Griesa declara a Argentina “en desacato” y el Gobierno denuncia violación del derecho internacional

La decisión del juez de Nueva York Thomas Griesa, de declarar a la Argentina en desacato respecto de sus sentencias, tuvo una fuerte réplica del gobierno. A través de su cuenta en la red social Twitter, la presidenta Cristina Fernández aseguró que “el gobierno argentino reafirma su decisión de seguir ejerciendo la defensa de la soberanía nacional” al tiempo que reiteró lo expresado previamente por la Cancillería a través de un comunicado: “Griesa ostenta el triste record de ser el primer juez que declara un desacato contra un Estado Soberano por pagar una deuda luego de fracasar en su intento de obstruir la reestructuración de la deuda externa de la Argentina”, dijo la mandataria.

“La decisión del juez municipal Thomas Griesa de declarar en desacato a la República Argentina es violatoria del Derecho Internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos”, señaló la presidenta en sintonía con un comunicado de la cartera que dirige Héctor Timerman dado a conocer un par de horas después del fallo emitido en Nueva York. Además, aseguró que la sentencia “no tiene ningún efecto práctico” y reclamó al gobierno de Estados Unidos que se haga cargo de las decisiones de sus “órganos” estatales, al tiempo que reiteró el pedido para dirimir el pleito en términos políticos en la Corte Internacional de Justicia de La Haya.
En tanto, ayer se supo que desde hoy estarán a disposición de los bonistas el pago de los intereses que vencen por los bonos Par. Los fondos estarán depositados en la cuenta de Nación Fideicomisos en el Banco Central de la República Argentina (ver aparte).

La decisión de Griesa se veía venir desde ayer por la mañana. La conferencia de prensa de Timerman, en la que dio a conocer una carta crítica al proceso judicial firmada por la embajadora en Washington, Cecilia Nahón, y dirigida al secretario de Estado de EE UU, John Kerry, consolidó la sospecha de que el juez neoyorquino tomaría finalmente la determinación, que si bien respondía a una amenaza realizada por él mismo, en esta oportunidad daba curso al tercer pedido de declaración de desacato hecho por los fondos buitre que litigan contra la Argentina en su juzgado.

Las crónicas señalan que Griesa habló “fuerte y claro” al momento de explicar las razones de su decisión. Así, señaló que Argentina “tomó y está tomando” pasos, “en un intento por evadir partes críticas” de su fallo del 23 de febrero de 2012, que ordenó al país no efectuar pagos a los bonistas reestructurados si no abonaba también a los fondos buitre una suma cercana a 1300 millones de dólares.

Asimismo, el magistrado consideró que Argentina, al votar la Ley de Pago Soberano, tomó pasos “ilegales” al “desplazar” al agente fiduciario Bank of New York Mellon (BoNY), al “mover los asuntos sobre los bonos a Argentina, lejos de los Estados Unidos” y al “realizar pagos de intereses a los tenedores de bonos reestructurados sin reconocer” las obligaciones para con los holdouts. En ese escenario, dijo el magistrado, “la Corte sostiene y falla que esos pasos son ilegales y no pueden ser llevados adelante”.

Un dato es que Griesa rechazó, por el momento, las sanciones solicitadas por los fondos buitre, de 50 mil dólares diarios, en tanto no cumpla su fallo de más de dos años y medio atrás que determina el cobro del ciento por ciento de sus acreencias plasmadas en los bonos en default que no ingresaron a los canjes de deuda de 2005 y 2010. El tribunal “se reservará la decisión” sobre la aplicación de sanciones “para futuros procedimientos”, concluyó el magistrado. Este hecho fue entendido en algunos círculos como una demostración de que la sentencia de ayer era sólo figurativa y que constituía un elemento de presión política sobre el país para forzarlo a aceptar condiciones de pago a los buitres que hoy los funcionarios argentinos rechazan.

La audiencia duró poco más de una hora. Además de Griesa, expusieron el abogado de NML Capital, Robert Cohen, y el letrado representante de Argentina, Carmine Boccuzzi.
El otro aspecto que no pasó desapercibido entre los analistas es que Griesa llamó a la audiencia luego de habilitar al Citigroup a pagar unos 5 millones de dólares en bonos emitidos originalmente bajo legislación argentina, en lo que representó un guiño hacia una posición contraria a la de los fondos buitre.

