Organizaciones sociales y políticas de Paraguay denuncian aumento de la violencia estatal

Organizaciones sociales y políticas se manifestaron esta mañana frente a la sede de la Fiscalía General del Estado, en Asunción, “para denunciar a nivel nacional e internacional la agudización de la violencia y el terrorismo de Estado”. Realizaron una conferencia de prensa y presentarán una nota al Ministerio Público exigiendo el esclarecimiento de los hechos.

La reacción se produjo a raíz de las denuncias de ejecuciones en Kurusu de Hierro, Concepción, por parte de las Fuerzas de Tarea Conjunta del gobierno, que habrían sido presentadas falsamente como integrantes del grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo. Ayer también se dio a conocer el caso de un atropello de civiles armados junto a policías a una comunidad campesina de Brítez Cué, Curuguaty, por oponerse a la sojización.

Dieron a conocer un comunicado indicando que el accionar del gobierno forma parte de una guerra sucia implementada avalada por la mayoría parlamentaria y las cúpulas de la Asociación Nacional Republicana (ANR-Partido Colorado) del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

“A los allanamientos nocturnos –de público conocimiento– que se hicieron de manera ilegal apenas al inicio del gobierno, los atropellos a los ranchos de varios pobladores generando destrozos y malos tratos, a las represiones contra el campesinado que lucha para detener las fumigaciones ilegales a la soja transgénica y quienes luchan contra el modelo agroexportador, a los violentos desalojos de tierras ocupadas por el campesinado y por nuestros pueblos indígenas, a las permanentes amenazas a toda funcionaria o funcionario del sector público y persecución a los trabajadores de la educación, ahora se suma una confusa operación de la Fuerzas de Tareas Conjuntas en Kurusu de Hierro, Departamento de Concepción, que hasta el momento tiene como costo la muerte de dos personas, mientras otra continúa en grave estado de salud”, indicaron.

“El gobierno de Cartes está matando al Estado de Derecho en nuestro país para suplantarlo por la guerra sucia y el Terrorismo de Estado”, expresaron.

Exigen además una investigación responsable con presencia de organismos internacionales.

Las organizaciones convocantes de la actividad de hoy fueron el Partido Paraguay Pyahura, Frente Guasu, Federación Nacional Campesina (FNC), Coordinadora Nacional de Mujeres Trabajadoras y Rurales (CONAMURI), Kuña Pyrenda, Corriente Sindical Clasista (CSC), 15 de Junio, Frente Recoleta, Frente Patriótico Popular, la Coordinación Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores (CONNATS) y la Organización de Trabajadores de la Educación (OTEP SN).

Matando campesinos

“El campesinado pobre cada vez mas abandonado”, dijo Teodolina Villalba de la Federación Nacional Campesina (FNC). Lo de Kurusu de Hierro “demuestra que cada vez más se va matando a campesinos, al pequeño productor y las autoridades siempre actúan en contra. Las políticas de Estado van presionando cada vez más junto a la sojización al campesino”, indicó.

Villalba asegura que se busca cualquier excusa para acusarlos y matarlos. “El pueblo no tiene garantía, eso por eso que estamos aquí”.

Estado de derecho

Por su parte, Najeed Amado, del Partido Comunista, dijo que ya cuando Cartes aprobó la ley de militarización, la gente advertía que tendría consecuencias sobre ellos, “pea opeta ñande rehe”, decían.

Aseguró que las FTC utilizan grandes recursos económicos para hacer muchas cosas ilícitas. “Allanamientos nocturnos, ultrajan a personas, su modus operandi es bastante mercenario. A esto se suma esta acción que nosotros creemos que merece el repudio de la ciudadanía”, expresó. Aseguró que “si no nos oponemos, el estado de derecho será derrotado”.

“No hubo enfrentamiento”

Aníbal Carrillo, del Frente Guasu, dijo que genera una “enorme preocupación” las acciones de las FTC, mencionando el caso de la “ejecución de dos compatriotas y una compatriota que quedó en estado grave”.

La actuación de las fuerzas represivas “lleva a pensar en un terrorismo de Estado, una guerra sucia que tiende a eliminar compatriotas, actuar por fuera de la ley”, advirtió también. Se están asesinando inocentes, indicó y criticó “las malísimas” actuaciones de las instituciones que deberían velar por las garantías institucionales, pero que actúan sin embargo como “forros” de las actuaciones por fuera de la ley. Hacía mención a la Fiscalía, mencionando que la fiscala responsable de acompañar las actuaciones de las FTC no había asistido a la operación de Kurusu de Hierro, argumentando que el comandante se lo pidió. “No hay nadie que observe el actuar de dichas fuerzas”.

Aseguró que hay fuertes sospechas de que en el caso Kurusu de Hierro, las personas fueron asesinadas, según denuncias de pobladores, la Iglesia e investigaciones preliminares. “Acá no ha habido enfrentamiento de dos fuerzas militares, sino el asesinato de dos jóvenes paraguayos, dos jóvenes compatriotas, en absoluta indefensión, en ropa de casa, con ausencia de la presencia de la rama militar del EPP que mencionaron. Es grave la situación”, dijo. “Estamos a las puertas de una tiranía”, aseveró.

E’A