República Dominicana: fallece Yaqui Núñez del Risco, reconocido comunicador

M uchos recuerdos, vivencias y anécdotas guardan con gratitud amigos y familiares que siempre se nutrieron de las buenas sapiencias de Yaqui Núñez del Risco. Pedro Núñez del Risco, lo recuerda con el amor que se recuerda a un hermano querido.

Como hermano menor de Yaqui, guarda muchas vivencias, pero una que le marcó sucedió cuando audicionó para asistir a una universidad privada y no pudo entrar porque llevaba el apellido de Núñez del Risco.

En ese entonces Yaqui, que residía en Santiago, había sido relacionador público de la UASD y había enfrentado a profesores recalcitrantes que habían salido de la universidad estatal y que ingresaron a dar clase a la universidad privada.

Pedrito contó que cuando Yaqui se enteró, lo llamó desde Santiago y le dijo que ya tenía todo resuelto para que fuera a estudiar a México ingeniera industrial. “Yo no quise ir a México, pero me marcó el don que tenía de solidaridad, porque cuando me llamó ya era porque tenía resuelto el problema. Ese era Yaqui, una persona entregada y sumamente solidaria”, expresó Pedrito.

El alcalde de Santo Domingo, Roberto Salcedo también recordó un momento que agradeció a Yaqui de por vida. “Cuando hacía un anuncio para la televisión pronuncié la palabra ¥hubieron¥ y Yaqui me llamó y me dijo: que lo correcto es hubo. Le agradecí, pero luego me di cuenta que eso que hizo conmigo, lo hacía con todo el mundo”, recordó Salcedo.

Milagros Germán reveló que Yaqui siempre le manifestaba que deseaba compartir en un programa con ella. “Recuerdo que cuando gané Miss Latinoamérica Yaqui me hizo la primera entrevista en su programa Otra vez con Yaqui. Siempre innovando llevó las cámaras a mi casa y mostró al público mi casa, mi cuarto y hasta mi closet. Yaqui me manifestó que se sintió muy orgulloso de mí, porque durante la entrevista ofrecí un discurso tan bueno, que la gente dijo que él me lo había escrito”.

Milagros dijo que espera rencontrase con él en el cielo para concretizar el deseo de trabajar junto al maestro.

HOLA NUEVO DÍA

Tiempo de maestro
A la ejemplar Celeste
Hamilton, porque me honra al leerme.

Aunque los diccionarios registren que profesor es sinónimo de maestro, esa gran maestra que es la experiencia de la realidad social, la contemporánea, por ejemplo, enseña que, hoy aquí, no es lo mismo ni es igual maestro que profesor. Quienes hemos sido premiados por Dios como testigos de gran parte del siglo XX y lo que va del XXI, podemos decir que maestros y maestras eran los y las de ayer; hoy, con honrosas excepciones, hay profesores y profesoras. El maestro, por vocación, educa, con la enseñanza de las ciencias y la práctica de su conducta de vida. No califica el aprovechamiento del alumno por su capacidad de memorizar el texto; enseña a pensar y a procesar lo que el texto transmite como verdad científica y, sobre todo, forma hombres y mujeres que, viviendo de la preparación, no de la corrupción, sirvan a una sociedad mejor. En muchos casos, los profesores de hoy lo son más por oficio y medio de vida que por vocación. Justo es decir que todavía en todo el país se pueden encontrar ejemplos de autenticidad en maestros y maestras como doña Celeste Hamilton, educadora por 56 años en Barahona, haciendo de su vida una obra maestra para gloria de Dios. Celebremos hoy el día de los verdaderos maestros, porque vivimos ya la sociedad del conocimiento, en la que el conocimiento es capital, y la comprensión y la aplicación del conocimiento sólo pueden impartirlas y repartirlas los maestros que estudian y educan cada día.

http://www.listindiario.com.do/entretenimiento/2014/9/9/336977/Anecdotas-y-loas-para-Yaqui