34 años después, comienza juicio por la masacre en la embajada de España

Después de 34 años de la quema de la Embajada de España, hoy empieza el juicio contra Pedro García Arredondo, exjefe del Comando VI, de la extinta Policía Nacional, quien es acusado por la muerte de 37 campesinos que se encontraban en el lugar.

Las juezas Janeth Valdez, Sara Yoc y María Castellanos, del Tribunal B de Mayor Riesgo, se encargarán del debate oral y público contra García Arredondo, quien fue condenado a 70 años de prisión por la desaparición de un estudiante universitario.

García Arredondo está acusado de los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa, y delitos contra los deberes de la humanidad.

Rigoberta Menchú Tum, premio Nobel de la Paz e hija de una de las víctimas del incendio, indicó que es un avance para la memoria histórica del país. “Siempre soñé que el caso llegaría a un tribunal, es un derecho que no se le dio a mi padre (Vicente Menchú) ni a los otros afectados”, dijo.

“Nuestro sentimiento es de alegría, porque hemos tenido paciencia y esperanza”, recalcó Menchú, mientras las lágrimas le recorrían el rostro.

La premio Nobel, querellante adhesiva en el caso, solicitó que no hubiera intimidaciones contra las personas que declararán ante el tribunal. Asimismo, pidió que los fiscales encargados del proceso reciban el respaldo del Ministerio Público.

Durante el juicio se presentarán cuatro anticipos de pruebas, entre estas las declaraciones del fallecido exembajador español Máximo Cajal, sobreviviente del siniestro. Además, declararán otras 20 personas.

En este debate, García Arredondo también será juzgado por la muerte de dos estudiantes universitarios que asistieron al sepelio de las víctimas.

Moisés Galindo, abogado defensor de García Arredondo, afirmó que demostrará que la acusación contra su cliente es falsa, “con las mismas pruebas que el MP y los querellantes presenten lo haremos”, dijo.

El abogado también aseveró que el caso es una venganza y no una búsqueda de justicia; además, comentó que se están quebrantando la amnistía estipulada en los Acuerdos de Paz. “Este proceso pretende revivir el conflicto armado”, declaró.

Por el incendio de la sede diplomática, también está señalado el exministro de Gobernación Donaldo Álvarez Ruiz, prófugo de la justicia, contra quien se dictó orden de captura internacional, pero hasta el momento no hay pistas sobre su paradero.

El Periódico