En una conferencia de prensa matinal, Timerman había asegurado que según las convenciones internacionales “en ningún caso” puede darse curso a “las medidas de apremio solicitadas por los buitres, sostener lo contrario atentaría contra las formas más básicas de convivencia internacional”. Además de la carta dirigida a  Kerry, Timerman dio a conocer una notas enviada al juez Griesa titulada “Memorándum de la República Argentina en oposición a la solicitud de los demandantes de declarar a la Argentina en desacato civil e imponer sanciones”. «

Hoy se realiza el pago de intereses vía nación fideicomisos

El Banco Central efectuará hoy el primer pago de un vencimiento de deuda por alrededor de 170 millones de dólares a través de la cuenta fiduciaria del Banco de la Nación en el Banco Central de la República Argentina, según la Ley de Pago Soberano recientemente aprobada.

El pago corresponde al bono Par de los canjes de deuda 2005 y 2010, y el monto total puede variar porque de ese total hay pagos en euros y yenes, que dependen de la paridad con el dólar de esas monedas. Además, se estima que desde las cuentas de Nación Fideicomisos partirán los fondos para cancelar los intereses de los bonos que el juez Thomas Griesa ya autorizó, como es el pago de unos 5 millones de dólares a través del Citibank destinados a tenedores de bonos bajo ley argentina.

Según el artículo 9 de la Ley de Pago Soberano se creó una cuenta denominada “Fondo de pago soberano de deuda pendiente de Canje”, que será una cuenta especial de Nación Fideicomisos SA en el BCRA.

En octubre la Argentina debe pagar otros 85 millones de dólares, en noviembre 207 millones y en diciembre 852 millones de dólares, más los compromisos fijados en pesos para esos meses.

Esa cuenta remplazará como agente fiduciario al Banco de Nueva York, y en ella se depositará el dinero que les corresponde a los bonistas y así abrirles la posibilidad de que soliciten su giro desde Buenos Aires.

La ley fue ideada por el gobierno para evitar nuevos bloqueos por parte del juez Griesa, que ayer declaró en desacato a la Argentina, y entre sus argumentos figuró la creación de esta norma que modifica el domicilio de pago a los bonistas.

La norma incorporó a Francia como segunda plaza de pago, para los tenedores de títulos de la deuda con residencia en Europa.

Tiempo Argentino

 

Qué significa “ingresar en desacato”

El juez de Nueva York que viene actuando en favor de los holdouts, Thomas Griesa, finalmente declaró a nuestro país en “desacato” por no haberle pagado1.600 millones de dólares a los fondos buitre.

El concepto de desacato se utiliza en el idioma judicial de los Estados Unidos como una forma de obligar a cumplir con una orden de la propia justicia norteamericana.

Hasta el momento no hay registro de antecedentes de que un juez, utilizando la legislación de su país, aplique la figura del desacato a otra nación. Según algunas voces, se trata de una violación de la soberanía de un Estado, en este caso el Argentino.

Dentro de los fueros civiles o penales, la pena de desobediencia o desacato abre la posibilidad de que si el afectado es un particular pueda recibir sanciones económicas y hasta la cárcel. En el caso de la justicia civil, la norma estadounidense puede comprender la prisión con penas de entre 6 meses y cuatro años.

“Un disparate jurídico”

Por su parte, el experto en Derecho Financiero de Harvard, Sebastián Soler, afirmó que es un “disparate jurídico”, ya que “la facultad de un juez estadounidense de imponer su voluntad a un país extranjero está limitada y los supuestos específicos que contempla la inmunidad soberana de ese país, no permite forzar el pago de multas por desacato”.

En declaraciones a Radio Nacional, precisó que también sería “insostenible diplomáticamente” ya que “el propio gobierno de los Estados Unidos expresó en casos similares anteriores que imponer una multa por desacato constituye una ofensa a la dignidad y soberanía del país extranjero que afectaría adversamente las relaciones diplomáticas de ese país con la comunidad internacional”.

En tercer lugar, afirmó que una medida de Griesa en ese sentido es “un disparate práctico”ya que “no tendría ningún impacto real porque no tendría forma de hacer efectiva la multa por carecer de facultades para embargar bienes de la Argentina”.

