Discurso del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ante la Asamblea General de la ONU

Señora Presidenta, queridos hermanos y hermanas de los distintos gobiernos representados en nuestra Organización de Naciones Unidas.

En primer lugar, siendo la primera vez que asisto en mi calidad de Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, quiero agradecer a la Asamblea General de Naciones Unidas, a todos sus gobiernos, a los distintos organismos del sistema de Naciones Unidas por el homenaje sentido que de manera simultánea se rindió en la sede de la ONU de Nueva York, de Ginebra y de otros lugares del mundo, al comandante Hugo Chávez, extraordinario ser humano que siempre levantó las banderas de la causa de la paz, de la igualdad, del respeto a nuestros pueblos; es lo primero que quiero transmitir sentidamente a nombre del pueblo de Venezuela. Y, recordarlo, invocarlo en su espíritu libertario, antiimperialista, de justicia.

Queridos representantes de los gobiernos del mundo, se ha debatido durante varias décadas, la necesidad de refundar la Organización de Naciones Unidas, lo recordaban en sus discursos los presidentes que han precedido mi palabra y en la mañana lo recordaban de manera muy sentida la presidenta Dilma Rousseff, la presidenta Cristina Fernández, el presidente Evo Morales, entre otros presidentes de nuestra América; la necesidad de hacer un proceso de reorientación, de ajuste y reajuste de todo el sistema de Naciones Unidas.

Son 70 años que cumple este sistema, de creado después, de finalizada la llamada Segunda Guerra Mundial, la segunda guerra que hubo en Europa y en algunos lugares del mundo, entre 1940 y 1945.

La Carta de Naciones Unidas, realmente es uno de los poemas más hermosos que podemos leer, se ha convertido realmente en un instrumento echado de lado, olvidado, que es violado de manera permanente en sus objetivos fundamentales. Las Naciones Unidas es una experiencia histórica de la humanidad, que viene a marcar un hito. Nunca antes, nunca antes la humanidad tuvo un centro de reunión para los asuntos de la paz, de la vida, para tramitar las soluciones a los conflictos, nunca antes en 7 mil años de civilización conocida.

Si revisamos la historia de la humanidad, es la historia de los imperios y la lucha perenne por repartirse las riquezas y los territorios del mundo, solamente es con la creación de este sistema en 1945 cuando se ve a lo lejos —viendo el futuro— una luz allá al final de un túnel largo de batallas, de guerras y de conflictos mundiales.

Nosotros reivindicamos la vigencia de Naciones Unidas por encima de cualquier crítica que se pueda hacer. Y sobre esa reivindicación y la importancia humana de que esta organización exista, es que nosotros insistimos en la necesidad de una transformación profunda, como dijera el comandante Hugo Chávez en varias oportunidades aquí mismo, en sus célebres discursos para defender la causa humana: “Hace falta una refundación democrática y profunda del sistema de Naciones Unidas.” Hace falta democratizar, como lo dijo el presidente Jacob Zuma, de Sudáfrica, nuestra hermana Sudáfrica, nuestra hermana África. Hace falta refundar el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ampliar.

Hoy por hoy el protagonismo de las regiones es muy distinto al que existía en 1945, es otro mundo, si Naciones Unidas nació para poder procesar los temas de la reconstrucción post guerra, y los temas de los conflictos que fueron surgiendo, hoy Naciones Unidas tiene que adaptarse a un mundo multipolar, multicéntrico, pluripolar, con nuevos actores en el mundo, con países y regiones emergentes que tienen voz propia, pensamiento propio, aspiraciones de ser respetados en este mundo.

Naciones Unidas tiene que adaptar sus organismos y someterse a la soberanía general de los pueblos del mundo que claman porque su voz tenga peso y sea respetada y se escuche; como lo hemos visto en los discursos del día de hoy que arranca esta 69 sesión de la Asamblea General.

