Discurso del Ministro de Relaciones Exteriores de la República Oriental del Uruguay, Luis Almagro, ante la Asamblea General de la ONU

Señor Presidente de la Asamblea General,
Señores Jefes de Delegación,
Señores Delegados,
Señoras y Señores,

Es un mundo duro y difícil, donde 6 millones de niños mueren cada año antes de cumplir los 5
años, muchos de ellos por problemas de malnutrición. La violencia tiene una nueva dimensión de terror y horror, con cientos de miles de muertes en Libia, Siria, Irak. Las violaciones de Derechos Humanos y los crímenes de lesa humanidad son una constante permanente en estos países (Libia, Siria, Irak).

Un mundo donde mueren 8 millones de personas al año por consumo de tabaco, una increíble
acción genocida que no se detiene, desde mercados cada vez más abiertos, más libres, menos
regulados, que desean cada vez más garantías para operar por encima de los Derechos de la vida
y la salud de las personas.

Donde las bombas militares golpean y matan en las escuelas, en las minorías étnicas o
religiosas en aquellas que políticamente pueden pensar diferentes. Los desastres naturales devastan países y vuelven a devastar!os al año siguiente y al otro año,como ha pasado en países del Caribe.

En este mundo los que ejercen la policía mundial van dejado desastres sociales y políticos en los países donde han estadoo La Gobemanza Global no ha sido animada por los Derechos sino por intereses° Esos intereses particulares los pagan la  gente con su vida, con las violaciones de Derechos Humanos que sufrió, con su migración, debiendo dejar sus casas, sus ciudades, sus países, expuestos, y vuelta de nuevo a enfrentarse a la angustia, a la violencia y a la muerte.

Las Naciones Unidas han fallado porque ha fallado en la dimensión ética. No ha faltado entretenimiento ni han faltado documentos ni reuniones, pero han faltado soluciones para la gente.

Nuestra construcción ética en este lugar debería ser de una ética colectiva, que fuera capaz de integrarnos en la diversidad, de liberamos con la democracia y la participación. Nuestra construcción ética colectiva debería ser de cada vez más derechos para cada vez miles personas.
Crecer, desarrollamos en la libertad.

Las crisis políticas y financieras de este mundo tienen que ver con los valores y normas éticas comunes. El mundo de hoy es confusión pura, suceden crisis humanitarias a las crisis políticas que a su vez suceden alas crisis financieras, económicas y sociales.

Y todo esto no nos pasa acá adentro, trajes elegantes, restaurantes caros, coches grandes y moderno. Le pasa al que hoy esta en un campo de refugiados, su familia asesinada, su pueblo destruido, al que fue torturado, al que vio su medio ambiente devastado por los efectos del cambio climático

Cada uno que ha ganado un derecho, no puede perderlo, no puede tener menos mañana, debemos protegerlo en lo que tiene.

Señor Presidente,
En el año 2000, 1as Naciones Umdas establecieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Los mismos ban sido una herramienta fitil para aunar y canalizar esfuerzos hacia una serie de metas especificas.

A pesar de ello, al encontramos a un año para el vencimiento del plazo del cumplimiento de los mismos, varios de los objetivos y compromisos asumidos no se ban alcanzado.

Es en ese sentido, que Uruguay entiende que se deben redoblar esfuerzos para su cumplimiento en el año de trabajo que nos queda por delante, así como también , se debe continuar trabajando para la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que integraría la Agenda de
Desarrollo Post-20!5, de una forma balanceada, transparente, consensuada, que contemple la integración de las tres dimensiones del desarrollo sostenible: social, económica, y medioambiental.

Señor Presidente,

Mi delegación subraya que la base para la definición de los Objetivos de Desarrollo Sostenible debe estar articulada centralmente en torno a la erradicación de la pobreza, al tiempo de contar con un abordaje fuerte en la perspectiva de derechos humanos y reconocimiento de derechos.

Es imprescindible para Uruguay reiterar en el marco de la Asamblea General que la erradicación de la pobreza debe seguir siendo un objetivo totalmente insoslayable y nuestro máximo principio orientador. Sin embargo, el concepto de pobreza absoluta contemplado en los Objetivos de Desarrollo del Milenio no ha logrado reflejar la complejidad y creciente desigualdad existente en el mundo actual.

La pobreza se mide en multiples planos, dimensiones y realidades, y no depende infinitamente de los ingresos per capita nacionales, indicador adecuado -en parte- para e! Siglo XX, pero con debilidades estructurales para los tiempos que corren.

