Presidente boliviano inaugura I Cumbre Indígena y exige “compromiso y respeto” de los países desarrollados

El presidente Evo Morales inauguró ayer la primera Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas que se realiza en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York, Estados Unidos.

Exhortó a los países desarrollados a cumplir los compromisos asumidos en materia de asistencia oficial para el desarrollo.

Así también pidió acabar con la pobreza y discriminación en contra de los pueblos indígenas y respetar sus derechos.

“Es un imperativo a todos los gobiernos del mundo a avanzar en la superación y erradicación de las condiciones de extrema pobreza y la discriminación que todavía sufren los pueblos indígenas, así como para dar solución a los problemas estructurales de pobreza (que) muchos de ellos todavía sufren”, manifestó el Mandatario.

La Conferencia Mundial de los Pueblos Indígenas es un preámbulo a la 69° sesión de la Asamblea General de la ONU que se celebrará este miércoles con la presencia de más de 140 jefes de Estado y de Gobierno.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon destacó el carácter “histórico” de la cita, recibió a los participantes en varias lenguas indígenas y pronunció una parte de su discurso en español. “Es muy importante tener promesas de los gobiernos, pero es aún más importante ver acciones”, indicó la autoridad.

Morales señaló que la conferencia debe ser el “punto de partida” para definir acciones colectivas en defensa de la vida e iniciar el proceso de transformación y de cambio a partir de la soberanía y la ciencia en directa combinación con la tecnología y el avance científico.

“El paradigma del vivir bien para los pueblos indígenas, el vivir bien significa vivir bien con uno mismo entre nuestras comunidades y en armonía con la naturaleza”, expresó Morales.

El resultado de la conferencia  será un documento final orientado a la acción, el cual será preparado por el presidente de la Asamblea General con base en las consultas con los Estados y los pueblos indígenas.

Por su parte, la secretaria general de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Alicia Bárcena, destacó ayer el avance de Bolivia y Ecuador en cuanto al respeto a los derechos de los pueblos indígenas que viven en sus territorios.

“Hay otra cosa muy importante en estos dos casos (Bolivia y Ecuador) que es el respeto a la cosmovisión. Es decir, se respeta a plenitud lo que se llama el buen vivir o vivir bien, esto es el respeto a la tierra, a la vida y la paz”, dijo Bárcena, durante su intervención en la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas de la ONU.

G77 más China

En la oportunidad, Morales calificó a la “pobreza” como “afrenta a la dignidad humana” por lo que su erradicación es el desafío que afronta el mundo en la actualidad. En este marco –dijo–trabaja el G77 más China, cuya presidencia pro témpore recae en el Mandatario.

“El G77 reconoce que el programa de acción de la conferencia internacional sobre la población y desarrollo impulsó a la comunidad internacional a hacer frente a la pobreza con acciones concretas”, puntualizó.

Morales lamentó que pese a los avances por parte de los países en desarrollo, la lucha contra la pobreza enfrenta deficiencias “en el logro de los objetivos de desarrollo del milenio y sobre los enormes retos socioeconómicos y ambientales que enfrentan los países en vías de desarrollo”.

Morales se reunió con el Secretario General de la ONU

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se reunió ayer por 15 minutos con el presidente de Bolivia, Evo Morales, para conversar sobre la lucha contra el cambio climático y la agenda de desarrollo post-2015.

Ban Ki-moon aprovechó su encuentro con Morales para felicitarle por la presidencia del Grupo de los 77 países en desarrollo y China (G-77) que ostenta Bolivia este año, según un comunicado de la oficina del portavoz de la ONU.
Morales y Ban Ki-monn se encontraron una hora después de inaugurar, ambos, la primera Conferencia Mundial sobre Pueblos

Indígenas en el plenario de Naciones Unidas, que marcó también el inicio del 69 período de sesiones del organismo multilateral correspondiente a 2014.

Según la agencia ABI, el Secretario General del organismo definió a Morales como “símbolo del mundo en desarrollo”, y “presidente del pueblo, de la gente”, reprodujo el embajador de Bolivia ante la ONU, Sacha Llorenti, que acompañó a Morales en la cita junto al canciller David Choquehuanca, la ministra de Planificación del Desarrollo, Viviana Caro, el embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos, Diego Pari y el viceministro de Relaciones Exteriores, Juan Carlos Alurralde.

Extensa agenda

El presidente  de Bolivia, Evo Morales, que llegó a Nueva York a primera hora del lunes, tenía previsto encontrarse con autoridades de China, así como del Banco Interamericano de Desarrollo y Banco Mundial .

Inauguró ayer la Cumbre de Pueblos Indígenas junto al Secretario General de la ONU.

El Jefe de Estado también tenía en agenda reuniones bilaterales con sus homólogos de Venezuela, Palestina y Colombia.

Morales  y más de cien gobernantes participan hoy en una histórica Cumbre del Clima organizada por la ONU en Nueva York.

Mañana inicia la 69 Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la que también está previsto que participe el presidente Evo Morales junto a otros 140  jefes de Estado y de Gobierno.

Los Tiempos