Igualmente creemos en la necesidad de fortalecer la Secretaría General, como se ha hablado tantas veces, el peso político, institucional de la Secretaría General que nos represente a todos; una Secretaría General que sepa escuchar a todos, que busque fórmulas de paz y de solución de conflictos en el mundo. Igualmente creemos en la necesidad de reconfigurar el sistema de funcionamiento de la Asamblea General de Naciones Unidas, democratizarlo, darle un papel protagónico y permitir que este gran debate que se da en esta instancia de la Asamblea General pueda siempre llegar a buen puerto en los grandes temas del mundo.
Por eso creemos en la necesidad de construir una nueva organización de Naciones Unidas para la paz, para el nuevo mundo, para un mundo multipolar, donde no haya imperios que se quieran imponer y volver a los tiempos del mundo unipolar. Es una urgencia para el mundo, más allá de lo que piensen los funcionarios o no de los gobiernos aquí representados; tenemos ya otro mundo donde todos queremos hablar, pensar y decidir el destino en paz de nuestro país; hay un nuevo regionalismo que ha surgido. Ya para en la década finales de los 40 y 50 surgió la Unión Europea, una experiencia de nuevo regionalismo de Europa, que es muy halagada y admirada por muchos en el mundo.

Ya por allá en la década de los 70, 80 surgió la Unión Africana, extraordinario sistema de organización de nuestra hermana África, para tratar los asuntos del desarrollo, de la vida, de una de las más martirizadas regiones del mundo, nuestra madre África.
Ahora en el inicio de este siglo XXI América Latina ha tomado su parte, ha surgido en nuestra América Latina nuevas organizaciones. Nos disponemos el 14 de diciembre a conmemorar en La Habana, Cuba heroica, isla de nuestra Patria grande los 10 años de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de nuestra América, que modestamente ha venido ocupando un papel importante en la construcción de un nuevo modelo social, económico, en la defensa de las grandes causas como la de cambio climático, por ejemplo, 10 años ya cumple, es una joven que empieza ya a despuntar para el resto del siglo XXI. Igualmente Petrocaribe, hermanos de Petrocaribe presente, 18 estados, es uno de los proyectos, pido excusas si pueda sonar inmodesta esta expresión, pero Petrocaribe es uno de los proyectos que dibuja mejor lo que puede ser un nuevo mundo de paz, de justicia, de solidaridad, de cooperación, de complementariedad, Petrocaribe, sobre todo se lo digo a los poderosos del mundo, a los que manejan el capital, a los que manejan el poder económico, otro mundo es posible y lo estamos demostrando en nuestra América, el surgimiento de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, el nuevo regionalismo del sur fundada el 17 de abril del año 2007 con la participación del nuevo liderazgo de América Latina, allí estaba nuestro comandante Hugo Chávez, 17 de abril 2007, Unasur ya es un bloque muy interesante y muy importante que comienza a articularse con el resto del mundo que surge, recientemente hubo una reunión muy interesante e importante para el resto de los años que están de esta década entre la organización de los Brics, Brics, hay que nombrarlos aquí los Brics, la esperanza para el desarrollo con nuevos mecanismos en el mundo, los Brics y Unasur en Brasilia y decidimos compartir experiencias entre el anunciado Banco de los Brics y el creado Banco del Sur la nueva arquitectura financiera de este mundo que tiene que ir surgiendo del nuevo regionalismo; igualmente la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, queridos hermanos de América Latina y el Caribe que nació el 2 y 3 de diciembre del año 2011 allá en Caracas y se ha ido consolidando en las cumbres de Santiago de Chile, de La Habana y ahora de San José de Costa Rica en enero próximo, un nuevo regionalismo y América Latina se incorpora con optimismo en el nuevo regionalismo y en base a esa experiencia van surgiendo formas para ir al establecimiento de una hora de ruta para la refundación de la Organización de Naciones Unidas, que no quede en el aire, que no caiga al vacío de esta sala aquí en Nueva York el clamor general de ir a una refundación de la Organización de Naciones Unidas, busquemos los caminos, busquemos construir una hoja de ruta común de la humanidad, así lo necesitamos para afrontar las grandes causas que nos toca afrontar.

Señora Presidenta, la Organización de Naciones Unidas de manera consuetudinaria durante 22 años ha votado con una asistencia record por una causa que es la causa hoy no solamente de nuestra América sino es la causa de los gobiernos y pueblos de este mundo y se trata del rechazo al bloqueo económico contra nuestra hermana República de Cuba, anacronismo de la guerra fría como dijera aquí un Presidente que recién habló hace unos minutos, creo que el Presidente de Estonia, hablaba de los anacronismos de la guerra fría y los sistemas de persecución económica para imponer regimenes políticos, someter pueblos, nosotros queremos ratificar, la República Bolivariana de Venezuela cuanto daño se le ha hecho al pueblo de Cuba durante 50 años, presidente Barack Obama, cuándo va a llegar la oportunidad de que usted pase a la historia y levante de una vez y por todas el bloqueo criminal económico y la persecución que hay contra nuestra hermana Cuba.