Para Soler “la Argentina enfrenta un fallo que, además de injusto, es de cumplimento imposible y como corresponde el gobierno defiende el interés de todos los argentinos resistiendo esa pretensión”.

“Se complica acceder al crédito”

En tanto, en diálogo con INFOnews, el especialista en economía política Julio Gambina consideró que con el fallo “se va enmarañando la situación” y que, a partir de ahora, “se complica la reinserción del país en el mercado financiero mundial” así como “acceder al crédito”.

Asimismo, aseveró que “después del discurso que dio Cristina Fernández ante la ONU, corresponde declarar la suspensión de los pagos” de deuda.

En relación al vencimiento de este mes ante los holdouts, Gambina remarcó que “para que se pueda cobrar eso tiene que haber canje de deuda”.

“Un nuevo mecanismo de apriete”

Por su parte, Hernán Letcher, integrante del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), afirmó a INFOnews que “el accionar de Griesa ya no sorprende; luego de las aberraciones jurídicas que ya conocemos (pari passu, posibilidad de administrar el stay entregado a los buitres, mediador claramente a favor de una de las partes) y frente a la imposibilidad de embargar, ahora intenta un nuevo mecanismo de apriete”.

Según el especialista, esto “confirma la estrecha relación de Griesa con los fondos buitres y apuntala la estrategia de perseguir a nuestro país condicionando el cumplimiento de sus obligaciones”.

“En lo inmediato, esta decisión no implica ningún efecto concreto. Pero volverá a ser utilizado por los buitres externos e internos como herramientas para generar incertidumbre y preocupación en la sociedad argentina”, consideró.

En el mismo sentido, Letcher señaló que “los buitres internos intentarán correr el rumbo del Gobierno” porque “necesitan que Cristina ceda a las presiones y pague lo que Griesa quiere. Necesitan que la Argentina vuelva a endeudarse”.

 Apenas tres antecedentes históricos

La figura del desacato implica una sanción civil y su imposición a un Estado soberano no registra demasiados antecedentes históricos, tan sólo tres contando el caso argentino. En 2004, un juez de EE UU declaró en desacato a la República del Congo, cuando este país no aceptó pagar un juicio ganado por un fondo de inversión tras su declaración en cesación de pagos.

Otro episodio tuvo lugar en 2013, cuando otro juez neoyorquino sancionó a Rusia por no devolverle a un museo judío un conjunto de manuscritos antiguos robados por tropas de la Unión Soviética durante la Segunda Guerra Mundial. En ambos casos, el gobierno de EE UU intervino a favor de los países declarados en desacato.

InfoNews

 

Nuevo fallo del Juez Griesa violatorio del derecho internacional

La decisión del Juez municipal Thomas Griesa de declarar en desacato a la República Argentina es violatoria del derecho internacional, de la Carta de las Naciones Unidas y de la Carta de la Organización de los Estados Americanos. Todos estos instrumentos establecen que los Estados Unidos de América como Estado es el único responsable por las acciones de cualquiera de sus órganos, como la reciente decisión de su Poder Judicial.

Los argumentos legales que sustentan esta posición fueron debidamente expuestos en la nota que la Embajadora Cecilia Nahón le envió al Secretario de Estado John Kerry en el día de hoy y que fueran difundidos por esta Cancillería.

La decisión del Juez Griesa no tiene ningún efecto práctico salvo proveer de nuevos elementos que sirvan a la difamante campaña política y mediática llevada adelante por los fondos buitre contra la Argentina.

Griesa ostenta el triste record de ser el primer juez que declara un desacato contra un Estado Soberano por pagar una deuda, luego de fracasar en su intento de obstruir la restructuración de la deuda externa de la Argentina.

El gobierno argentino reafirma su decisión de seguir ejerciendo la defensa de la soberanía nacional y de solicitar al gobierno de los Estados Unidos de América que acepte la jurisdicción de la Corte Internacional de Justicia para dirimir esta controversia entre ambos países.

Cancillería argentina

 

Carta de la Cancillería argentina al secretario de Estado de EEUU

http://mrecic.gov.ar/userfiles/nota_a_kerry_en_espanol.pdf