Rep. Dominicana: ex nuncio arrestado en el Vaticano será juzgado a finales de año

El juicio contra el exnuncio en República Dominicana Josef Wesolowski por presuntos abusos sexuales a menores y posesión de material con pornografía infantil, comenzará previsiblemente a finales de este año o comienzos de 2015, informó ayer el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Este proceso penal precisa de una “comprensible discreción”, Lombardi, al día siguiente de que se conociera la detención del exnuncio, que se encuentra bajo arresto domiciliario.

El exnuncio, de 66 años de edad y de nacionalidad polaca, fue puesto el martes bajo arresto domiciliario tras ordenarlo el papa Francisco en una decisión sin precedentes y con el objetivo de evitar “la contaminación de pruebas” y su posible fuga.

Ahora afrontará un proceso penal en el que el promotor (fiscal vaticano), Gian Piero Milano, le investigará por los cargos de pederastia y de posesión de material con pornografía infantil mediante pruebas suministradas por la Congregación de la Doctrina de la Fe y por la República Dominicana, refirió Lombardi.

Respecto a los plazos, Lombardi señaló que el fiscal vaticano aún debe concluir la investigación e interrogar al imputado para después solicitar el envío a juicio de este caso, algo que podría producirse a finales de este año o inicios del siguiente.

Este proceso se desarrollará según las normas en vigor previas de la reforma penal del 2013, ya que esta carece de efecto retroactivo y los delitos por los que se le investiga fueron presuntamente cometidos con anterioridad a dicho cambio legislativo en la Santa Sede.

De acuerdo con la legislación precedente, el portavoz explicó que el acusado podría ser condenado a 6 o 7 años de prisión.

Por el momento, según explicó el portavoz, el exnuncio está siendo asistido por un abogado de oficio, si bien podrá nombrar a uno de su confianza.

Paralelamente, el exnuncio ya ha sido condenado en un proceso canónico instruido por la Congregación para la Doctrina de la Fe y por el que fue reducido al estado laical en primera instancia.

Ante esta sentencia, Wesolowski ha presentado un recurso que deberá afrontar próximamente.

Este caso, que le ha llevado a convertirse en el primer obispo bajo arresto en el Vaticano, estalló tras un reportaje emitido en un canal de televisión dominicano en el que se aseguraba que Wesolowski supuestamente pagaba por mantener relaciones sexuales con menores en el país.

Tras la emisión de este programa, el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez informó de que había comunicado directamente al papa Francisco las denuncias sobre Wesolowski y calificó el asunto de “sumamente grave”.

Por esta razón, el acusado fue destituido como diplomático de la Santa Sede en agosto del 2013.

Con esta decisión, el Papa ha salido al paso de las voces que criticaban a la Santa Sede por la libertad de la que gozaba el exnuncio, que regresó a Roma -donde ha vivido en libertad- para evitar un eventual proceso en la República Dominicana.

Listin

Juicio contra Wesolowski sería este año; enfrenta prisión de 6 a 7 años

l Ministerio Público y varios sacerdotes del país expresan satisfacción por el arresto de Wesolowski quien podría ser juzgado a finales de este año o principios del 2015 por abuso sexual contra menores de edad.Francisco Domínguez Brito expresó que para el Ministerio Público es un acto de justicia la restricción de libertad de manera domiciliaria que se ha ordenado en el Vaticano contra Jozef Wesolowski, acusado de abusar sexualmente de varios menores de edad en el país mientras estuvo en el ejercicio de sus funciones como nuncio apostólico.

“Es de un gran significado, un acto de justicia que nos llena de satisfacción, que en ese caso, la colaboración del Estado Vaticano y el Estado dominicano haya permitido que verdaderamente podamos obtener sanción en ese caso”, refirió Domínguez Brito.

Espera que una vez concluya el juicio de fondo “las sanciones sean al menos similares a las de las República Dominicana”.

Indicó que “de ser necesario habrá presencia del Ministerio Público en cualquiera de los escenarios, tanto en este como en cualquier otro caso, como el de Polonia (el caso del padre Gil) que también son casos juzgados fuera del país”, ya que hay un equipo que ha trabajado todo ese proceso.

Destacó que remitieron al Vaticano todas las documentaciones y las pruebas recopiladas en el caso y que también mediante el sistema de justicia del Vaticano, “un juez de la instrucción recolectó las pruebas y ya habrá un juicio contradictorio de acuerdo a las normas de derecho, que esperamos también que haya una sanción de lugar”.

Será juzgado pronto

Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, a finales de este año o a principios del 2015 iniciará el juicio contra el exnuncio Josef Wesolowski.
Lombardi explicó que el imputado de 66 años de edad, podría ser condenado a 6 o 7 años de prisión. Destacó que este está siendo asistido por un abogado de oficio.

Reacción de sacerdotes

El obispo de la diócesis de La Vega, monseñor Antonio Camilo, indicó que con el arresto de quien fue el representante del Vaticano en el país, el papa Francisco está enviando un mensaje muy claro y por lo tanto espera que el ex nuncio apostólico sea juzgado adecuadamente como establece la justicia. “El papa Francisco tiene mucha razón y lo que esperamos es que el Señor lo siga iluminando y se siga cumpliendo de acuerdo a la justicia, la paz y el amor”, indicó.

Frankeliz Acevedo, párroco de la iglesia Nuestra Señora de Las Mercedes, indicó que la acción es un ejemplo para la comunidad eclesiástica porque la Iglesia nunca ha estado de acuerdo con los abusos.

El padre Rogelio Cruz dijo que con las acciones que ha tomado el papa Francisco la Iglesia “va por un camino lúcido” donde hay “cero tolerancia” a esos hechos, por lo que se debe enfrentar el problema, sin importar que sea el representante del Papa el que haya faltado.

Refirió que el error que cometieron las autoridades fue que cuando detectaron los casos de pederastia no actuaron como debía, sino que lo trasladaron de un lugar a otro, en referencia a lo ocurrido con el sacerdote Juan Manuel de Jesús Mota (Padre Johnny) y del exnuncio Wesolowski.

Entiende que como Iglesia, al trasladarlos de un lugar a otro, lo que hicieron fue mover el problema a otra parte, por lo que esos religiosos no fueron tratados de la manera correcta. Sostuvo, además, que la Iglesia debe crear programas de asistencia psicológica a los curas y a los jóvenes, con miras a apoyar además a las personas afectadas.

Un tribunal del Vaticano ordenó la apertura a juicio contra el ciudadano Polaco luego de que le fuera quitada la inmunidad diplomática y se le apartara del clero apostólico. Wesolowski estaría siendo investigado por hechos similares que habría cometido en otros países.

El Caribe