Discurso del Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales Ayma, ante la Asamblea General de la ONU

Muchas gracias hermano Presidente de la Asamblea de las Naciones Unidas, hermanas y hermanos presentes, oyentes del mundo, la Madre Tierra agoniza azotada por la crisis ambiental, energética, climática, financiera y alimentaria, generada por un capitalismo inhumano y depredador que convierte la vida humana y la Madre Tierra en mercancías.

Hoy tenemos una gran oportunidad histórica para construir un nuevo mundo, diferente, debemos hacerlo sin retraso, la Agenda Post 2015 debe expresar ese mandato que la Madre Tierra y la humanidad nos exige.

Saludamos la propuesta del grupo del Tratado Abierto de las Naciones Unidas sobre los objetivos del desarrollo sostenible, que incorporan la propuesta de Bolivia y de los pueblos del mundo, sobre respeto por la Madre Tierra y la armonía con la naturaleza. No se trata de un simple enunciado político, es un compromiso compartido con todo el mundo, para cambiar nuestras visiones de desarrollo con una visión más integral y holística.

Proponemos al mundo el vivir bien en armonía con la Madre Tierra y la construcción de una cultura de la vida, de la complementariedad, de la solidaridad y la paz. Se ha perdido el respeto por la Madre Tierra, hoy se la comercializa y manipula con graves peligros para la vida. Ahora como en ningún otro tiempo, la premisa que el hombre se cree el amo y dueño de la naturaleza, es más cierta que nunca; el hombre alentado por el capitalismo ha convertido todo en un mercado, incluyendo la manipulación genética y la destrucción del ser humano.

La vida humana, natural y su felicidad, deben constituir la razón de ser de cualquier visión, enfoque o herramienta de desarrollo. Ninguna visión de desarrollo tiene sentido si no respeta ni fortalece la vida. El crecimiento económico por sí solo, no genera la realización de los derechos sociales y el vivir bien. El horizonte de igualdad, requiere de distribución de riqueza, empoderamiento económico y político de los pobres, los excluidos, los actores marginales, requiere fortalecimiento comunitario y construcción de sociedades solidarias y no de sociedades excluyentes, basadas en la acumulación de riqueza y gobernadas por el lucro, la codicia y la avaricia del mercado.

Conjuntamente con el G77+ China, debo manifestar la fundamental importancia de recuperar la soberanía de nuestros países y los pueblos sobre nuestros recursos naturales. Solamente a través de la recuperación del control de los recursos naturales, se podrá obtener mayores beneficios para nuestros pueblos, en particular para eliminar la pobreza, para invertir en la diversificación económica, la industrialización y en los programas sociales. Cada país tiene el derecho de decidir sus prioridades y estrategias de desarrollo, pero es importante que estas fortalezcan las funciones ambientales y los ecosistemas de la Madre Tierra, en el marco de la complementariedad y el apoyo mutuo entre los sistema productivos, las comunidades y la naturaleza.

Es vital lograr un equilibrio entre el derecho de la Madre Tierra, el derecho al desarrollo, los derechos de los pueblos indígenas, los derechos sociales, derechos colectivos, económicos y culturales, así como los derechos de los pobres a salir de la pobreza.
La complementariedad y el apoyo mutuo, son instrumentos para conservar nuestra Madre Tierra, no los incentivos mercantiles, en esto diferimos con los seguidores de la economía verde. Un tema importante a ser promovido en el marco de la Agenda Post 2015, es el derecho humano al agua, así como el derecho de la Madre Tierra a gozar del agua para generar y reproducir la vida.

Tres millones de personas viven hoy en día en áreas o regiones, donde la demanda del agua excede a la oferta y esta realidad se agrava con el transcurso de los años. Hacia el año 2030, la demanda de agua se habrá incrementado en 30% y el año 2050, cuatro millones de personas padecerá críticamente de escases de agua en el contexto del cambio climático.

Hermanas y hermanos, en Bolivia consecuentes con el desarrollo humano al gua y con nuestra Constitución, gracias al programa nacional denominado Mi Agua, ya se ha alcanzado las Metas el Milenio, incluso tres años antes de lo previsto. Declarar el derecho humano al agua, quiere decir prohibir su privatización, el agua es vida y no puede ser objeto de lucro ni mercantilismo. De igual manera, para resolver las graves inequidades sociales, es necesario que los servicios básicos como el agua, la electricidad, la telecomunicación, el saneamiento básico, además de la educación y la salud, sean un derecho humano fundamental. Tenemos aun una agenda pendiente para erradicar la pobreza y el hambre, pero para ello, debemos igualmente combatir las fuerzas despiadadas e inhumanas del capital y del mercado.