El desarrollo y el bienestar de los ciudadanos y sociedades depende de los esfuerzos y políticas
públicas que se desarrollen tendientes a la erradicación de la pobreza. Es asta la linea y el espíritu con el que hemos venido trabajando en mi país, yes por ello que me atrevo decir que vivimos en el mejor Uruguay de los últimos 80 años.

En Uruguay la pobreza se redujo dos tercios. Desde el 2004 el indice de pobreza bajo de 39,9% a 12,4%, y la indigencia
bajo de 4,5% a 0,5 %. En la lucha contra la desigualdad social las medidas tomadas en mi país en los filtramos diez años fueron múltiples: entre otras se estableció el Plan de Atención Nacional a la Emergencia Social y el Ingreso Ciudadano destinado a la población en situación de indigencia, a la asistencia de niños alas escuelas y a controles de salud. Asimismo el Plan de Equidad
promovió el acceso universal a !os servicios sociales e ingresos, apuntando a recomponer el sistema de protección social.
Cuando nos referimos a desarrollo, éste va siempre inexorablemente de la mano de la igualdad.

Desarrollo y desigualdad no son conceptos que puedan caber en la misma frase.
Y por ello mi país hace especial analísis en la labor que afin queda por realizar para superar las

desigualdades y vulnerabilidades que enfrentan las mujeres, niños y niñas, adolescentes y
jóvenes, adultos mayores, migrantes e indígenas, siendo los grupos de población que sufren la
mayor iniquidad mundial, con oportunidades limitadas y libertad restringida, tanto en las áreas
de salud, como en educación, protección social, trabajo decente, sustento y oportunidades
sociales y económicas.

La desigualdad refleja y perpetua el circulo vicioso de la educación insuficiente, los empleos
precarios, y de este modo condena cruelmente a la transmisión de la pobreza de una generación a
otra.

Señor Presidente,

Uruguay, trabaja incansablemente por lograr la igualdad de género y el empoderamiento de la
mujer, así como la eliminación definitiva de toda clase de violencia basada en género.
Mi país considera que las iniquidades y desigualdades de género deben ser abordadas con una
perspectiva de Derechos Humanos, sin la cual no puede contextualizarse el contexto general de
la problemática y otorgarle la debida prioridad dentro de la Agenda.
Esto debe traducirse en políticas públicas con perspectiva de género que comprendan
transversalmente a la sociedad y que favorezcan la inclusión de las mujeres en el mercado
labora! en igualdad de condiciones.

Y todo esto por principios y por convicción. Por imperativo categ6rico. Pero tambiÿn por la
certeza de que la “agenda de la mujer” es uno de los más poderosos vectores de desarrollo que
pueda concebirse.

Señor Presidente,
Para Uruguay es primordial eliminar toda forma de discriminación basada en género, grupo
étnico, creencias religiosas, edad, discapacidad, orientación sexual, identidad de género y estatus
migratorio. La igualdad y no discriminación son principios que emanan del sistema universal de
protección de los derechos humanos.
En esa área, a nivel nacional Uruguay, entre otras acciones, ha adoptado la Ley de Matrimonio
Igualitario y la Ley de Unión Concubinaria por las que se legalizo la convivencia y el
matrimonio entre personas del mismo sexo cualquiera sea su identidad, orientación u opción
sexual.
En el plano internacional, Uruguay ha ingresado recientemente al Core Group de defensa de los
derechos de los LGBTI en Nueva York, e! cual intenta priorizar en la agenda de Naciones
Unidas el fomento de la igualdad y lucha por eliminar la discriminacidn basada en orientación sexual e identidad de género.

En ese sentido, nos congratulamos de la organizacidn por parte del
grupo de la Reunidn Ministerial sobre los derechos de las personas LGBTIs.
Asimismo, es importante destacar que el viernes pasado rue adoptada en Ginebra en e! marco del
Consejo de Derechos Humanos la resolución sobre los Derechos Humanos, orientación sexual e
identidad de género de los LGBTIs, destacando la relevancia que el tema está tomando a nivel
internacional.

Dentro de este objetivo, se debe tener en cuenta también, el compromiso asumido por los
Estados para avanzar en materia de migración, realizando un esfuerzo común para unir
migración y desarrollo de manera complementaria, reconociendo que para que esto ocurra
es necesario mejorar la forma de direccionar y abordar el tema de los derechos humanos de los
migrantes, con especial énfasis en los derechos de las mujeres y niños.

