Diputados aprueban proyecto de reforma tributaria y se encamina a convertirse en ley

La Sala de la Cámara de Diputados aprobó y despachó el proyecto de ley de reforma tributaria en su tercer trámite constitucional, tras haber sido revisado por la Comisión de Hacienda la que recomendó aprobar el conjunto de las más de 140 enmiendas que realizó el Senado en el segundo trámite.

La reforma fue aprobada con un amplio respaldo por parte de los diputados y tras cerca de diez horas de debate. Con esto la reforma concluye su tramitación en el Congreso y queda en condición de pasar al Ejecutivo para su revisión constitucional.

Los diputados se reunieron en una sesión especial para tratar el proyecto, y realizaron un debate por bloques en las distintas materias que involucra la reforma, tras la discusión, se procedió a la votación, que despachó la iniciativa.

Uno de los temas que provocó mayores reparos entre los legisladores y que presentó una de las votaciones más ajustadas, incluyendo votos del oficialismo, fue la introducción de parte del Senado de un nuevo artículo transitorio que permite, a partir del 1 de enero de 2015 y hasta el 31 de diciembre del mismo año, un sistema voluntario y extraordinario de declaración de bienes o rentas que se encuentren en el extranjero.

Por otro lado, en relación al Impuesto a la Renta, el texto despachado considera un nuevo sistema semi-integrado de tributación de las rentas empresariales, que junto al régimen integrado con atribución de rentas, y sus debidas normas de control destinadas a evitar posibles focos de elusión tributaria, termina con el actual sistema del Fondo de Utilidades Tributables (FUT).

Cabe recordar que los jefes de bancada de diputados de la Nueva Mayoría se habían comprometido ante el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, a que el proyecto fuera despachado durante esta semana desde la Sala para que se convierta en ley dentro de septiembre. De este modo se podrían incorporar los recursos -estimados- que la reforma recaudará el próximo año (US$2.300 millones) en la Ley de Presupuestos 2015.

La sesión la abrió el diputado Felipe de Mussy (UDI), quien entregó el informe emitido por la Comisión de Hacienda y explicó a los diputados cuáles fueron las principales modificaciones que sufrió el proyecto durante su tramitación en la Cámara Alta.

Tras la rendición de este informe, se dio paso a que los diputados discutieran sobre las modificaciones a la iniciativa de ley.

El diputado Patricio Melero (UDI), anunció el voto favorable de su bancada, que honrará los acuerdos firmados. “Creemos que hay un cambio sustancial, determinante, en los cambios que le introdujo el Senado, que modifican en forma muy importante el proyecto que esta Cámara de Diputados despachó”, destacó el legislador.

Destacó entre otros puntos que hay mayores incentivos al ahorro y a la inversión. “Vemos que se corrige adecuadamente la definición de renta atribuida, que es la gran virtud del protocolo de acuerdo y las indicaciones posteriores que se hicieron en el Senado”, añadió.

El diputado y miembro de la Comisión de Hacienda, Alejandro Santana (RN), señaló que pese a que se hicieron ajustes al proyecto en el Senado, “la reforma sigue siendo mala”. En este sentido Santana apuntó que ad portas de que se aprueben las transformaciones al sistema tributario, “aún no sabemos en qué se van a gastar específicamente los US$8.300 millones que comenzará a recaudar la reforma tributaria desde 2018”.

También sostuvo que la iniciativa “se va a aprobar pese al rechazo mayoritario de parte de la ciudadanía”, que a fines de agosto era cercano al 80%. Asimismo, el parlamentario indicó que los diputados de su colectividad van a votar en contra de algunas enmiendas debido a que no se harán parte “de algunos elementos que son injustos”. Esto debido a que, por ejemplo, no le parece equitativo que ante el escenario de enfriamiento de la economía, las pymes sean sometidas a un aumento de los impuestos.

Por su parte, el diputado Enrique Jaramillo (PPD) criticó algunas enmiendas incorporadas en el segundo trámite constitucional. Dentro de ellas, destacó las franquicias que se otorgan a la construcción en materia de IVA.

“Me resultan en cierta forma incomprensibles. Establecen diferencias artificiales para el desempeño de las diversas actividades económicas y colocan en serio entredicho no beneficiar con medidas similares a las actividades culturales, tan venidas a menos”, afirmó.

Pese a ello, Jaramillo aseveró que va a votar a favor de aprobar el proyecto porque -dijo- va a ayudar a reducir los grandes problemas de desigualdad que existen en el país.