El poder omnipresente de los bancos usureros que lucran con el consumismo y el hambre, los llamados ‘fondos buitre’ son una expresión de ello, agentes de rapiña financiara que viven de la especulación, robando impunemente a los países en desarrollo, quitando el pan a los pobres, extorsionando y estafando, con la ayuda de los sistemas judiciales del capitalismo. Ellos ocasionaron la crisis financiera y lucraron con ella, debemos transformar profundamente las estructuras excluyentes de las instituciones financieras como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.

Esta medida debe ser parte de la transformación de la arquitectura financiera mundial; estos organismos no pueden estar gobernados solo por los países desarrollados, que a través de hábiles estrategias financieras, chantajean y oprimen a los países en desarrollo y en particular a los más pobres; a eso nosotros llamamos erradicar el colonialismo financiero. En el mundo todavía sigue existiendo una realidad insultante y abusiva, que es la de 1.300 millones de pobres, más de 800 millones de personas padecen de desnutrición crónica y también, las brechas que existen entre los ricos y los pobres.

Esto se debe a una desigual distribución de los ingresos, pero también a un acceso desigual y discriminador de la riqueza y a los medios y factores para vivir bien y a los servicios básicos. El incremento de personas con hambre en el mundo, se debe sin duda a esta crisis, si la crisis financiera no habría ocurrido hoy, habría 413 millones de hambrientos menos en el mundo, por ello es impensable la erradicación del hambre y la pobreza sin cambiar la arquitectura financiera internacional; la violencia de la guerra alimenta los más oscuros intereses como el control geopolítico de las grandes potencias y corporaciones, que promueven conflictos para asegurar sus intereses imperiales o neocoloniales, son los intereses económicos del capital que promueven hoy guerras neocoloniales.

Con el costo que demandan las campañas de guerra, la humanidad podría superarmucho de los problemas que enfrenta como el ébola, la tuberculosis, el SIDA o el dengue. Hemos sido testigos una vez más, de la crueldad y la barbarie de las acciones genocidas del Gobierno de Israel en contra de la población civil palestina, por ello hemos denunciado a Israel por violar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos universales, exigimos una investigación de los crímenes cometidos
por Israel en la Franja de Gaza.

El Estado Plurinacional de Bolivia, al igual que otros países latinoamericanos, comparte la profunda necesidad de que es necesario, reiterar la vigencia de las resoluciones de las Naciones Unidas que exigen el fin de la ocupación de los territorios palestinos y la construcción de un Estado independiente, dentro de las fronteras prevalecientes al 4 de junio de 1967 y por ello, reiteramos una vez más la necesidad de reconocer a Palestina como miembro pleno, de pleno derecho, en las Naciones Unidas.

Como Presidente del G77 + China, no puedo dejar de mencionar la importante conmemoración de los 50 años de la creación del Grupo de los 77, que se celebró los días 14 y 15 de junio del presente en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra – Bolivia. La Cumbre de jefes y jefas de Estado y de gobiernos del Grupo de los 77 + China, adoptó una declaración titulada “Por nuevo orden mundial para vivir bien”, que ratifica los principios de unidad, de complementariedad, de solidaridad y la construcción de un nuevo orden mundial que establezca un sistema más justo y democrático, en beneficio de nuestros pueblos.

Saludamos la Alianza Bolivariana por los Pueblos de Nuestra América, el Tratado de Comercio de los Pueblos, ALBA TCP, por cumplir 10 años de incansable labor en pos de la integración de los pueblos, que va más allá de los beneficios comerciales y que concentra sus esfuerzos en promover los valores de la cooperación solidaridad y complementariedad.

El ALBA TCP se ha consolidado en sus 10 años, como un actor importante en América Latina y el mundo. Desde marzo del año 2011, en Siria han muerto 150.000 personas y tres millones de personas huyeron como refugiados a países vecinos.
Bolivia comparte el criterio de que el futuro y el destino de Siria, deben ser determinados por el propio pueblo sirio, en el pleno ejercicio de su democracia, de conformidad con la carta de las Naciones Unidas.

Bolivia condena y rechaza la injerencia de los Estados Unidos de América en Irak, que ha provocado la actual crisis en este país, la guerra desatada en el 2003 contra Irak, desestabilizó a toda la región, se dijo que Irak poseía grandes cantidades de armas
destructivas y esa argucia, resultó siendo una de las mayores mentiras de la historia del imperialismo, en base a esta mentira, se ha destruido la convivencia pacífica entre grupos sociales étnicos y religiosos.

Esta situación ha ocasionado que un grupo terrorista denominado el Estado Islámico, ha puesto a Irak en una nueva situación de guerra que amenaza a toda la región.

Bolivia rechaza la violencia extrema con que este grupo terrorista viene actuando contra la sociedad civil y afirma con plena convicción, que nada justifica la violencia fratricida. La invasión a Irak sumada a otros hechos históricos, nos ha dejado la lección que donde interviene Estados Unidos de América deja destrucción, odio y miseria y muerte, pero también deja riqueza en manos de los que lucran con las guerras, las
transnacionales, la industria armamentista y las del petróleo.