Señor Presidente,
En el área de la salud, la comunidad internacional debe comprometerse a tomar medidas y
desarrollar políticas para reducir la mortalidad infantil, asegurar el máximo acceso a servicios de
salud sexual y reproductiva, reducción/eliminación de epidemias de SIDA, tuberculosis, ebola,
malaria, cacera y un sin fin de enfermedades que azotan diariamente a la humanidad,
especialmente en los países en desarrollo.
En este marco, también consideramos esencial que la comunidad internacional incremente sus
esfuerzos para hacer frente a la lucha contra las enfermedades no transmisibles, fomentando la
cooperación intemacional y la transferencia de tecnologia así como la toma de conciencia sobre
los efectos de las mismas en la población.
Es de especial preocupación el impacto de las enfermedades no transmisibles, dado que son la
principales causa de mortalidad en casi todas las regiones del mundo, cobrando la vida de cerca de
36 millones de personas cada año. El consumo de tabaco, la inactividad física, las dietas
malsanas y el uso nocivo del alcohol aumentan e! riesgo de la mayoría de las enfermedades no
transmisible o las causan directamente.
Cerca de 8 millones de personas fallecen cada año a causa del tabaco y se prevé  que esa cifra
continuará aumentando, por lo que resultan fundamentales las políticas nacionales de vida
saludable.
Asimismo, en la incansable búsqueda de respuestas efectivas de salud pública que respeten los
Derechos Humanos, Uruguay legalizo en el año 2013 la venta de cannabis, adoptando un modelo
alternativo de regulación para combatir e! narcotrafico y sus nefastas consecuencias en la
sociedad.
A través de esta política de salud, considerada necesariamente una pieza más del engranaje con
perspectiva de salud y de Derechos Humanos, se intenta evitar que los ciudadanos queden
expuestos a un mercado enemigo de todos, desconocido, peligroso y hostil, a la vez que se
pretende otorgar el control al Estado sobre espacios clandestinos marcados hasta ahora por la
criminalidad y la subcultura del delito.

Señor Presidente,
La seguridad alimentaria es parte central de la agenda de desarrollo del Uruguay. Estamos
convencidos de que la situación critica actual responde a causas estructurales, las cuales deben
ser resueltas colectivamente y de forma urgente. El hambre en el mundo no es un problema coyuntural sino estructural, no es una cuestidn
económica. Es el costo de la mala política. El costo de la mala política o de la falta de
política es la injusta distribución de la riqueza.

Una de cada ocho personas, muchas de ellas niños , sufren mal nutrición crónica.
Pero al mismo tiempo, la humanidad desperdicia más de la tercera parte de los alimentos del
mundo, que bastarían para resolver el problema del hambre, estimándo que entre e! 30% y
el 50% de los alimentos producidos anualmente en el mundo no llegan a ser consumidos por
las personas.

La situación empeora cada vez  más, debido a la degradación de la tierra, la creciente escasez de
agua y el cambio climático.
Para Uruguay la lucha contra el Cambio Climático es una prioridad, dado que golpea
despiadadamente a los más vulnerables. Uruguay busca dar respuestas integrales a
los problemas de mitigatorio y adaptación desde una perspectiva de lucha contra la
pobreza, lucha contra la iniquidad y lucha contra la exclusión.
En ese sentido Uruguay brega por que se tenga en cuenta la importancia de la eliminacidn de
uso de quimicos tdxicos en las cadenas de produccidn, teniendo en cuenta los efectos nocivos de
los quÿmicos y desechos en el plano de la salud.
La contaminación tóxica afecta a más de 200 millones de personas, lo que representa un
problema de salud a escala mundial; siendo los pobres los más afectados y vulnerables en un
ciclo implacablemente perverso que se retroalimenta.
Trabajando contra esta tan negativa tendencia, me es grato anunciar que nuestro país ha
ratificado la Convención de Minamata sobre el Mercurio; la cual es un logro relevante para la
comunidad internacional y quisiera instar a los países a ratificar e implementar la misma lo antes
posible.

Señor Presidente,
Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son tanto para los países desarrollados como para los
países en desarrollo, es por ello que entendemos que las diferencias existentes entre los países no
deben ser ignoradas
Existe una urgente necesidad de reforzar el desarrollo sostenible mediante una mayor
cooperación internacional, de conformidad con el principio establecido en el mandato de Rio+20,
de responsabilidades comunes pero diferenciadas y con el derecho soberano de los Estados sobre
sus recursos naturales.

Señor Presidente,
Para el logro del desarrollo sostenible global y universal, hay ciertos requisitos esenciales sin los
cuales los objetivos se vuelven irrealizables, tales como un sistema multilateral efectivo y una
gobernanza global eficiente, ya que representan una garantía para todos los países, sobre todo
para los países en desarrollo.
Es precisamente, por respeto al principio de igualdad jurídica de los Estados, que nuestro país
rechaza cualquier medida coercitiva unilateral o extraterritorial que contravenga las reglas del
Derecho Internacional y los principios de la Carta de las Naciones Unidas, cuyo ejemplo más
claro es el bloqueo injustamente impuesto contra la hermana República de Cuba, contra el cual
expresamos una vez más nuestro más firme rechazo.
Igualmente, Uruguay reclama en forma inequívoca que Cuba sea retirada de la lista de países
que amparan el terrorismo.

