Paraguay: proponen restauración de ecosistemas para evitar catástrofes naturales

El director del Centro de Investigación del Chaco Americano, Karim Musalem, participó del Coloquio Internacional sobre Cambio Climático celebrado en México y compartió con NOVA sus impresiones sobre este encuentro en que se analizaron (entre otros fenómenos) las inundaciones en Paraguay.

Según expresó el biólogo, este coloquio permitió analizar los problemas compartidos así como intercambiar opiniones sobre las diferentes soluciones a problemáticas similares en distintos contextos americanos, desde diferentes enfoques, económicos, políticos, sociales, naturales y biofísicos. En particular se realizó la presentación de la problemática paraguaya así como las acciones de investigación que se llevan a cabo en el Centro de Investigación del Chaco Americano con apoyo de estudiantes y profesores de la Universidad Nacional de Asunción para mejorar la comprensión sobre la adaptación de los sistemas silvopastoriles en la zona de inundación así como los efectos de la misma en las especies forestales y sus implicaciones para la restauración ecológica para lo cual también se cuenta con el apoyo de miembros de la Fundación Internacional de Restauración de Ecosistemas (FIRE).

El debate giró en torno a la compresión de los desastres no sólo como “naturales” sino como complejos fenómenos socialmente construidos. En el caso de las grandes planicies de inundación, es poco lo que el cambio de uso de suelo explica en la ocurrencia e intensidad de estos fenómenos, siendo principalmente explicados por cambios en la precipitación derivados de fenómenos meteorológicos intensos pero aún más por un aumento en la vulnerabilidad de las poblaciones humanas ante estos fenómenos, casi siempre vinculadas al aumento de la pobreza en las ciudades. En ese sentido, se prescriben acciones locales que asuman a la cuenca hidrográfica como unidad de comprensión de estos fenómenos pero que atiendan en particular la reducción de la vulnerabilidad en las planicies históricas de inundación. De particular interés es el ejemplo de las inundaciones ocurridas en Nuevo Orleans, EE. UU. presentadas por el Dr. Yañez-Aranciabia, donde a pesar de las grandes inversiones y soluciones ingenieriles (construcción de bordos y represamientos, por ejemplo) éstas no fueron suficientes e incluso potenciaron los daños del huracán Katrina en el 2005, ocasionando que un 80’% de la ciudad se inundara causando muertes y daños incontables. Esta lección aprendida en EE. UU. cambió la tendencia mundial hacia una nueva forma de “lidiar” con estos fenómenos, buscando opciones más holísticas y que derivan en propuestas integrales que incorporan también la recuperación de humedales, la restauración ecológica en la franja de protección riparia y la disminución de la vulnerabilidad de la población, explicó Musalem.

Otro punto de debate fue el manejo de la cuenca y cómo ésta determina la ocurrencia o no de estos fenómenos. Si bien a escalas reducidas el manejo de la cuenca, por ejemplo el mantenimiento de cobertura vegetal natural, es determinante en el mantenimiento de los caudales pico, mejoramiento de la calidad de agua y muchos otros servicios ambientales, en cuencas grandes, como la cuenca del Río Paraguay, las variables geológicas y morfológicas son las que determinan en mayor parte la ocurrencia de estas inundaciones. Esto, traducido a acciones concretas, significa reconocer los sitios y poblaciones vulnerables y considerar esta condición en la planeación de la infraestructura urbana e inclusive en la adaptación de los sistemas productivos con especial énfasis en la restauración ecológica, más allá de sólo la reforestación, sino con acciones más completas hacia la restauración de las funciones de los ecosistemas y sus servicios ambientales y la mitigación de impactos. En ese sentido es muy necesario buscar y ampliar mecanismos de compensación para quienes asuman la protección de márgenes y humedales a través de incentivos, así como el establecimiento de mecanismos de monitoreo que ayuden a los productores y pobladores en la toma de decisiones ante las inundaciones con base en información fidedigna, completó el profesional.

Nova Paraguay