Los 13 candidatos a la Alcaldía de Lima debatieron a una semana de los comicios

El último debate entre los 13 candidatos a la Alcaldía de Lima estuvo cargado de dardos. Los cuestionamientos se centraron en los aspirantes que ocupan los cuatro primeros lugares de las encuestas. El evento se efectuó en el hotel Westin de San Isidro y fue organizado por el Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

Luis Castañeda Lossio fue el encargado de iniciar las exposiciones. Durante su discurso sostuvo que “la autoestima será un aspecto fundamental en nuestra gestión”. Además, anunció que construirá cinco Hospitales de la Solidaridad y colocará semáforos inteligentes en 2 mil intersecciones de la ciudad, donde también habrá cámaras para combatir la inseguridad.

Durante el enfrentamiento que tuvo con el aprista Enrique Cornejo en el segundo bloque, Castañeda Lossio no respondió al cuestionamiento a su propuesta de crear un monorriel en el mismo trazo de la Línea 6 del Metro de Lima. “Cada oferta, cada propuesta que hacemos, la vamos a cumplir”, expresó.

Susana Villarán le respondió a Castañeda Lossio respecto a que en su gestión no se han hecho obras, y enumeró cada uno de los proyectos que ha llevado a cabo. Indicó que “esas mentiras las han repetido las mafias” y que “estamos haciendo más obras que la gestión anterior”. “Nadie dice las obras que hemos hecho porque las mafias nos callan”, refirió.

En otro momento, durante la confrontación que tuvo con Fernán Altuve (Vamos Perú), la alcaldesa defendió al gerente de la Caja Metropolitana, José Miguel Castro, y sostuvo que si no fuera de su entera confianza y no supiera que está alejado de la corrupción, no lo mantendría en el cargo.

Por su parte, Enrique Cornejo (Apra) indicó que “el corazón” de la reforma del transporte es el Metro de Lima y todas sus líneas operativas, y sostuvo que una de las metas de su gestión es llegar desde Ancón hasta Habich, en San Martín de Porres, en 35 minutos durante la hora punta. Expresó que combatirá a los traficantes de tierras y que convertirá a Lima en “la capital de América de Sur”.

Culminado el debate, Cornejo sostuvo que el gran perdedor del mismo fue Luis Castañeda Lossio, porque no dio respuesta a la pregunta que le formuló sobre el monorriel. Además, mostró su optimismo en que, luego de este debate, los electores voten por la mejor propuesta para Lima que, según dijo, es la suya.

A su turno, Jaime Zea (PPC) indicó que “sueño con una ciudad sin corruptelas” y con autoridades “que no solo digan que son honestas sino que lo sean”, en clara alusión a Susana Villarán.

La candidata más incisiva fue Nora Bonifaz (Somos Perú). En su intervención dijo que si Luis Castañeda sale elegido sucederá un caso similar al de Comunicore y él no se dará cuenta. Lo acusó de valerse de “ciertas artes” para salir bien librado de este problema. Además, disparó contra Villarán y Salvador Heresi, recordándoles las investigaciones que tienen.

Guillermo Arteta (Alianza Para el Progreso), sin embargo, sostuvo que no es bueno atacar a otros postulantes, sino más bien dar propuestas. “Se debe hacer política pura y transparente”, dijo, tras ofrecer un plan para personas con discapacidad.

Por su parte, Salvador Heresi (Perú Patria Segura) anunció que hará “reformas de los corredores viales” de Lima y que construirá 12 puentes de integración sobre los ríos de la capital, además de 25 vías de tránsito rápidas. “Haremos de Lima la mejor ciudad de Sudamérica”, aseveró.

Felipe Castillo (Siempre Unidos) recordó las promesas de los políticos para aplicar la pena de muerte y la castración para los violadores. A manera de crítica hacia Luis Castañeda, aseguró que en su gestión se “hipotecó el peaje de Lima” por 30 años a empresas brasileñas.

Por otro lado, el candidato de Fuerza Popular, Alberto Sánchez-Aizcorbe, dijo que se debe controlar el consumo de alcohol en los bares y cantinas para reducir la inseguridad. Concentró sus propuestas en seguridad en el hecho de que el exgeneral de Policía Marco Miyashiro será su teniente alcalde y en que creará cuatro parques-bibliotecas por año.

Álex Gonzales (Democracia Directa) repitió su propuesta de poner drones en la ciudad para combatir la delincuencia y afirmó ser el candidato de los fonavistas. Además, puso la cuota de humor a la polémica cuando, tras escuchar el plan de Mieses sobre el apoyo a los emprendedores, anunció que lo nombrará como gerente de Desarrollo Social cuando sea elegido alcalde.

El candidato de Vamos Perú, Fernán Altuve, empezó su exposición refiriéndose a la prevención para combatir la delincuencia, y propuso poner juzgados de paz en las comisarías, además de unificar el transporte y darle un canon a Lima para que haya mayor presupuesto.

El aspirante de Acción Popular, Edmundo del Águila, sostuvo durante su intervención que “hace 32 años Lima no tiene una planificación”, y dijo que si sale elegido hará una planificación de Lima “de forma correcta y ordenada”.

Sobre la reforma del transporte, dijo estar de acuerdo y tener el equipo técnico para mejorarla. Finalmente, anunció que integrará a 100 mil vigilantes para que contribuyan al resguardo de las calles en colaboración con la Policía Nacional y el serenazgo.

De otro lado, Moisés Mieses (Partido Humanista) se refirió nuevamente a la importancia de los comerciantes y los emprendedores, y manifestó que ha creado ‘La Casa del Emprendedor’, la cual ayuda a estas personas y les da asesorías. Además, señaló que donará su sueldo a los comités de vaso de leche si es elegido burgomaestre.

Perú 21