En el mismo sentido, Uruguay ha expresado la necesidad de poner fin a la especulación
financiera que representan los llamados “fondos buitres”o Es imprescindible que los países
puedan contar con una reestructuración de deuda soberana en condiciones previsibles,
inalterables, justas, sin que con e!lo se afecte el desarrollo y por ende el bienestar de los países y
sus pueblos.

Señor Presidente,
El Estado de Derecho es un componente insoslayable para la mejor gobemanza de la sociedad
internacional. Esto es particularmente necesario en los casos de países o regiones que se
encuentran saliendo de conflictos armados o de situaciones de prolongada inestable
Como una expresión más de su compromiso con la paz y seguridad internacional, Uruguay pone
al servicio de las Naciones Unidas valiosos recursos humanos y materiales en una actividad
emblemática de la Organización, desplegándose en distintos escenarios y cumpliendo mandatos
cada vez más complejos, como es el MINUSTAH en Haiti y MONUSCO en la República
Democrática del Congo donde nuestros peacekeepers vienen desarrollando tareas tendientes al mantenimiento de la paz y seguridad internacionales y a la protección de civiles.

El pasado viernes 26 de setiembre, en la Cumbre sobre Operaciones de Mantenimiento de la Paz

de las Naciones Unidas, varios países anunciaron nuevos compromisos con esas Operaciones,
entre los cuales Uruguay señalo que organizaría  en el primer semestre de 20!5, una Reunión
Regional! de Alto Nivel sobre Mantenimiento de la Paz dirigida a Latinoamérica y el Caribe.
Asimismo, deseo destacar también la importancia de la Declaración Conjunta de la Cumbre, ya
que no resalta la importancia de los apoyos prometidos, en un contexto en el cual las amenazas a la seguridad y los nuevos desafíos estén en permanente desarrollo, sino que reafirma

el rol vital de la Asamblea General, en particular del C34 que es el ámbito más democrático en el
cual se discute el mantenimiento de la paz, y del Consejo de Seguridad en revisar las
recomendaciones de la revisión estratégica emprendida por el Secretario General.

El compromiso del Uruguay con el fortalecimiento del sistema de las Naciones Unidas, la
indeclinable bandera de la lucha por !os derechos humanos, el mantenimiento de la paz y
seguridad internacionales y la protección de civiles en conflictos armados son precisamente
algunos de los elementos que nuestro país destaca en su candidatura para ocupar un puesto como
miembro no permanente del Consejo de Seguridad para el periodo 2016-2017, por segunda vez
en estos 69 años, luego de nuestra típica participación en 1965 – 1966.

Señor Presidente,
Respecto a la promoción y protección de los Derechos Humanos, me permito destacar que la
cooperación del Uruguay con el sistema internacional ha alcanzado sus niveles más elevados.
Nuestro país es parte de todos los instrumentos jurídicos relevantes en materia de Derechos
Humanos y Derecho Internacional Humanitario.
Desde diferentes posiciones, Uruguay ha impulsado el fortalecimiento de! sistema multilateral
de protección y defensa de los derechos humanos.
Nos hemos expresado con diligencia y sin titubeos, de forma clara y constructiva ante
situaciones de graves violaciones de los derechos humanos, limpieza étnica, crímenes de lesa
humanidad y crímenes de guerra.
Hemos realizado una rigurosa vigilancia de nuestros tratados y compromisos intemacionales en
materia de derechos humanos. En ese sentido, es importante mencionar que el país se encuentra
al día en la presentación de los informes a !os Organos de Tratados de Derechos Humanos.
Asimismo, hemos tenido revisiones orales de nuestros informes ante el Comité de la Tortura y
ante el Comité de Trabajadores Migrantes.
Por otra parte, Uruguay ha presentado su segundo Examen Periódico Universal (EPU), habiendo
aceptado todas las recomendaciones con excepción de una, y hemos presentado 44 compromisos
voluntarios sobre diversas temáticas.
Del mismo modo, Uruguay, en su tradicional posición de defender los derechos humanos y los
derechos del año, entendiendo que son indivisibles e independientes, expresa su profunda
satisfacción por la celebración de los 25 años sobre la suscripción de la Convención de los
derechos del año, y alienta a los PiMses a la implementación plena de la misma y adoptar sus tres
protocolos opcionales.

