Movimiento campesino centroamericano se reunió en Honduras para fijar su posición sobre la sequia

Ante la crisis alimentaria y climática en la región, el Movimiento Campesino Centroamericano se reunió de emergencia en Tegucigalpa, para fijar su posición sobre la grave situación que atraviesan estos países, especialmente Honduras.

El encuentro se desarrolló el domingo 31 de agosto y lunes 1 de septiembre en las instalaciones de Vía Campesina, situadas en la colonia Alameda de Tegucigalpa, donde emitieron un comunicado conjunto sobre la difícil situación del agro y el movimiento campesino en la región.

Después de dar a conocer a los medios de comunicación el desfase alimenticio y climático, los dirigentes campesinos aseguraron que no desmayarán en su lucha por lograr que este problema sea resuelto, ante ello le hicieron un llamado a la comunidad internacional.

COMUNICADO CONJUNTO

El comunicado señala que el efecto del cambio climático y la falta de prevención de los gobiernos neoliberales, en los últimos 20 años, ha venido a agravar la crisis alimentaria en toda la región centroamericana, al grado que hoy se reportan pérdidas de toda la cosecha de primera, por lo cual más de tres millones de familias productoras están en quiebra y desabastecidas, cuyos efectos inmediatos son incremento de la pobreza y la desnutrición, migración acelerada, deserción escolar masiva, incremento del costo de la vida por los altos precios de los productos alimentarios, entre otras.

La ausencia de estrategias para la soberanía alimentaria tiene en abandono la producción campesina, los créditos, la asistencia técnica y la diversificación productiva, y en el abandono a los pequeños productores de café, donde sus cultivos están siendo afectados por la roya, agudizando el desempleo y desnutrición de los trabajadores, especialmente rurales.

El documento agrega que esta crisis climática no es de orden coyuntural, sino estructural, que amenaza a la región con profundizar su vulnerabilidad alimentaria y climática con efectos negativos permanentes.

El Movimiento Campesino reitera el llamado a los gobiernos de la región y a los organismos internacionales, especialmente al SICA, la FAO y el Fida para que convoquen a una cumbre centroamericana para tratar el problema alimentario y climático de manera urgente, con participación de los sectores campesinos, pequeños productores y productoras, y pueblos originarios. (EB)

DATOS

A pesar que El Salvador solo posee 20,742 kilómetros cuadrados, el año pasado produjo 23 millones de quintales de maíz.

Sin embargo, Honduras mide 112,492 kilómetros cuadrados y únicamente cosechó entre 12 y 14 millones de quintales en el mismo año.

El gobierno de Honduras presta al 7.5 por ciento de interés para el sector agrícola de forma general. Mientras que Nicaragua presta sin ningún interés para el cultivo de alimentos y cobra el 7 por ciento para otros cultivos.

Periódico La Tribuna, Honduras