Peña Nieto anuncia que México aportará personal militar a los cascos azules

El presidente Enrique Peña Nieto anunció este miércoles ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) que México dará el ‘‘paso histórico’’ de participar en misiones de mantenimiento de la paz realizadas por ese organismo, incluso con personal militar para labores humanitarias.

México ‘‘está decidido a evolucionar con las Naciones Unidas’’, dijo Peña Nieto, cuyo país es uno de los mayores contribuyentes en América Latina al financiamiento de las operaciones de paz de la ONU, pero sin una colaboración regular de fuerzas militares.

En su primera participación ante una Asamblea General de Naciones Unidas, el Presidente mexicano reclamó una reforma profunda del organismo que represente mejor los nuevos equilibrios mundiales e incorpore miembros no permanentes con asientos de largo plazo.

‘‘La ONU debe atreverse a cambiar para mejorar, ser audaz y renovarse’’, indicó. ‘‘México ha tomado la decisión de participar en las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas, realizando labores de índole humanitaria en beneficio de la población civil’’, anunció.

A diferencia de otros países de América Latina, como Brasil y Argentina, que tienen representación militar en los cascos azules de la ONU, México se ha mantenido al margen de estas fuerzas pacificadoras.

El Ejército y la Marina mexicanas actúan dentro del país en acciones humanitarias de apoyo a la población civil. La propuesta de Peña Nieto apunta también en ese sentido, siempre y cuando haya un ‘‘claro mandato’’ del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

‘‘Con esta determinación, México, como actor responsable, da un paso histórico en su compromiso con la Organización de las Naciones Unidas’’, afirmó el mandatario.

El gobierno de México especificó después, en un comunicado, que la participación en las operaciones de paz de la ONU sería ‘‘gradual y con base en ciertas condiciones’’, sin desatender sus obligaciones internas.

‘‘Dichas labores pueden comprender personal militar o civil para la realización de una amplia gama de tareas que involucren a ingenieros, médicos y enfermeros, observadores políticos y militares, asesores electorales o especialistas en derechos humanos, por sólo citar algunos’’, señaló.

La Presidencia de México dijo que México participó por última vez en operaciones de mantenimiento de paz de la Organización de Naciones Unidas en el conflicto de El Salvador (1992-1993), cuando lo hizo con 120 policías. En otras dos ocasiones hubo también participación mexicana, pero sólo con observadores militares: en los Balcanes (1947-1950) y en Cachemira (1949).

La Jornada