Según informe de la ONU, Bolivia es el país que más redujo la pobreza en América Latina

El reciente informe de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre América Latina y el Caribe, revela que Bolivia es el país con la mayor reducción relativa de pobreza (32.2 puntos porcentuales).

Bolivia ha destacado en el reciente informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) como el país en América Latina donde se redujo en mayor medida la incidencia de la pobreza.

En este sentido, el país también destaca como líder en el continente en cuanto al cambio de la población vulnerable (16, 9 puntos porcentuales), aumentando también su población de clase media.

Bases sociales e incorporación

Bolivia apuesta por una serie de compromisos a largo plazo. “Nuestra visión es la de un país mucho más equilibrado, con un desarrollo importante de su aparato productivo, y en el cual se habrán cerrado las brechas más importantes en servicios sociales, en infraestructura”, señaló la ministra de Planificación del Desarrollo de Bolivia, Viviana Caro.

La ministra resaltó que adicionalmente “queremos lograr que nuestra propuesta de modelo económico se incremente, que nuestro desarrollo en la industrialización de recursos naturales sea una realidad y que, en consecuencia, nuestra matriz productiva tenga un desarrollo importante”.

La incorporación de la población indígena, preservando su identidad y su cultura, al modelo político, social y económico de Bolivia es otro de los estándares del cambio que vive este país latinoamericano. “Son parte ya de la construcción del Estado plurinacional, han sido actores importantísimos de este proceso, pero queremos una participación completa en los procesos que estamos realizando”, resaltó la ministra.

Durante la reciente cumbre del G77 + china efectuada en Bolivia, el presidente de este país, Evo Morales destacó que desde que inició el proceso de cambios en Bolivia, en el año 2006, la nación suramericana dejó de importar programas de desarrollo, para convertirse en un modelo de aplicación de proyectos en beneficio de los sectores sociales.

Eficacia de la acción social

Durante los últimos años Bolivia ha logrado mantener su estabilidad política tras la reforma impulsada por el presidente Evo Morales desde 2006, que ha incluido una profunda modificación de la Constitución, el fortalecimiento del rol del Estado en la economía y la aplicación de diversos programas sociales.

El amplio apoyo popular resultante permitió que el presidente Morales fuese reelecto en 2009 y que mantenga un amplio respaldo en vistas a las elecciones de 2014.

Como consecuencia de los elevados precios de los productos básicos que exporta el país y una política macroeconómica prudente, la tasa de crecimiento promedió un 4,8 por ciento en los últimos diez años.

Se han alcanzado importantes superávits en cuenta corriente desde 2003 y el balance fiscal pasó a ser positivo desde 2006.

Gracias a este desempeño y al alivio de la deuda externa, la deuda pública disminuyó del 94 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2003 a menos del 40 por ciento en 2013.

Las reservas internacionales aumentaron desde menos de mil millones de dólares a más de 14 mil millones en los últimos años. Los depósitos y los créditos bancarios se han más que triplicado en los últimos siete años y los bancos han reforzado su solvencia y liquidez.

El buen contexto económico permitió que la pobreza moderada se reduzca del 63 por ciento en 2002 al 45 por ciento en 2011, mientras que el índice de Gini (medida de la desigualdad ) cayó de 0.60 a 0.46 en el mismo periodo.

A pesar de los avances, Bolivia afronta grandes desafíos. La pobreza moderada aún afecta al 26 por ciento por ciento de la población y la desigualdad de ingresos sigue siendo elevada.

El crecimiento económico es vulnerable a los cambios en los precios internacionales de los productos básicos. La inversión privada tiene que desarrollarse más y los grandes proyectos de inversión en industrias extractivas impulsados por el Gobierno deben llevarse a cabo.

Bolivia es un claro ejemplo de que la pobreza no debe ser entendida solamente bajo los lineamientos de ingreso per cápita, necesidades básicas insatisfechas o línea de pobreza, sino que deber ser analizada como un concepto global que involucra muchos elementos y que afectan a la población en general.

