El Salvador firma con EEUU segundo “mega-préstamo” para impulsar el desarrollo económico

El Salvador y Estados Unidos rubricarán hoy el segundo convenio de donación de la Corporación del Reto del Milenio, conocido como Fomilenio II, que contribuirá a los planes de desarrollo de esta nación centroamericana, según plantea el Gobierno.

El presidente Salvador Sánchez Cerén participará como testigo de honor en la firma de este paquete de ayuda que tendrá lugar en el salón Monseñor Romero en la casa Presidencial.

El Ministerio de Relaciones Exteriores había informado la semana pasada de una conversación vía telefónica entre la directora ejecutiva de MCC, Dana Hyde, y el presidente Sánchez Cerén, durante la cual se anunció que ya estaban listas las condiciones para concluir el acuerdo.

Según la cancillería, el mandatario agradeció este paquete de ayuda que permitirá al gobierno salvadoreño disponer de 277 millones de dólares para contribuir al fortalecimiento del desarrollo económico del país. Se empleará con una contrapartida adicional de 88,2 millones de la parte salvadoreña en tres proyectos: Clima de Inversiones, Capital Humano (mejoramiento de la calidad en educación) e Infraestructura Logística.

Sánchez Cerén, en entrevista con Prensa Latina expresó su satisfacción por la inminente firma del Fomilenio II.

Este programa de ayuda está dirigido a contribuir al crecimiento económico, a mejorar los niveles de educación y de salud, dijo el dignatario.

Entre las proyecciones estratégicas del Gobierno están el desarrollo de toda la zona marítimo-costera, del turismo, ampliar los niveles educativos en esas áreas del litoral en las que influye el Fomilenio II, señaló.

El compromiso con el Gobierno anterior en relación con este segundo paquete era que se firmara en el mes de junio, pero hubo que hacer un lobby permanente hasta que finalmente la administración estadounidense anunció su visto bueno, enfatizó el presidente.

“No es un desembolso inmediato, es en el largo plazo que tiene sus parámetros evaluativos pues según se vayan cumpliendo ciertos indicadores así se irán haciendo los desembolsos”, aclaró.

El gobierno de Sánchez Cerén tiene entre sus principales objetivos trabajar por el desarrollo económico del país para reducir la pobreza y elevar la calidad de vida de la población, sobre todo de aquellos sectores que históricamente han sido los más desposeídos.

Prensa Latina

FOMILENIO II iniciará en primera mitad de 2015

Estados Unidos liberará un total de $10 millones después de firmar el convenio para establecer las condiciones adecuadas. Hay compromisos adquiridos que concluirán antes de la ejecución.

Las primeras obras que se desarrollarán con FOMILENIO II podrían iniciar después del segundo trimestre de 2015, según los cálculos del equipo encargado de la ejecución en el país.

La firma entre el Gobierno de Estados Unidos (EUA), que donará $277 millones, y el Gobierno de El Salvador, que aportará $88.2 millones, está programada para el lunes 30 de septiembre.

Después de esa fecha viene la aprobación en la Asamblea Legislativa de El Salvador y luego, una etapa de preparación, que podría concluir en la primera mitad de 2015.

La agencia gubernamental estadounidense que trabajará directamente con FOMILENIO II es la Corporación Reto del Milenio (MCC, siglas en inglés). Jonathan Brooks, director de Operaciones para Europa, Asia y Latinoamérica de MCC, dijo ayer que después de la firma oficial “proceden medidas que ambas partes debemos completar” antes de que el convenio esté vigente.

Salomé Martínez, coordinadora del equipo formulador de FOMILENIO II por el Gobierno, explicó que estas medidas podrían tomar de seis meses a nueve meses, después del 30 de septiembre. Es así que todos los proyectos respaldados por el convenio iniciarán, por lo menos, después de marzo y a más tardar después de junio.

“Hay ciertas condiciones mínimas que hay que tener para comenzar a implementar”, dijo Martínez. Este período de adaptación es el último puente que se cruzará hasta llegar a la esperada ejecución de los proyectos.

Martínez y Brooks explicaron que aún falta terminar estudios previos, crear la institucionalidad para la ejecución y, en consecuencia, contratar el personal.

Para este periodo intermedio, el Gobierno de Estados Unidos aprobó el primer desembolso de los $277 millones. “Aquí inmediatamente se desembolsarán $10 millones para poder empezar los trabajos de la oficina y de la estructura que va a ser FOMILENIO (II). Eso se hará inmediatamente después de la firma”, anunció Mari Carmen Aponte, embajadora de EUA en El Salvador.

Uso y origen de los fondos

Brooks reiteró que el país tiene un período “máximo e inflexible” de cinco años, a partir de la entrada en vigor (no desde el 30 de septiembre) para desarrollar todo lo que implica FOMILENIO II.

Los fondos se pondrán a disposición de los ejecutores según el plan que se afinará en los próximos meses y según se registren avances en cada uno de los tres componentes sobre los que se fundamenta el convenio: Capital Humano ($115.7 millones entre EUA y El Salvador), Clima de Inversión ($92.4 millones) e Infraestructura y Logística ($125.3 millones). La embajadora advirtió que los proyectos “van poco a poco”.

En tanto, Martínez explicó que han avanzado ya con varios estudios “que de todos modos teníamos que hacer”. Los referidos estudios están vinculados al mercado de energía, los Asocios Público-Privados (APP), la tramitología, los motivos del fracaso escolar, la infraestructura escolar. Martínez incluso mencionó que ya seleccionaron empresas para la construcción de las carreteras que respaldará el proyecto, ubicadas en La Libertad, La Paz y Usulután.

Hay otros estudios pendientes como los que abordan la formación de los maestros, los análisis de valor por dinero previos los primeros APP del país, el diseño de una importante vía en oriente y además la selección de iniciativas privadas que recibirán los beneficios del programa Apuesta por InversionES (API).

Los $88.2 millones que aportará el Gobierno salvadoreño estarán dentro de un presupuesto extraordinario y programado para los cinco años. Es por este motivo que se solicitará su aprobación en la Asamblea Legislativa como una ley especial y se presentará junto al convenio firmado y la ley para crear la institución ejecutora.

Martínez aclaró que los préstamos que se estudian para su aprobación en la Asamblea Legislativa en función de las iniciativas de FOMILENIO II “es complementario del Gobierno, pero no es parte del convenio”.

Finalmente, Brooks explicó que los últimos cambios que se pretenden hacer en la Ley de Lavado de Dinero (ver nota secundaria) son para “fortalecer las enmiendas” que se hicieron con anterioridad.

“Seguiremos colaborando con El Salvador para darle seguimiento a los acuerdos logrados durante el último año”, comentó Brooks, como el caso de compra de semillas para los paquetes agrícolas. Sobre esa actividad, el director enfatizó que se debe desarrollar una licitación “transparente y abierta”.

La Prensa Gráfica