Igualmente nuevas causas se suman a la lucha actual de nuestra región asumidas de manera unitarias, quiero reconocer como un gran avance la decisión tomada por esta organización, por esta asamblea general hace dos semanas de apoyo a la República Argentina, a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su lucha contra los mecanismos de saqueo financiero a través de los fondos buitre, nosotros queremos aportar todo nuestro mejor esfuerzo para que esta asamblea general, de acuerdo a la propuesta del G-77 + China logre en un tiempo prudencial y con la más alta eficacia y calidad posible redactar un documento que se transforme en un documento de obligatorio cumplimiento para las naciones representadas en esta organización para defendernos, sobre todo los países pobres del mundo, los países del sur contra las pretensiones de crear fondos buitres para apoderarse, saquear nuestras economías, pero además para imponernos condiciones de funcionamiento económico, político, institucional muy peligroso el surgimiento de estos mecanismos llamados fondos buitres y nosotros le ratificamos a nuestra hermana República Argentina toda la solidaridad del pueblo venezolano y me atrevo a decir, toda la solidaridad del pueblo de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y avancemos en esa histórica decisión por 124 votos que se decidió precisamente hace una semana.

También Venezuela suma su palabra, como lo hicimos en la Cumbre de La Habana, en la Celac, porque la Organización de Naciones Unidas apoye de manera más cálida, cercana si se pudiera decir y haga valer las decisiones que obligan a los Estados Unidos de Norteamérica, a pasar a ejecutar un plan de descolonización de Puerto Rico. Puerto Rico, ya ha sido decidido por la Comunidad de Estados Latinoamericanos, invitarlos a incorporarse porque Puerto Rico es Caribe, es América Latina, Puerto Rico es nuestro.
Y levanto nuestra voz para que suene en este recinto de Naciones Unidas, por la liberación de un hombre que seguramente muchos de ustedes escucharán por primera vez; el presidente Jacob Zuma de Sudáfrica nos habló de Madiba, el gran Madiba, Nelson Mandela, olvidado por décadas, por muchos de los que ahora tratan de reivindicarlo como que Madiba fuera representante de sus causas. Está bien, está bien; Nelson Mandela es la representación de la calidad humana, de la capacidad de resistencia que tienen los pueblos para lograr sus objetivos de justicia, de democracia, de paz.

Por eso yo quiero traer el nombre de un hombre que tiene ya casi 35 años preso, sometido a vejámenes, él y su familia, un hombre como no, nosotros, de América Latina, de nuestro caribe, un puertorriqueño, se trata de Oscar López Rivera, el preso más antiguo, el preso político más antiguo que hay hoy por hoy en el mundo y está en cárceles de los Estados Unidos; y nosotros exigimos su inmediata liberación, Oscar López Rivera, su único delito, su único pecado luchar por la independencia de su patria, defender su bandera hermosa de una estrella de dignidad, de nuestra hermana Puerto Rico.

Así que, son causas de nuestro tiempo histórico. Venezuela, ustedes saben, estamos haciendo una revolución popular, democrática, que empezó con un proceso constituyente impecable, por primera vez en la historia de nuestra patria, la Constitución de la República fue debatida con un pueblo y fue aprobada por referéndum, con la participación de la soberanía y el voto del pueblo venezolano; 1999. Y de allí en adelante, se ha desarrollado un proceso de liberación social, política, de superación de la pobreza.

Nos vamos a citar en el año 2015 a ver la agenda post-2015, el cumplimiento de los objetivos del milenio. Yo les puedo decir, en nuestra patria venezolana, en la Venezuela Bolivariana de nuestro comandante Chávez —afortunadamente— luego de un gran esfuerzo, Venezuela ha logrado prácticamente todos los objetivos del milenio.

