En Cumbre, presidentes de la Alianza del Pacífico defienden el “carácter no político” del bloque

Los países de la Alianza del Pacífico -Colombia, Chile, México y Perú- defendieron hoy el carácter “no político, sino pragmático y realista” de un grupo que quiere seguir apostando por un “crecimiento económico sano”.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet; el mandatario de Perú, Ollanta Humala; el de México, Enrique Peña Nieto, y el de Colombia, Juan Manuel Santos, unieron hoy fuerzas durante el “Foro Bloomberg sobre Latinoamérica” invitados por el exalcalde de Nueva York Michael Bloomberg.

El político y empresario definió a los latinoamericanos como “la gente que está moviendo los mercados y sacudiendo al mundo” y dio paso a la intervención de los cuatro gobernantes para exaltar los beneficios de esta alianza forjada el 6 de junio de 2012.

Con 237 millones de potenciales consumidores y con una unión de economías valorada en 2,2 billones de dólares, la Alianza destacó hoy la estabilidad democrática, la seguridad para la inversión y la abundancia de recursos naturales de sus países miembros.

Pese a que Santos exclamó al terminar la conferencia que “si alguien tiene mucho afán de invertir puede invertir en Colombia ya”, fue la prudencia y la llamada a una inversión con repercusión positiva para la población local lo que imperó en este encuentro.

“El crecimiento económico no es un objetivo es sí mismo, es un mecanismo para el desarrollo”, dijo Bachelet, que insistió en la necesidad de “lograr un reparto más equitativo de nuestras sociedades”, pues Latinoamérica sigue siendo “el lugar con más desigualdad del mundo”.

Una vez más, los países miembros de la Alianza Pacífico se definieron como “un bloque integrador” que es compatible con el Mercosur, aunque con un menor componente político.

“No es un bloque político, es un bloque pragmático”, dijo Humala, que espera que con el Mercosur se llegue a “algo más que un acuerdo arancelario”. “Espero que en algún momento podamos llegar a un punto de entendimiento”, añadió.

Además, aseguró que estos cuatro países han creado “un espacio donde las inversiones van a tener una rentabilidad y una garantía de que la ley se cumple”.

Peña Nieto, por su parte, definió la Alianza del Pacífico como “países abiertos que sustentamos mucho el desarrollo de nuestras economías en el comercio exterior”, que además están realizado “cambios estructurales, para crecer en los derechos sociales y en el fortalecimientos de nuestras instituciones democráticas”.

Sin embargo, cuando todos coincidieron en ser “realistas”, no negaron que en los últimos dos años se ha producido una desaceleración en sus economías.

“Desde hace un par de años la economía de nuestra región ha tenido un proceso de desaceleración que ha significado que las tasas de crecimientos son menores a las que nos gustarían y a las que se habían estimado años atrás”, admitió Bachelet.

“No significa recesión. Están creciendo pero más lentamente”, sentenció la mandataria chilena.

La Tercera

 

Nuevos países ingresarían a la Alianza del Pacífico

En el marco de una cumbre de la Alianza del Pacífico, que se dio con los mandatarios de los países que la componen, el presidente de Perú, Ollanta Humalla, confirmó que varios países de los 32 que ingresaron como observadores, podrían ingresar en los próximos días a formar parte de este grupo.
Durante el encuentro que se dio en la cadena Bloomberg, el jefe de Estado hizo un llamado a sus homólogos de México, Chile y Colombia, afirmando que se debe promover el ingreso de nuevos miembros a este grupo del que aseguró “no es un bloque político”.
“Creo que tenemos la responsabilidad de los países fundadores de crear los espacios para que ellos se vinculen a la Alianza del Pacífico, yo creo que en el corto o máximo el mediano plazo más países van a ingresar a este bloque”, anunció el presidente de Perú.
Durante el encuentro el presidente colombiano, Juan Manuel Santos afirmó destacó que “en el caso de la economía colombiana, nosotros hemos creído y compartimos ese criterio con la Alianza del Pacífico, que es lo que nos hace fuertes o lo que nos hace relativamente más fuertes”.
Los países coincidieron en que la Alianza ha fortalecido sus economías y anunciaron el estudio de nuevos proyectos que permitirán mejorar áreas comerciales como hotelería, turismo o finanzas.