Así pues, a través del conocimiento integral de los hechos básicos sobre la pobreza, así como la identificación y análisis de desafíos importantes de la política nacional se pueden obtener resultados relacionados a una reducción sostenible de la pobreza.

teleSUR le invita a conocer en Cifras, la reducción de la pobreza en Brasil en relación con América Latina.

http://www.telesurtv.net/news/Bolivia-contra-la-Pobreza-20140908-0039.html

Políticas sociales han reducido la pobreza en América Latina

La implementación de políticas sociales en América Latina ha influido de manera positiva en los índices de reducción de pobreza en la región.

Según datos oficiales de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la implementación de políticas sociales en América Latina ha resultado en la disminución de los índices de pobreza.

El reciente informe publicado sobre Latinoamérica por la ONU muestra que América Latina y el Caribe han hecho un progreso importante en cuanto a la reducción de la pobreza, con 51 millones de personas accediendo a la clase media en la ultima década.

El PNUD en su reporte sobre Desarrollo Humano ha estipulado que América Latina es una región de ingreso medio: “33 de los 34 países miembros que la integran pertenecen a dicha categoría. Haití es el único país de bajo ingreso”.

Gracias al crecimiento económico en América Latina y el Caribe durante el período de 2000-2010 (el más alto de las últimas cuatro décadas), y al desarrollo de políticas sociales activas, la mayor parte de la población de la región forma ya parte de la clase media.

Este crecimiento de la clase media (29 por ciento), ha disminuido la brecha entre este sector de la población y la que se encuentra en situación de pobreza (31 por ciento), y representa el cambio más positivo desde que se tiene información comparable.

Cifras de América Latina

Para un agregado de 18 países que concentra el 90 por ciento de la población total de América Latina y el Caribe, entre 2000 y 2012 la cifra en pobreza según la línea de 4 dólares por persona al día disminuyó 16.4 puntos porcentuales (de 41.7 por ciento a 25.3 por ciento), equivalente a un descenso de 56.3 millones de personas.

Los cálculos del PNUD para 2012 revelaban que Bolivia fue el país con la mayor reducción relativa de pobreza (32.2 puntos), seguido de Perú (26.3 puntos) y Venezuela (22.7 puntos).

En cuarto lugar se encuentra Ecuador (21,9 puntos porcentuales). Chile y Argentina redujeron tanto la pobreza como la vulnerabilidad, cambio que se correspondió casi en su totalidad con el aumento de la clase media.

El caso opuesto lo constituye República Dominicana, país donde la clase media disminuyó en casi cuatro puntos, resultado de un aumento tanto en la pobreza como en la vulnerabilidad.

Finalmente, en El Salvador la pobreza disminuyó en 4.2 puntos porcentuales, pero también lo hizo el tamaño de la clase media (en 1.8 puntos), lo que generó un aumento combinado de 6.2 puntos en el tamaño de la población vulnerable, el cuarto mayor aumento en la región.

Retos

A pesar del progreso observado en la última década, alrededor de 216 millones de latinoamericanos (38 por ciento de la población total) siguen siendo vulnerables y se encuentran en riesgo de volver a caer en situación de pobreza.

Uno de los principales retos de futuro de la región es la construcción de políticas de seguridad social universal para proteger los hogares de una amplia variedad de riesgos, incluyendo el empobrecimiento.

El Índice de Desarrollo Humano positivo de la región sufre una pérdida promedio de 25.7 por ciento cuando se ajusta por las desigualdades.

Por otra parte, la resistencia del riesgo de desastres es un reto crucial, a los desastres naturales que golpean a los más pobres. En particular, América Central y el Caribe enfrentan una mayor vulnerabilidad debido a los frecuentes desastres naturales y las crisis alimentarias subsecuentes.

El informe también señala una serie de retos por superar. “De los casi 600 millones de habitantes, cerca del 30 por ciento viven en la pobreza y 73 millones de ellos viven en condiciones de pobreza extrema”.

Es por ello que en la región los diferentes gobiernos sociales se encuentran comprometidos cada vez mas por trabajar el desarrollo humano global y sostenible para reducir la pobreza y la desigualdad en todas sus dimensiones. América Latina esta centrado así sus esfuerzos en hacer que el crecimiento y el comercio de los países en desarrollo beneficien a todos.

http://www.telesurtv.net/contenidos/2014/09/05/noticia_0034.html