75 mexicanos. Todas salieron de la Base Aérea Militar número 9, ubicada en La Paz.

La Secretaría de la Defensa Nacional informó que la prioridad es evacuar a niños, personas de la tercera edad o que requieran atención médica. El puente aéreo se extenderá hasta que el aeropuerto de la ciudad retome operaciones.

El primer vuelo llegó alrededor de las 14:40 horas y el resto arribó cada hora durante la tarde.

Entre los pasajeros de los cinco vuelos que habían llegado al cierre de esta edición al hangar de la Secretaría de la Defensa Nacional, ubicado en el AICM, estaban miembros de las selecciones argentina, brasileña, panameña, ecuatoriana y mexicana de beisbol, quienes disputaban en La Paz el torneo panamericano.

Claudia Elizondo fue a apoyar a su hijo, quien forma parte de la selección mexicana de beisbol. Fue una experiencia horrible. Se reventaron las puertas y vidrios del hotel donde nos quedamos. Tuvimos que encerrarnos en el baño. Era un pánico tremendo, comentó.

Narró que en la ciudad no hay energía eléctrica ni forma de comunicarse. Estábamos desesperados.

Relató que en el aeropuerto de la Paz, que hasta ayer seguía sin poder ser utilizado, cientos de turistas esperaban turno para salir en algún vuelo de la Fuerza Aérea.

Elizondo y su familia tenían programado viajar ayer a Reynosa, Tamaulipas, de donde son originarios, pero el vuelo se canceló. En la aerolínea nos ofrecieron cambiarlo, pero nos lo dieron para el sábado.

Enrique Burgos, entrenador del equipo panameño de beisbol, señaló que parte del estadio donde jugamos el torneo fue destruida.

Los ciudadanos extranjeros fueron trasladados por la Sedena en autobuses a distintos hoteles, donde podrían contactar a representantes diplomáticos de sus países para continuar su traslado. De acuerdo con fuentes de la Sedena, dependiendo de las condiciones climáticas y las necesidades de la población, los vuelos podrían continuar arribando al DF toda la noche.

(Con información de Fabiola Martínez, Georgina Saldierna, Arturo Sánchez , Ap; e Irene Sánchez, Javier Valdez e Israel Dávila, corresponsales)

 

http://www.jornada.unam.mx/2014/09/17/politica/005n1pol