El Salvador: apelan prisión domiciliaria de expresidente Flores, acusado de corrupción

En televisora internacional, ex presidente alega que “no se benefició” de los fondos donados por Taiwán en su mandato

Fuentes judiciales confirmaron hoy la apelación por parte de la Fiscalía General de la República (FGR) a la decisión del juzgado Primero de Instrucción de San Salvador de dictar arresto domiciliar al ex presidente Francisco Flores, acusado de enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia a particulares.

A la salida de la audiencia especial de revisión de medidas a Flores, quien se presentó sorpresivamente al juzgado el viernes pasado, la Fiscalía mostró inconformidad con el fallo. El fiscal del caso, Tobías Menjivar, anunció que esperaría a conocer el fallo escrito.

La apelación será tramitada ante la Cámara Primera de lo Penal, que contará con diez días hábiles para resolver si ratifica lo resuelto por el Juzgado Primero de Instrucción o si lo revoca y ordena la detención del ex mandatario.

El viernes pasado el ex mandatario se presentó a al juzgado donde manifestó su disposición a rendir una declaración indagatoria, al final de la cual el juez Levis Italmir Orellana resolvió ordenar el arresto domicilia, por considerar que ese mero acto demuestra su intención de permanecer en el país durante todo el proceso judicial

Las instituciones que se mostraron querellantes en el caso, como Iniciativa Social para la Democracia (ISD) y la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD), mostraron su intención de apelar la decisión del juez Orellana, la cual consideraron como violatoria del debido proceso.

En conferencia de prensa, las organizaciones explicaron que de acuerdo al artículo 330 del Código Penal, la detención provisional contra un imputado procede cuando el imputado no comparezca sin razón legítima a su primera citación o cada vez que el tribunal lo estime necesario.

Flores, quien desde hace cuatro meses era buscado con difusión roja por Interpol, no acudió a la audiencia inicial del caso, el cual pasó a Instrucción con la orden de la jueza de paz de decretar la detención provisional y la orden de captura al ex presidente.

Desde el viernes, el ex gobernante pasa recluido en su residencia de la colonia San Benito, custodiado por elementos policiales que trabajan en base a turnos y adonde se han abocado diversas concentraciones que protestan sobre los hechos que se le incriminan.

El ex presidente Mauricio Funes dio pie a la investigación contra Flores, luego de divulgar que 10 millones de dólares donados por Taiwán entre 2002 y 2003 en cheques endosados a su nombre, no entraron a las arcas del Estado y se les habría perdido la pista en un banco en las Bahamas.

A partir de esto, una comisión legislativa retomó las indagaciones y en un primer reporte concluyó que existe un faltante de al menos 75 millones de dólares en cooperación taiwanesa enviada durante el mandato de Flores.

Todos esos señalamientos fueron negados por Flores durante una entrevista concedida a la televisora internacional CNN, desde su casa. En ella alega que no se vio beneficiado de los donativos de Taiwán y que decidió llegar al juzgado para comprobar su “inocencia”.

Además sostuvo que todo este tiempo en que fue buscado por Interpol, permaneció en El Salvador. El ministro de Justicia y Seguridad, Benito Lara, señaló que el ex gobernante no actuó solo y que alguien pudo haberlo ocultado durante este tiempo.

http://www.contrapunto.com.sv/nacionales/politica/fgr-apela-arresto-domiciliar-dictado-a-francisco-flores