Jefe del equipo negociador del Gobierno colombiano denuncia espionaje en Diálogos de Paz

¿Quién ‘chuzó’ las comunicaciones de De la Calle?

Este sábado Humberto de La Calle, el jefe del equipo negociador en La Habana, denunció que infiltraron sus comunicaciones electrónicas en los últimos días, una acción que consideró un “sabotaje al proceso de paz”.

De la Calle afirmó que en hechos recientes intervinieron en al menos 17 ocasiones su computador y sus correos personales. Esto despierta una pregunta entre los colombianos: ¿quién ‘chuzó’ al negociador del gobierno en el proceso de paz?

Se trata de un aspecto mayor porque pocas veces los delegados del gobierno hablan públicamente de lo que sucede en Colombia y exponen sus preocupaciones al respecto.

“No sólo pueden conocer la información que manejo, sino que tienen la capacidad de enviar mensajes a mi nombre que jamás he escrito”, aseguró, basado en los informes que le entregaron este viernes.

Aunque De La Calle no especificó qué autoridades hicieron la investigación, en Colombia el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, explicó que fue la policía la que identificó “algunos elementos que permiten expresar las preocupaciones que el doctor De la Calle ha mencionado”.

Su celular también habría sido ‘chuzado’. “Siguen apareciendo cuentas y perfiles falsos en redes sociales que jamás he abierto”, dijo De la Calle.

Él se dio cuenta porque empezaron a llegar mensajes extraños. La Policía le hizo seguimiento a todo : su iPad, su computador personal, su celular, etcétera.

El jefe del equipo negociador se lamentó de lo sucedido y calificó como “inadmisible” que esto suceda no sólo para “buscar lo que públicamente ya es conocido, sino para sabotear el proceso”.

Uno de los primeros en rechazar estas acciones fue el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien afirmó que era “inaceptable” que cualquier ciudadano, especialmente los negociadores de paz en La Habana, sean víctimas de un “intento de abuso a la vida privada”.

Para el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, el informe de la Dipol es una prueba fehaciente de que el proceso de paz ha sido filtrado. “Es una confirmación más de que los enemigos de la paz que están dispuestos a hacer lo que sea con tal de frustrar el anhelo de los colombianos”, aclaró.

Las FARC esperan que este “repudiable episodio” no se extienda a los demás negociadores de la mesa en La Habana y le manifestaron su solidaridad a De la Calle. Acto seguido, afirmaron que les inquieta que el gobierno deje entrever “la precariedad de la seguridad nacional”. “No deja de extrañar que tras varios meses de haberse conocido el escandaloso episodio Andrómeda, la Fiscalía General de la Nación no haya producido los resultados esperados por la opinión pública, y que nuevos sucesos de la misma índole, se sigan dando con tanta desfachatez y facilidad”, dijeron en un comunicado.

El senador de La U Armando Benedetti piensa similar a Cristo al hablar de un “saboteo” a los diálogos en La Habana pero va más allá y sostiene que “generalmente hay miembros del Estado y hasta miembros de la Fuerza Pública” implicados en las ‘chuzadas’. Así lo afirmó para El Tiempo.

Estas declaraciones estarían relacionadas con lo revelado en febrero pasado por Semana.com sobre la existencia de una fachada desde donde habrían ‘chuzado’ las comunicaciones de varios representantes del gobierno, entre ellos De la Calle y el alto comisionado para la paz, Sergio Jaramillo.

En ese mismo momento, se conoció que la ‘sala gris’, una de las salas de interceptación del Ejército, fue cerrada por la Fiscalía. La razón tendría que ver con el hecho de que en ese lugar, entre otros, se habrían efectuado escuchas ilegales a gran variedad de personas, entre las que habría civiles, miembros de la fuerza pública, incluidos oficiales de alto rango del propio Ejército y otras fuerzas.

Semana

 

Las Farc repudian las “chuzadas” al jefe negociador del Gobierno

En un comunicado la guerrilla de las Farc, a través de sus delegados en la mesa de diálogos en La Habana, insisten que las interceptaciones a Humberto De la Calle no es más que la clara evidencia de intereses oscuros que quieren entorpecer el proceso de paz, las conversaciones. Rechazan las interceptaciones y expresan apoyo a De la Calle.

Dicen que es preocupante que sea el propio gobierno quien se encuentra vulnerable a los ataques informáticos y van más allá al criticar la actuación de la Fiscalía que tras meses de conocerse el caso Andrómeda no hayan presentado resultados al respecto.

Insisten que este nuevo hecho de interceptaciones debe ser tomado con seriedad, sin mayores dilaciones, porque dicen que si eso pasa con los delegados del gobierno, no se pueden imaginar lo que pasa con los de esa guerrilla.

Caracol