México: siguen buscando a 57 estudiantes desaparecidos y piden juicio a gobernador

El titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Iñaki Blanco Cabrera, informó –sin precisar– que personal de la dependencia busca en tres sitios a 57 estudiantes normalistas desparecidos desde la noche del viernes y madrugada del sábado en Iguala, luego de que fueron perseguidos y baleados por policías municipales, con un saldo de siete muertos y al menos 25 lesionados.

Informó asimismo que 16 agentes dieron positivo en la prueba de radizonato de sodio (para confirmar si accionaron sus armas). Dijo que se determina su situación jurídica y este martes se informará a cuántos se les fincará responsabilidad por los hechos. ‘‘No hay justificación alguna para que hayan hecho uso de armas de fuego’’, apuntó.

Por lo pronto, a las 17:25 horas de este lunes los 22 policías de Iguala detenidos por los hechos violentos en esa localidad fueron trasladados por agentes ministeriales de la sede de la PGJE en el puerto de Acapulco al Centro de Reinserción Social, acusados del delito de homicidio calificado.

En conferencia de prensa en el Instituto Guerrerense de la Cultura, el procurador Blanco Cabrera dijo que se constató un excesivo uso de la fuerza pública e incumplimiento de los protocolos de seguridad para disuadir manifestaciones. Puntualizó que hay evidencia de que los normalistas utilizaron piedras para agredir a los uniformados.

Subrayó que ‘‘existen elementos’’ para fincar responsabilidades a los policías de Iguala detenidos por el delito de desaparición forzada. Blanco Cabrera indicó que los estudiantes identificaron a varios de sus agresores, y para precisar la indagatoria se vincularán las declaraciones con pruebas de balística de los 22 policías detenidos.

Acompañado por el secretario general de Gobierno, Jesús Martínez Garnelo, el fiscal reportó que la dependencia a su cargo cuenta con videos en los que aparecen, la noche del viernes, agentes municipales en una patrulla, acompañados por civiles. Agregó que se investigan versiones de que normalistas estuvieron en separos de la policía local.

Mencionó que durante los hechos en Iguala se observó en las cámaras de vigilancia a hombres vestidos de negro y encapuchados que se transportaban en camionetas negras. ‘‘Pudiera tratarse de delincuencia organizada, pero no tenemos los elementos para acreditarlo’’, anotó.

El procurador guerrerense reportó que el secretario de seguridad pública de Iguala, Felipe Flores Velázquez, ya rindió declaración, y que será llamado a declarar el alcalde José Luis Abarca Velázquez.

En cuanto al ataque contra el camión que trasladaba a los integrantes del equipo de futbol de la tercera división Avispones de Chilpancingo (en el punto conocido como Santa Teresa), en el que murieron el jugador David Josué García Evangelista, de 14 años de edad, y el chofer del autobús, Víctor Manuel Lugo Ortiz, indicó que ‘‘pudo ser una confusión’’.

Recalcó que en esta agresión ‘‘no se advirtió a personas uniformadas o patrullas’’. En el lugar, añadió, se localizaron 71 casquillos de armas de fuego que presuntamente portaban civiles encapuchados y vestidos de negro, según las declaraciones recabadas.

Mencionó que se indaga la operación de un grupo armado en un sitio cercano a Iguala, en el kilómetro 176 de la carretera federal Iguala-Chilpancingo, y en Mezcala, el cual perpetró diversos asaltos carreteros, por lo que el ataque a los deportistas podría no estar vinculado con la agresión contra normalistas de Ayotzinapa.

Además de García Evangelista y Lugo Ortiz murieron los estudiantes Daniel Solís Gallardo, originario de Zihuatanejo; Julio César Mondragón, de la ciudad de México; Aldo Gutiérrez Solano, de Ayutla, a quien se le decretó muerte cerebral y sus padres tomaron la decisión de que le fuera desconectado el respirador artificial; Blanca Montiel Sánchez, quien se trasladaba en un taxi, y un joven cuyo cuerpo permanece en el Servicio Médico Forense de la ciudad de Chilpacingo sin ser todavía identificado.

Mientras tanto, permanecen tres alumnos hospitalizados: Édgar Andrés Vargas, Fernando Marín Benítez y Jonathan Maldonado Hernández.

Varían cifras de quienes no aparecen

Aunque la PGJE dio a conocer una lista de 57 normalistas desaparecidos, Bardomiano Martínez Astudillo, subdirector académico de la Normal Rural de Ayotzinapa, reportó en una entrevista radiofónica que ellos han contabilizado 56.

Por separado, Vidulfo Rosales, abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, manifestó que hasta hoy ‘‘sólo se tienen los datos cotejados de 55 desaparecidos; había una confusión de que eran 57, pero uno está lesionado, y en otro caso estaba repetido un nombre’’.

La Jornada

 

Miles demandan en Chilpancingo juicio político al gobernador Aguirre Rivero

Poco más de 3 mil personas, entre estudiantes normalistas, miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), campesinos y padres de familia marcharon la mañana de ayer (lunes) por las principales calles de Chilpancingo, hasta las instalaciones del Congreso estatal, para exigir se aplique juicio político al gobernador Ángel Aguirre Rivero y al presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez.

Los manifestantes responsabilizaron al mandatario y al edil de las muertes de tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa ocurridas el viernes pasado, y de la desaparición de al menos 55 alumnos.

Después de realizar un mitin ante el recinto legislativo, integrantes de la Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM) rompieron cristales de la entrada y de la biblioteca. La violencia duró alrededor de 10 minutos sin que el personal de seguridad interviniera. Posteriormente, los contingentes se dirigieron a las instalaciones de la Normal de Ayotzinapa.

Durante la marcha, el maestro normalista Jesús Almazán informó que las nueve normales públicas del estado de Guerrero realizaron un paro de labores durante 24 horas, como resultado de ‘‘un acuerdo tomado por las bases del magisterio y los estudiantes en demanda de castigo a los responsables del asesinato de los estudiantes de la normal’’.

Por la tarde, unos 150 estudiantes de la Escuela Superior de Educación Física de Acapulco marcharon desde la Unidad Deportiva, en la colonia Progreso del puerto, donde se encuentran sus instalaciones, hacia la glorieta de La Diana, en la zona Dorada, donde llegaron alrededor de las 19:30 horas. Ahí demandaron esclarecimiento y justicia para los hechos de violencia ocurridos en el municipio de Iguala entre la noche del viernes y la madrugada del sábado.

Asimismo, alrededor de mil personas marcharon por la noche en Chilpancingo con velas para exigir a los gobiernos federal y estatal que se haga justicia a los normalistas asesinados el viernes pasado, al igual que al joven futbolista David Josué García Evangelista, quien murió ese mismo día, y para las otras dos víctimas de la agresión armada en Iguala.

Estudiantes de cuatro estados

Entre los inconformes figuraron estudiantes del Frente Único de Normales Públicas del Estado de Guerrero y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación. Al mitin, realizado en el zócalo de la capital guerrerense, arribaron cientos de normalistas provenientes de Aguascalientes, Chihuahua, Morelos y Michoacán, afiliados a la FECSM.

A su vez, el Movimiento Magisterial del estado de Morelos condenó en Cuernavaca que policías municipales de Iguala asesinaran a tres estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, y exigieron que, junto con los policías, se castigue por omisión al alcalde perredista José Luis Abarca y al gobernador del mismo partido, Ángel Heladio Aguirre Rivero.

La Jornada