Debemos erradicar, con la cultura de la paz, los fanatismos extremistas, pero también el “guerrillismo imperial” que promueve EE.UU., que ante la guerra amenaza con más guerra; la Organización de Naciones Unidas ha sido creada para construir y promover la paz y no para justificar las invasiones y las guerras.

Guerra contra guerra no es igual a paz, esa es una fórmula perversa, es la fórmula de la muerte y la confrontación sin fin, debemos resolver las causas estructurales de la guerra, la marginalidad, la pobreza, la ausencia de oportunidades, la expulsión cultural, política y social, la discriminación, la desigualdad, la usurpación y el despojo territorial,el capitalismo despiadado y la dictadura de los intereses transnacionales.

Todos los años escuchamos aquí del señor Obama su discurso de guerra, de soberbia y amenaza a los pueblos del mundo, ese también es un discurso de fanatismo extremista. El bloqueo comercial, económico y financiero del Gobierno de los EE.UU.
contra Cuba, es la principal herramienta de la política de los EE.UU., en su afán de destruir la revolución y restaurar su hegemonía sobre el territorio cubano; el bloqueo contra Cuba, es el sistema de sanciones unilaterales más injusto, severo y prolongado que se ha aplicado contra país alguno.

El bloqueo ya califica como un acto de genocidio, se debe poner de inmediato fin a este bloqueo colonial. Queremos expresar en esta Asamblea, el derecho histórico del pueblo boliviano sobre su acceso al mar, derecho pisoteado por una brutal invasión promovida por intereses empresariales, coloniales; la imposición colonial, la ausencia de democracia genuinamente participativa y los intereses de compañías foráneas, se interpusieron entre los pueblos boliviano y chileno, pueblos hermanos fueron conducidos a una guerra para favorecer a transnacionales.

Por ello hermanas y hermanos, con la convicción de país que cree y promueve la paz y convencido en la armonía de nuestras relaciones con todos nuestros vecinos, es que acudimos ante la Corte Internacional de Justicia, en busca de diálogo para resolver pacíficamente y de buena fe, una prolongada disputa sobre nuestro acceso soberano al Océano Pacífico.

Nuestra demanda no busca alterar el orden internacional de los límites y fronteras, como tampoco amenazar los tratados internacionales, tal cual pretende hacer creer el Gobierno de Chile, al contrario, Bolivia invoca al derecho internacional y sus principios, para resolver de manera concertada y de buena fe su acceso soberano al Océano Pacífico.

Haremos bien a nuestros pueblos, a nuestras nuevas generaciones, a la región y al mundo, concertando una solución efectiva y en paz para el acceso soberano de Bolivia al mar. Por ello, pido a todos los países del sistema de las Naciones Unidas en esta 69 Asamblea, que nos acompañen, no sólo a Bolivia, también a nuestro vecino Chile, en este desafío por la paz, la justicia y el derecho.

Hermanas y hermanos, debemos erradicar la violencia y la guerra, denunciar el “guerrillismo imperialista” de las potencias mundiales, que creen arrogantemente encarar los ideales de libertad, esas potencias imperiales que usando sus medios de comunicación manipulan las voluntades y las emociones de los pueblos, mienten y engañan impunemente, dividen y enfrentan naciones y comunidades, para promover
guerras, para controlar los recursos estratégicos y ponerlos al servicio de sus capitales extranjeros

Este es el Siglo de la paz, pero la paz con soberanía, con libertad de los pueblos y no con el libre mercado, este es el Siglo de los acuerdos de libertad para la vida y la paz y no de los acuerdos a libertad de comercio de la vida. No habrá armonía, si la arrogancia de los imperios y su colonialismo renovado, acosan, apresan y asesinan a los seres humanos, a las culturas y a los pueblos del mundo.

Hermanas y hermanos, el imperio de las finanzas, el imperio de los mercados, el imperio de la industria armamentista, deben sucumbir para dar paso a la sabiduría de la vida y la vida en armonía y la paz.

En resumen, quiero decirles con mucho respeto y admiración a todos ustedes, si queremos acabar con la pobreza, si queremos defender la vida y la Madre Tierra, no tenemos otro camino que acabar con el sistema capitalista y el pensamientoimperialista, para bien de la humanidad.

Muchas gracias.

http://www.comunicacion.gob.bo/sites/default/files/media/discursos/II.%2024%20-%2009%20-%202014%20TEXTO%20EDITADO%20PRESIDENTE%20EVO%20MORALES%2069%C2%BA%20PER%C3%8DODO%20DE%20SESIONES%20DE%20LA%20ASAMBLEA%20GENERAL%20DE%20LAS%20NACIONES%20UNIDAS%20-%20NUEVA%20YORK%20%E2%80%93%20EEUU.pdf