Plan binacional de Colombia y Venezuela desmantela red que contrabandeaba medicamentos

Las autoridades colombianas informaron este miércoles que, como resultado de su cooperación con Venezuela, lograron dar un “primer gran golpe al contrabando” con la desarticulación de una red de falsificadores de medicamentos.

“Como resultado del acuerdo entre Colombia y Venezuela para combatir el flagelo del contrabando, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, DIAN, y la Policía Fiscal y Aduanera, POLFA, dieron el primer gran golpe con la desarticulación de una red de contrabandista y falsificadores de medicamentos”, dijo la DIAN en un comunicado.

“En el operativo logrado a través del intercambio de información, inteligencia e investigación criminal, se desarticuló en Barranquilla (en la costa norte colombiana) una banda trasnacional llamada ‘Los Barranca’ compuesta por 10 integrantes de los cuales 5 fueron capturados, 3 fueron imputados y 2 están pendientes por orden de captura. Estas personas estaban dedicadas al contrabando de medicamentos de alto y mediano costo, oncológicos, calmantes y anticonceptivos”, explicó el texto.

En la operación fueron incautadas 13.000 unidades de medicamentos y se desmanteló una fábrica clandestina de pastillas.

La porosidad de la frontera bilateral de 2.000 kilómetros que comparten permitía a los delincuentes comprar medicamentos a bajo costo en Venezuela y llevarlos hacia Colombia, a la vez que distribuían en ambos países las medicinas falsificadas que fabricaban.

Para intentar frenar el contrabando, el gobierno de Venezuela dispuso el 11 de agosto el cierre nocturno de la frontera con Colombia, una medida con la que Bogotá ha reiterado no estar de acuerdo pues considera que no soluciona el comercio ilegal, ni contribuye a la integración.

El jueves pasado, al cumplirse un mes de la medida, Maduro la prorrogó sin embargo por tres meses más.

El contrabando de alimentos subsidiados y combustibles hacia Colombia causa millonarias pérdidas a Venezuela que, a pesar de tener las mayores reservas petroleras del mundo, sufre de un continuo deterioro de su situación económica.

Ese flujo de mercancías desde Venezuela está incentivado por los controles de precios y de cambio vigentes desde 2003, que han creado una brecha a veces de 10 a 1 entre los valores oficiales y los del mercado negro o los de países vecinos. Al mismo tiempo, la economía venezolana enfrenta una inflación superior a 60% y escasea más de uno de cada cuatro productos básicos.

A comienzos de agosto, los gobiernos de Colombia y Venezuela acordaron incrementar la cooperación para atacar el contrabando fronterizo.

Panorama