Discurso del Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, ante la ONU sobre urgencias en África

Excelencias:

Desearía ante todo felicitar al Secretario General de las Naciones Unidas por la iniciativa de convocar a esta reunión, que se inscribe en los imprescindibles esfuerzos dirigidos a aunar voluntades y a desarrollar acciones conjuntas de cooperación en la lucha para enfrentar la epidemia de ébola que azota a países de África Occidental e impedir su propagación.

Cuba, que desde el inicio y respondiendo al llamado del Secretario General y al de la doctora Margaret Chan, ha estado presente en esta batalla, considera que la coordinación por parte de las Naciones Unidas y el papel rector de la OrganizaciónMundial de la Salud son esenciales para garantizar una actuación colectiva, coordinada y efectiva.

En ese contexto, encomiamos el establecimiento de la Misión de las Naciones Unidas para la Respuesta de Emergencia al Ébola y el nombramiento de un coordinador superior del sistema de las Naciones Unidas para la enfermedad por el virus de ébola.

La aprobación unánime por la Asamblea General de la Resolución A/RES/69/1 el pasado 19 de septiembre, es una demostración clara de que se está conformando una conciencia universal sobre la necesidad de brindar una respuesta inmediata a este flagelo con todos los recursos necesarios, y evitar que se convierta en una crisis humanitaria de impredecibles consecuencias
para un continente históricamente preterido y en el que ya estaban presentes graves problemas sociales y de subdesarrollo que facilitaron el surgimiento y propagación de la enfermedad.

Hacen falta recursos humanos, materiales y financieros para combatir al ébola, pero también se requieren recursos para el desarrollo de África.

La actitud con que Cuba enfrenta esta nueva crisis forma parte de nuestro espíritu de solidaridad con África, que ha primado por más de cinco décadas.  En los últimos 55 años más de 76 000 colaboradores cubanos han trabajado en 39 países de dicho continente y en la actualidad más de 4 000 cooperantes de la salud prestan su servicio en 32 países africanos. Asimismo Cuba ha formado gratuitamente 3 392 médicos provenientes de 45 países de África.

Con ese mismo espíritu, como ya se ha anunciado, Cuba ha decidido el envío de brigadas integradas por personal de la salud especializado en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias, a los países afectados, e incrementar su colaboración con otros países de la región no afectados donde existan colaboradores cubanos de la salud, con fines de prevención.

Finalmente, reitero nuestra convicción de que con una respuesta colectiva, con la contribución de todos los países, muy particularmente aquellos que cuentan con recursos, seamos capaces de enfrentar con éxito este grave desafío.

Muchas gracias.

http://www.cmkc.cu/index.php/la-salud/3116-discurso-del-canciller-cubano-ante-la-onu-sobre-urgencias-en-africa