Hemos logrado un estado de escolarización que pasa el 90 por ciento en todos los niveles de educación pública, gratuita, de calidad, desde el nivel primario, secundario, universitario. Hemos bajado la tasa de desempleo que estuvo por encima del 20 por ciento hace 15 años, a 5.5 por ciento al cierre del año pasado; desempleo.

Hemos cambiado las curvas y de un 60 por ciento de empleo precario, hoy tenemos un 60 por ciento de empleo protegido por la seguridad social y por remuneración justa y estabilidad laboral. Pudiera yo pasar aquí horas, refiriéndome al avance de los objetivos del milenio. Venezuela, ha asumido el rescate de su riqueza petrolera, saben ustedes que Venezuela posee certificado la reserva petrolera más grande de este planeta, allá en el Orinoco; hermosos campos del Orinoco. Allí nosotros tenemos la reserva más grande petrolera y por primera vez en 90 años el petróleo venezolano ha sido recuperado como recurso natural, palanca del desarrollo económico y social de nuestra patria.

Bueno, Venezuela ha tenido que soportar un acoso permanente, una conspiración permanente de las fuerzas imperiales y de fuerzas aliadas al imperio estadounidense, que ha pretendido una y otra vez socavar la democracia. Fueron responsables del golpe de Estado contra el comandante Chávez y luego de su partida física el 5 de marzo del año 2013, estas fuerzas han retomado su ritmo de acción, para dañar a nuestro país.

Yo digo desde aquí, y agradezco la solidaridad de los gobiernos del mundo, de los pueblos del mundo, con la Venezuela que lucha, con la Venezuela que resiste, no pudieron con el comandante Chávez, no podrán con nosotros y Venezuela va a seguir su camino, su rumbo de democracia, de Revolución, de independencia.

De dignidad con voz propia frente al mundo.

Señora presidenta, grandes problemas están siendo enfrentados hoy por hoy, uno como ustedes saben quizás, la más grande amenaza es el virus que ha surgido de la fiebre hemorrágica, el Ébola. Si este mundo y nuestro sistema de Naciones Unidas tuviera un poco más de racionalidad humana, estaríamos todos en este momento concentrados, en vez de estar mandando drones, misiles y bombas para destruir al pueblo de Gaza, o para bombardear a los pueblos de Irak y de Siria, deberíamos estar concentrados en aportar nuestro esfuerzo para enfrentar esa amenaza real.

Escuché al presidente de Chad anunciar que han decidido aportar 2 millones de dólares al fondo creado por el Ébola, para la investigación, para el trabajo. La República Bolivariana de Venezuela se suma decididamente con un aporte de 5 millones de dólares para todos los fondos que se están creando y apoyar a nuestra África, que es apoyar a los pueblos necesitados del mundo.

Fíjense, deberíamos estar discutiendo los informes científicos aquí y tomando decisiones; deberíamos estar concentrados en otro tema también de primer orden que es la supervivencia de nuestra especie en el Planeta, el cambio climático, como decía ayer con un poema de los indígenas de Suramérica, después de que ya no puedan envenenar más ríos, después de que se acaben los lagos envenenados; después de que no haya ni un pez para comer, entonces los poderosos del mundo tendrán que comerse su dinero. Se quieren crear fórmulas extrañas, cuando hay que reconocer que hay que hacer un esfuerzo extraordinario y declarar una emergencia del cambio climático, una emergencia climática, no solamente discursos, documentos, ofrecimientos generales.

Hay que recuperar la calidad del raciocinio humano de nuestra organización para fortalecerla y para poner en primer lugar —en la agenda— los verdaderos problemas comunes que nos afectan.

Hoy Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha tomado un conjunto de decisiones para combatir el terrorismo —estamos de acuerdo en combatir el terrorismo— lo venimos condenando desde hace más de un año y medio en el ALBA, porque yo pregunto aquí, nos duele bastante, mucho el asesinato de periodistas occidentales, repugnantes los métodos de estos grupos. Pero no nos duelo desde hace año y medio cuando eran capturados niñas y niños de escuelas en Siria por estos grupos terroristas y otros, y los degollaban, y degollaban mujeres en mezquitas. ¿No duele igual? ¿O es que la vida humana vale si es de un país y de un color, que si es de otro país y de otra región?

