Presidenta aborda con Ban Ki-moon y empresario Soros conflicto con fondos buitre

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner se reunirá con Ban Ki-moon y con el empresario George Soros para abordar el tema de los fondos buitre. Ambas personalidades son actores claves en la estrategia de la Argentina. Además, hablará el miércoles en el Consejo de Seguridad ante Obama.

La presidenta Cristina Fernández iniciará hoy formalmente su visita a Nueva York, que tendrá como tema central el conflicto judicial que la Argentina mantiene con los fondos buitre en los tribunales de esta ciudad. La mandataria desarrollará una intensa actividad, que concluirá el miércoles con su exposición en la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde se espera una reafirmación de la voluntad de pago de la Argentina y duros cuestionamientos para el accionar de los holdouts.

A las 13 hora local (las 14 de Buenos Aires), la presidenta mantendrá hoy un encuentro con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, algo que se ha transformado ya en una tradición en su séptima participación en la asamblea que abre el año legislativo de esa organización cada final del verano en el hemisferio norte.

Esta vez la reunión tendrá un condimento especial ya que se descarta que Cristina y Ban Ki-moon repasarán el amplio respaldo que recibió la Argentina a partir de la aprobación de la Resolución 68/304, que dispone la discusión durante este curso legislativo de un marco regulatorio global para limitar el accionar de los fondos buitres en los procesos de reestructuración de deuda soberana.

Cristina llega hoy a la sede de la ONU con el eco fresco del alentador mensaje del Papa Francisco, que respaldó sin dobleces la posición argentina contra los fondos buitre durante el almuerzo que compartieron en Santa Marta el sábado.

La iniciativa argentina consiguió el apoyo mayoritario de las naciones enroladas en el G77+China, en una votación histórica que dejó en la vereda de enfrente y en minoría a los Estados Unidos y a otros diez países que detentan tradicionalmente el poder político dentro de la ONU.

Cristina llega hoy a la sede de la ONU con el eco fresco del alentador mensaje del Papa Francisco, que respaldó sin dobleces la posición argentina contra los fondos buitre durante el almuerzo que compartieron en Santa Marta el sábado.

Se espera que la presidenta repase ese encuentro durante los discursos que ofrecerá el miércoles en el edificio de la Primera avenida y la calle 43, primero ante la Asamblea General, cerca del mediodía, y luego –a las 15:30– frente al más acotado Consejo de Seguridad, que presidirá en esta ocasión el mandatario estadounidense, Barack Obama.

El mensaje de Francisco no incluyó solo posiciones claras de repudio al capitalismo salvaje, sino también la exhortación a alcanzar una paz global duradera en momentos en que el mundo asiste a once guerras, varias con los Estados Unidos como protagonista. Ese es otro punto de coincidencias entre Cristina y el Santo Padre.

La presidenta continuará con su actividad esta tarde a las 16, cuando mantendrá un encuentro junto al ministro de Trabajo, Carlos Tomada. Ambos recibirán en la sede del Consulado argentino en Manhattan al presidente de la Confederación Sindical Internacional (CSI), el brasileño João Felicio, y a la secretaria de la entidad, la australiana Sharan Burrow. También serán de la partida Richard Trumka, presidente de la central obrera estadounidense AFLCIO, el canadiense Hassan Hussef, de la CLC de Canadá, y el paraguayo Víctor Báez, secretario general de la Confederación Sindical de las Américas (CSA). Se trata de organizaciones gremiales de amplia representación global, con más de 176 millones de trabajadores en 161 países, que ya se han manifestado públicamente en contra del accionar de los fondos buitre en el caso argentino.

En la última actividad de la jornada, la presidenta recibirá en el hotel Mandarín Oriental, donde se aloja habitualmente cuando visita esta ciudad, al magnate húngaro-estadounidense George Soros, propietario del 3,5% de las acciones de YPF. El encuentro no es casual: el fondo de inversiones Quantum Parteners, que gestiona Soros, inició acciones legales contra el Bank of New York Mellon (BONY) en Londres porque no distribuyó el pago de la deuda que la Argentina depositó en esa entidad. Esas presentaciones fueron alentadas por el Ministerio de Economía,  que exhortó públicamente a los bonistas afectados para que accionaran contra el BONY como un mecanismo de presión para forzar la liberación del dinero retenido por esa entidad a instancias del juez Thomas Griesa.

Se espera, por ende, que en esa reunión la mandataria y el financista repasarán no solo la situación de la deuda argentina, sino también la evolución de la petrolera estatal, que viene registrando un notable incremento tanto en sus reservas como en su producción.

Mañana Cristina no tiene aun agendada actividad oficial, pero en la delegación no descartan la posibilidad de que se agregue alguna reunión de última hora. Finalmente, el miércoles la presidenta cerrará su visita a Nueva York con sus dos presentaciones en la ONU.

La presidenta llegó a la Gran Manzana directamente desde Roma el sábado, acompañada por el secretario de Legal y Técnica de la Presidencia, Carlos Zannin, el canciller Héctor Timerman, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, y el senador nacional Aníbal Fernández.

También son de la partida los diputados nacionales Andrés Larroque, Eduardo “Wado” de Pedro y Leonardo Grosso, el senador bonaerense José Ottavis, la nieta restituida Victoria Montenegro y el dirigente de la agrupación radical Los Irrompibles, Leandro Santoro.

Postales de la manzana

Limpiando conciencias. Las calles de Nueva York abandonaron ayer la tradicional calma de los domingos y se transformaron en un verdadero caos, producto de una multitudinaria marcha contra el cambio climático que recorrió de sur a norte la isla por su columna vertebral: la Quinta Avenida. Miles de neoyorqukinos salieron a las calles para lavar su conciencia ecológica, reclamando una reducción del consumo energético, en sintonía con la Asamblea de la ONU sobre la materia. Inmediatamente después volvieron a sus edificios con aire acondicionado central por calles atestadas de bolsas de residuos con envases de plástico y cartón absolutamente innecesarios y a pocas cuadras de Times Square, la famosa plaza que hace del derroche de energía eléctrica casi una filosofía de vida.

Tono argento. No hay dólar blue ni restricciones de American Airlines que los detenga. Prácticamente en cada esquina, atracción turística o comercio de la Gran Manzana se puede escuchar sin hacer ningún esfuerzo alguna conversación en castellano con el reconocido tono argentino. Familias, grupos de amigos y parejas recorren las calles de Nueva York, despreocupados y casi siempre con bolsas de ropa de marca en las manos.

Armados de paciencia. La organización de la 69ª Asamblea Anual de la ONU deja hasta ahora mucho que desear. Centenares de periodistas de todo el mundo tuvieron que sortear una fila de más de cuatro horas para conseguir una acreditación de prensa que ya había sido previamente tramitada de acuerdo con estrictos requisitos administrativos. A los integrantes de las delegaciones diplomáticas no les fue mejor. Sufrieron una espera similar pero al aire libre.

Fraternal

Luego del encuentro con el Papa Francisco, el diputado Eduardo “Wado” de Pedro destacó lo “fraternal” de la charla. También se refirió a la crítica opositora al reciente acto de La Cámpora. “No veo una juventud enamorada con el proyecto de Sergio Massa”, replicó.

http://www.infonews.com/2014/09/22/politica-163489-cristina-tratara-hoy-la-ofensiva-buitre-con-el-titular-de-la-onu.php