Procuradores de México, Centroamérica y EEUU acuerdan plan para frenar migración infantil

Los procuradores y fiscales de México, Estados Unidos, El Salvador, Honduras y Guatemala acordaron crear un grupo de alto nivel para desarrollar una estrategia que evite la migración de menores no acompañados.

Durante un encuentro que se realizó en las instalaciones de la Procuraduría General de la República (PGR) en la ciudad de México, fiscales y procuradores acordaroninstrumentar acciones conjuntas en tiempo real, que garanticen los derechos humanos y el trato digno en la aplicación del estado de derecho, así como la búsqueda del respeto a la integridad familiar para evitar la separación de padres e hijos.

La reunión se realizó meses después de que se ha reportado el desplazamiento de miles de menores no acompañados y familias enteras de naciones centroamericanas a raíz de la violencia que ejercen organizaciones criminales y la pandilla Mara Salvatrucha, lo que provocó una crisis humanitaria en Estados Unidos debido a que gran número de niños sin familia emigraron hacia ese país.

El gobierno de Estados Unidos ha tenido que utilizar bases militares como centros de atención a niños migrantes no acompañados y realizar campañas para desmentir las versiones difundidas presuntamente por bandas dedicadas al tráfico de personas, de que los niños y los jóvenes que llegaran a esa nación serían beneficiados con el asilo político.

De acuerdo con información dada a conocer por la PGR durante la reunión, el procurador de Justicia de Estados Unidos, Eric Holder, así como los fiscales de El Salvador, Luis Antonio Martínez González; Guatemala, Thelma Esperanza Aldana Hernández; Honduras, Óscar Fernando Chinchilla Banegas, y el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, coincidieron en abordar, desde una perspectiva de responsabilidad compartida, el fenómeno criminal que afecta a gran número de menores migrantes no acompañados.

Murillo Karam estuvo acompañado por los subprocuradores Jurídico y de Asuntos Internacionales y Especializadao en Investigación de Delincuencia Organizada, Mariana Benítez Tiburcio y Rodrigo Archundia Barrientos, respectivamente, así como por la oficial mayor, Aracely Gómez Molano. Todos participaron en el acuerdo de poner en marcha una estrategia para proteger la seguridad e integridad (de los menores migrantes no acompañados), así como perseguir de manera eficaz a las organizaciones criminales que se benefician de la comisión de diversos delitos asociados con la migración, como la trata y el tráfico de personas, señaló la dependencia. La reunión fue privada.

Los fiscales y los procuradorescoincidieron en que este fenómeno multifactorial deberá atenderse con pleno respeto al marco legal de cada país, desde una visión humanitaria, para lo cual resulta indispensable desarrollar mecanismos de cooperación y colaboración entre las diversas instancias competentes.

Los acuerdos a los que llegaron comprometen a los países involucrados a integrar un grupo de trabajo de alto nivel con representantes de cada una de las fiscalías, que trabajarán coordinadamente en una propuesta de estrategia integral para atender y eficazmente este problema.

El grupo de alto nivel sostendrá su primera reunión de trabajo en las próximas semanas y tendrá como meta desarrollar un plan de acción, el cual deberá incluir la integración de propuestas.

Fuente La Jornada

 

Niños piden a Obama que detenga las deportaciones

“Soy una ciudadana estadounidense. Nosotros, los niños, somos los futuros líderes de este país. Por eso es necesario que el presidente Obama detenga las deportaciones ahora mismo”, dijo Helena Márquez, de 14 años.

La joven contó que su padre fue deportado a Guatemala hace 2 años después de ser interceptado por la Policía al conducir un automóvil sin una licencia. Helena y sus 5 hermanos, todos ciudadanos estadounidenses, viven con la madre.

“Recuerdo cuando mi padre llamó por teléfono, un día antes de que lo deporteran, y mi madre le dijo que no tenía el dinero para un abogado. Al día siguiente llamó apenas para decir adiós. Y lo deportaron”, relató.

Los niños participaron de una manifestación frente a la Casa Blanca coordinada por diversas entidades de defensa de los inmigrantes.

“Estamos aquí para pedirle al presidente Obama que se detengan las redadas y deportaciones. Cada día, son más de mil familias que resultan destrozadas por esta política”, dijo Nora Sandigo, de la entidad American Fraternity.

Desde el año 2012, las autoridades estadounidenses deportan diariamente alrededor de 1 mil inmigrantes ilegales, incluso personas cuyos hijos son ciudadanos estadounidenses y han vivido toda su vida en el país.

Lucía de la Cruz dijo que vino a Estados Unidos “en 1993 para trabajar en el campo, pero a mi esposo ya lo deportaron. Me he quedado sola con mis hijos, que son ciudadanos estadounidenses. Mi familia quedó dividida”.

Cruz narró que su hija menor “se despierta por la noche llorando. Un día me dijo que quería ver de regreso a su padre, pero le expliqué que eso no era posible, a menos que el presidente Obama pare con las deportaciones”.

En tanto, Jason García, de 9 años, dijo que quería hablar con el presidente Obama para decirle: “Quiero tener a mi familia. Por favor, pare de separar familias”.

La principal promesa electoral de Obama en su campaña a la reelección, la reforma del sistema migratorio, fue aprobada en el Senado en 2013, pero quedó empantanada sin esperanzas en la Cámara de Representantes del Congreso.

Ante ese escenario, Obama prometió que adoptaría medidas por decreto para modificar el caótico escenario migratorio del país, pero el fin de semana anunció que no hará nada hasta después de las elecciones legislativas de noviembre de este año.

Esta decisión de Obama fue criticada ácidamente por entidades de defensa de los inmigrantes.

Deepak Chargava, del Movimiento por una Reforma Migratoria Justa (FIRM), dijo que Obama “rompió otra promesa de las que ha hecho a las familias de inmigrantes. Que nadie se engañe: esta demora tendrá trágicas consecuencias”.

Fuente Siglo 21