Señor Presidente,
Desde el año 2002 Uruguay es parte del Estampo de Roma y adopto una Ley que puede
considerarse como un modelo de cooperación con la Corte Penal Intencional en materia de
lucha contra el genocidio, !os crímenes de guerra y de lesa humanidad.
Uruguay ve con grave preocupación la situación en Siria, Libia, Gaza e Irak y reitera que el
conflicto solo puede tener una salida negociada.
Condenamos enérgicamente las graves violaciones de los derechos humanos y las libertades
fundamentales, así como todas las violaciones del derecho intencionalmente humanitario cometidas
contra la población civil en Siria, en particular las relativas a la utilización de armas químicas, as/
como su impacto devastador sobre la población civil.
Ante el creciente numero de refugiados y desplazados, que desborda los países vecinos de Siria,
asi como la falta de fondos intencionales para hacer frente a esta crisis humanitaria, Uruguay se
ha sumado a la lista de países que reciben refugiados sirios en sus territorios. Conjuntamente con
ACNUR, Uruguay trabaja en el re-asentamiento de las familias sirias refugiadas en Libano La
prioridad radica en lograr su pérfida inserción en la sociedad mediante el acceso a la vivienda, a la
educación y el trabajo.

Estamos viviendo un momento sumamente delicado que afecta a toda la Comunidad
Internacional, causado por la proliferación del numero de Combatientes Terroristas Extranjeros,
los cuales representan una grave amenaza para la paz y seguridad internacional, afectando
principalmente a las comunidades locales y a la población civil. Es por ello que Uruguay
considera que los Estados debemos desarrollar todas las herramientas necesarias para degradar
las capacidades de acción de !os terroristas, para contrarrestar el extremismo violento y evitar
que esto siga aumentando y reproduciéndose, yen ese sentido hemos patrocinado la
Resolución 2178 adoptada por el Consejo de Seguridad.
Sefior Presidente,

Uruguay deplora la violencia en todas sus formas, condena el bloqueo de Gaza y su impacto en
los derechos humanos de la población palestina, los ataques con cohetes y morteros desde la
Franja de Gaza contra la población israelí y las represalias israelíes contra la Franja de Gaza.

En ese sentido, Uruguay se encuentra dispuesto a apoyar la creación de una Fuerza Intencional
que permita la convivencia pacifica de ambas partes y el respeto a los derechos humanos,
especialmente de la población civil. A dicha Fuerza se la debería dotar de un mandato amplio.
Asimismo debe cesar la constricción de asentamientos israelíes en territorios ocupados Las
violaciones a los derechos humanos cometidas por ambas partes durante el conflicto, afectando
especialmente a mujeres y niños, son objeto del más profundo rechazo y condenado.

Sefior Presidente,

En mundo enfrenta grandes desafios, y la definicidn de una agenda de desarrollo global nos
permitirÿi avanzar hacia soluciones comunes y solidarias para un desarrollo mÿis justo e inclusivo,
donde los derechos de todos sean respetados y donde se ofrezcan soluciones iguales para iguales,
y respuestas diferenciadas para quienes, por su situacidn de vulnerabilidad, mils las necesiten sin
dejar a nadie excluido.
Nuestra guía debe ser trabajar para la construcción de sociedades residentes, así como la reducción de su exposición a eventos extremos relacionados con el clima y otros impacto y desastres económicos, sociales y ambientales.
Necesitamos una agenda que avance y construya sobre los objetivos alcanzados, sin retroceso  Una agenda que tome en cuenta las necesidades de los más vulnerables. Que apoye indefectiblemente la lucha contra la pobreza, que elimine el hambre y garantice que nadie muera, ni sufra por causas evitables

Citando al Presidente José Mujica:
“La codicia que tanto empuja al progreso material, técnico y científico, paradojalmente nos precipita a un abismo brumoso… Parece que las cosas toman autonomía y someten a los hombres° Por un lado u otro, sobran atisbos para vislumbrar el rumbo, pero es imposible
colectivizar grandes decisiones por el todo.

Concluyo Sro Presidente,
Cada vez que un derecho es vulnerado es nuestra responsabilidad de gobemantes liderar la lucha
por su recuperación y restitución; cada vez que no se hace justicia es nuestra omisión como
lideres no exigir la debida rendicidn de cuentas; cada dia en que reconocemos o extendemos un
nuevo derecho es nuestra obligacidn recordar a quienes atin no pueden ejercerlo. Y trabajar
incansablemente para ellos.
Muchas gracias

 

http://www.un.org/en/ga/69/meetings/gadebate/pdf/UY_es.pdf