A nosotros nos duele la vida humana de la misma manera, y por eso hemos condenado el ataque terrorista sostenido por la OTAN y por aliados contra Siria durante año y medio para cambiar de régimen, y se los digo aquí, y lo decimos con la fuerza de la verdad que tenemos en nuestra alma de bolivariano y de chavista. Si el gobierno de Siria hubiera sido derrocado por estos ataques insensatos e imperiales, hoy en toda esa gran región de Siria, en Líbano, Irak, Jordania, hoy por hoy se hubiera establecido un poder en estos grupos terroristas. Duélale a quien le duela lo tenemos que decir, es el presidente Bashar Al Assad y el gobierno democrático y constitucional de Siria quien ha detenido a los terroristas y los ha sufrido, miles de muertos. Nosotros creemos que en vez de estar bombardeando y bombardeando en una lógica demencial, hay que hacer una gran alianza de paz contra el terrorismo, respetando la soberanía de las Naciones; respetando a los gobiernos soberanos de toda esa región. Solamente nos gustaría que la delegación de Estados Unidos tomara nota de esto y se lo transmitiera al presidente Obama. Solamente una alianza que respete la soberanía de estas naciones, el concurso de sus gobiernos, de sus pueblos y de sus Fuerzas Armadas derrotará de verdad al Estado islámico y a todas las fuerzas terroristas que han surgido como un Frankenstein, como un monstruo amamantado por el propio occidente.

No va a haber otra manera de derrotarlos con bombas que matan sobre todo a los inocentes, nunca matan a estos grupos armados, matan a los inocentes. Ya basta de tanto bombardeo y tanta muerte contra el hermano pueblo árabe de Irak.

Hay que convocar a los gobiernos soberanos de la República Islámica de Irán, de Irak, de Siria, del Líbano, de Jordania, de Egipto, de la región, y establecer una estrategia política, militar, cultural, comunicacional, integral, acompañada por el Consejo de Seguridad de la ONU, lo demás es demencial, lo demás es una locura; fíjense ustedes lo que denunciaba el Presidente de Chad, ¿qué se hizo con Libia?, ah, estimular el odio y un frente anti Khadafi, hay que acabar con Khadafi y ¿qué está pasando con Libia, ah? es un territorio de tráfico de armas, de explosivos de grupos, de bandas terroristas que controlan por pedazos y que han acabado con la historia hermosa de ese pueblo, nuestro hermano pueblo de Libia; es una carrera demencial a la violencia, más violencia, más terrorismo, un mundo más inseguro ha salido de la mano demencial de quienes dirigen y toman decisiones en estos organismos, estamos a tiempo, nosotros modestamente aportamos nuestra voz, nuestra propuesta y lo hacemos con amor, con verdadero amor, así como nos hemos solidarizado con el pueblo palestino y seguiremos solidarizándonos, el ALBA desde Venezuela ha abierto, como saben ustedes, un puente aéreo de apoyo logístico modestamente, alimentos, medicinas, frazadas, apoyo al pueblo de Palestina que sufrió hace muy poco una arremetida verdaderamente brutal, la paz, la paz total, nuestra organización debe refundarse para buscar entre todos la paz total, no es la amenaza del uso de la fuerza ni el uso de la fuerza, ni la conspiración interna para derrocar gobiernos como el que yo presido los que nos van a llevar a una paz estable, no, es el respeto al derecho internacional lo que nos va a llevar a una paz estable, a una seguridad total.

Por último señora Presidenta, quiero agradecer todo el apoyo de esta asamblea general, el próximo año 2015 Venezuela, por el apoyo de ustedes, asume la Presidencia del Movimiento de Países No Alineados, durante tres años asumimos la Presidencia del Movimiento de Países No Alineados y modesta y humildemente aspiramos verdaderamente a jugar un papel para motorizar, para dinamizar todo el proceso hacia la refundación de la Organización de Naciones Unidas, todo el proceso hacia la reconstitución de una agenda de prioridades mundiales donde todos tengamos voz, todos tengamos votos, donde nadie pretenda imponerse, así que dentro de un año serán bienvenidos, bienvenidas delegaciones del mundo a nuestra Caracas, a la cumbre histórica del Movimiento de Países No Alineados. Allí los esperamos, muchas gracias señora presidente, muchas gracias a todos y a todas.

Que Dios bendiga el mundo y nos dé la fuerza para seguir llevando paz y paz a nuestro pueblo.