Misión comercial de Puerto Rico busca estrechar vínculos económicos con Costa Rica

Puerto Rico participa esta semana en una misión comercial en Costa Rica, país con el que, según sus gobernantes, tiene en común mucho más que la habitual confusión de los nombres de sus capitales entre extranjeros y con el que trata de estrechar lazos.

“Es cierto que muchas veces la gente confunde nuestros nombres: Puerto Rico con Costa Rica, y San Juan con San José. Y es que yo creo que además de los nombres, tenemos muchas cosas en común”, dijo a Efe la cónsul costarricense en la capital puertorriqueña, Andrea Arroyo Mora.

Esta semana, una veintena de empresas puertorriqueñas participan en San José en la Misión Comercial de Compradores 2014 (BTM, por sus siglas en inglés), promovida por la Promotora del Comercio de Costa Rica que pondrá en contacto a más de 200 firmas extranjeras con unas 300 costarricenses.

“Desde Puerto Rico viajan principalmente empresarios interesados en traer productos frescos, aunque también hay empresas aeroespaciales e incluso un distribuidor de muebles costarricenses en la isla que busca ampliar su cartera de productos”, explicó Arroyo en una entrevista con Efe.

Esta misión tiene lugar después de que hace unos días el secretario de Estado de Puerto Rico, David Bernier, se reuniera en Costa Rica con la segunda vicepresidenta de ese país, Ana Helena Chacón.

En entrevista con Efe, Bernier explicó que “hay mucho terreno por avanzar para que ambos crezcamos”, aunque Puerto Rico importa de Costa Rica cinco veces más de lo que le vende (125 contra 25 millones de dólares en 2013, según el Instituto de Estadísticas de Puerto Rico).

Estos avances en las relaciones comerciales se vieron impulsados a raíz de que en marzo Costa Rica reabriera su Consulado en Puerto Rico, tras cinco años.

“Creo firmemente que, al contrario de lo que a veces se oye, los puertorriqueños tienen espíritu emprendedor”, defendió Arroyo, que en una reciente visita con responsables de la Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica dijo comprobar que los empresarios “están muy positivos, pese a que no es una situación fácil la que atraviesa” la isla.

En su opinión, “son también conscientes de que si no hacen un esfuerzo, no van a salir adelante”, lo que explica su interés por estrechar lazos con Costa Rica.

Otras vías de colaboración abiertas son las relacionadas con el intercambio de experiencia y buenas prácticas en ámbitos como agricultura, construcción, educación, seguridad alimentaria y turismo.

“Ya ha habido reuniones con Agricultura para tratar asuntos de la seguridad alimentaria”, explicó la cónsul de un país que hace tres décadas apostó por un agroturismo que ha logrado cambiar su imagen internacional y agregó que Puerto Rico tiene todo lo necesario para replicar.

“En los años 70, un 25 % del país estaba desforestado y hoy somos un país verde, con el 5 % de la biodiversidad del mundo, y centrado en el agroturismo”, explicó Arroyo sobre una industria que llegó a ser la segunda fuente de ingresos del país, mientras que en Puerto Rico tan sólo supone cerca del 6 % del PIB.

A su juicio, “Puerto Rico tiene mil cosas que ofrecer en turismo ecológico, porque, efectivamente, es una isla ‘encantadora’”, dijo en referencia al sobrenombre de “isla del encanto” con el que se le conoce.

Al mismo tiempo, “nosotros también podemos aprender de la experiencia de Puerto Rico”, defendió, tras poner como ejemplo el reciente desembarco de Triple-S, la mayor aseguradora puertorriqueña, en Costa Rica bajo la marca BlueCross BlueShield Costa Rica, en lo que supone su estreno fuera del Caribe.

Ramón Ruiz, presidente de Triple-S, explicó que además de ser un mercado que crece de forma “sólida” desde que se liberalizó en 2007, su firma ve gran potencial de crecimiento entre los costarricenses porque provee acceso a una amplia red de proveedores médicos en EE.UU.

“La apertura de Triple-S pone de manifiesto las oportunidades presentes en Costa Rica para nuestros empresarios”, añadió Bernier, quien recordó que otras empresas puertorriqueñas como Evertec, Flexible Packaging Group y Lanco operan ya en Costa Rica.

Arroyo explicó que Costa Rica puede sacar provecho también del bilingüismo puertorriqueño en el ámbito educativo, opinión que comparte Bernier, quien defendió que el sistema de educación superior de la isla puede atraer a estudiantes costarricenses con interés de obtener grados en español con certificación de EE.UU.

“Se está comenzando a desarrollar una industria de turismo médico, y esta industria en Costa Rica ha sido altamente competitiva a nivel global durante los últimos años”, dijo el secretario de Estado para ilustrar otras posibles vías de colaboración.

CrHoy