El diputado y presidente de la Comisión de Hacienda, Pablo Lorenzini (DC), en tanto, acusó que las modificaciones que se hicieron en el Senado, en base al protocolo de acuerdo tributario, “se hicieron con los expertos de los empresarios”. Además, el parlamentario planteó que es inaceptable que una reforma que cambia la forma en que los chilenos pagan sus impuestos la hayan modificado, a su conveniencia, los grandes empresarios.

Lorenzini también criticó que hasta hoy no hay claridad respecto de dónde y cómo se van a gastar los recursos que recaudará la reforma. Si bien se va a destinar una gran parte para Educación, dijo que no se ha establecido de qué forma se hará esto, así como tampoco se ha informado cómo se va a gastar el dinero restante que será destinado para otras áreas sociales.

Con todo, precisó que va a votar a favor de casi todo el proyecto, aunque lo hará en contra de unas diez enmiendas elaboradas en la Cámara Alta. Sumado a ello, el diputado advirtió de forma enfática que, dadas las falencias que él denuncia del proyecto, “habrá otra reforma tributaria integral en los próximos años”.

Fuente La Tercera

 

Los cambios con que fue aprobada la reforma tributaria

Durante la jornada de hoy fue aprobada en la Cámara de Diputados la reforma tributaria, despachándola desde el Congreso. En la ocasión se votarón los más de 140 cambios realizados en el segundo trámite, los que fueron agrupados en 16 áreas temáticas para facilitar la votación.

En la ocasión, uno de los temas más conflictivos y que generó el mayor número de reparos de los legisladores, fue el nuevo artículo transitorio que permite un sistema voluntario y extraordinario de declaración de bienes o rentas que se encuentren en el extranjero, entre el 1 de enero del 2015 y el 31 de diciembre del mismo año.

La normativa, busca que los contribuyentes, domiciliados, residentes, establecidos o constituidos en Chile con anterioridad al 1 de enero de 2014, puedan declarar ante el Servicio de Impuestos Internos sus bienes y rentas que se encuentren en el extranjero, cuando habiendo estado afectos a impuestos en el país, no hayan sido oportunamente declarados y/o gravados con los tributos correspondientes en Chile,

El artículo, aprobado por 69 votos a favor, 34 en contra y 4 abstenciones, también incorpora otras variadas consideraciones y procedimientos, así como los plazos para efectuar la declaración; las obligaciones de inventario y descripción de los bienes y rentas; tratamiento del impuesto único; regularización de información cambiaria; prohibiciones; y el cuadro de sanciones por la incorporación dolosa de bienes o rentas de terceros en la declaración.

ELIMINACIÓN DEL FUT

En relación al Impuesto a la Renta, el proyecto aprobado, considera un sistema semi integrado de tributación, que en conjunto con el régimen integrado con atribución de rentas y sus debidas normas de control destinadas a evitar posibles focos de elusión tributaria, termina con el actual sistema del Fondo de Utilidades Tributables (FUT).

El sistema semi-integrado tendrá en régimen una tasa de 1ª Categoría de 27% (25,5% en su primer año de vigencia) y una deducción parcial de ese impuesto como crédito contra los impuestos finales. Además, podrá ser deducido de la tasa de impuesto de 1ª Categoría un crédito de 65% en contra de los impuestos finales. Bajo este sistema, los impuestos finales sólo se aplicarán cuando las rentas se retiren, distribuyan o remesen. La tasa efectiva máxima de impuestos finales podrá llegar a un 44,45% cuando corresponda aplicar la tasa nominal máxima de 35% de global complementario.

Entre los principales cambios que implica el término del FUT se encuentran: término de los retiros para reinvertir dentro de veinte días (significa que todo retiro, distribución o remesa de utilidades desde una empresa a un contribuyente de impuestos finales deberá tributar);término de los retiros en exceso (cualquier utilidad distribuida, aunque no corresponda a utilidades tributarias, pagará los impuestos finales); y limitaciones al uso de pérdidas (se termina con el carry back que se utiliza cuando las pérdidas que se generan en el futuro se imputan a las utilidades generadas en el pasado).

AHORRO E INVERSIÓN

Las modificaciones también incorporaron incentivos para empresas con ventas de hasta 100.000 UF: las cuales podrán optar anualmente por rebajar de su renta líquida imponible gravada con el impuesto de 1ª Categoría hasta un 20% de la renta líquida imponible, que se mantenga invertida en la empresa (cuando estén acogidos al sistema integrado con atribución); y hasta un 50% de la renta líquida imponible que se mantenga invertida (cuando estén acogidos al sistema semi-integrado). En ambos casos la referida deducción no podrá exceder del equivalente a 4.000 UF, al cierre del año comercial respectivo.

Además, se presenta una ampliación del régimen simplificado del artículo 14 ter, desde empresas con 25.000 UF de ventas al año hasta 50.000 UF, y se definió que, a partir del año 2015, estas empresas, pertenecientes a la categoría pyme, van a tributar sólo por su flujo de caja, es decir, por ingresos percibidos y gastos efectivamente efectuados; y, a partir del 1 de enero de 2015, van a tener 60 días más para pagar el IVA. Este beneficio se hará extensivo, además, a las empresas medianas con ventas hasta 100.000 UF al año. Asimismo, a partir del año 2017, las empresas formadas exclusivamente por personas naturales podrán eximirse del impuesto de 1ª categoría y sus dueños podrán tributar únicamente por el global complementario.

Otro cambio que beneficia al sector de las pymes es la rebaja de los topes para acogerse al sistema de renta presunta. Con esto, se garantiza que el 95% de quienes tributan por este mecanismo permanezcan en él. El 5% excluido representa el 56% de la recaudación actual en este régimen.

VIVIENDA E IMPUESTOS VERDES Y SALUDABLES

En el ámbito de la vivienda, las modificaciones tuvieron como foco la protección de la clase media, reconociendo la importancia que tiene para las familias el acceso a la vivienda como fuente de ahorro. En este ámbito se eleva de 100 UF a 225 UF por vivienda el tope para el crédito especial a la construcción, para un costo de construcción máximo de 2.000 UF (precio a consumidor de 3.200 UF aprox.), evitando así que los precios de cerca del 90% de las operaciones inmobiliarias aumenten más de 3%, en caso de que las empresas traspasen este impuesto totalmente a los compradores. Ninguna vivienda con subsidio estatal subirá de precio al no aplicarse el IVA a la segunda venta.

También se introdujeron indicaciones sobre las ganancias de capital en bienes raíces con el objeto de focalizar su aplicación sólo en sectores de altos ingresos y se dejó fuera de la normativa a todos los inmuebles adquiridos antes del 2004.

El impuesto de timbres y estampillas mantendrá su tasa actual de 0,2% para todas las operaciones de créditos hipotecarios de viviendas DFL 2.

En relación a los impuestos verdes, se precisa su ámbito de aplicación, señalándose que dicho impuesto se aplicará en función de los establecimientos cuyas fuentes fijas, conformadas por calderas o turbinas, individualmente o en su conjunto sumen una potencia instalada igual o mayor a 50 MWt. Con las indicaciones se excluye del impuesto la emisión de CO2 de aquellas fuentes que utilicen biomasa como combustible. En el caso del impuesto a la contaminación de fuentes móviles se sustituye el gravamen a los vehículos livianos diésel por otro impuesto.

Las indicaciones sobre impuestos específicos a los alcoholes, establecen una tasa común de impuesto a vinos y cervezas de 20,5%, y respecto de los restantes licores, entre estos pisco, whisky y ron, se aplicará una tasa de 31,5%. Todas las bebidas analcohólicas tendrán un impuesto base de 10% y en el caso de las bebidas analcohólicas con alto contenido de azúcar la tasa aumentará a 18% (hoy pagan una tasa del 13% sin distinción).

El impuesto al tabaco se sube a través de un aumento de 8 veces del impuesto específico (de $109 a $870 por cajetilla) y la disminución de 60,5% a 30% del impuesto ad-valorem, asegurando una mayor recaudación y gravando de mejor manera el consumo de cigarrillos. El valor de la cajetilla más barata se estima que aumentará en un 63% y aquella más consumida (50% del mercado) lo hará en 40%.

OBJETIVOS DE PROYECTO

Con esta aprobación, se mantendrían los cuatros objetivos iniciales del proyecto que son:  Aumento de la carga tributaria en tres puntos del PIB, para asegurar el financiamiento permanente para los nuevos gastos permanentes comprometidos en el programa de la Presidenta Michelle Bachelet (educación, salud, social y previsional); Más equidad tributaria para mejorar la distribución del ingreso; Crear nuevos incentivos a la inversión y el ahorro; y Disminuir la evasión y la elusión impositiva, para que los contribuyentes efectivamente paguen lo que les corresponde según la legislación tributaria.

Fuente La Tercera