Congreso puertorriqueño se prepara para votar la despenalización de la marihuana

Luego de que se enmendaran las dos piezas legislativas que buscan despenalizar y permitir el uso medicinal de la marihuana, la Cámara de Representantes podría bajar a votación estos proyectos tan pronto como este lunes en la sesión legislativa, indicó el presidente de la Comisión de lo Jurídico, Luis Vega Ramos.

El representante recalcó que tanto el gobernador Alejandro García Padilla como el presidente cameral, Jaime Perelló, han avalado las medidas y esperan que los representantes “no los hagan quedar mal”.

“En mi opinión, ambos proyectos (P. de la S. 517 y P. de la C. 1362) están listos para aprobarse ahora con las enmiendas que se le han hecho. El gobernador y el presidente de la Cámara han dicho que quieren que se aprueben los proyectos. Nos lo han dicho en público y en privado. Espero que la mayoría popular en la Cámara no haga quedar mal a Alejandro García Padilla y a Perelló”, sentenció el legislador.

El Nuevo Día supo que hay legisladores populares que tienen reservas con las medidas.

El proyecto 517, de la autoría del senador Miguel Pereira, busca enmendar la Ley de Sustancias Controladas para que no aplique la pena de reclusión -de tres años- a una persona que por primera vez se le atrapa con 14 gramos o menos de marihuana. El delito baja de uno grave a uno menos grave con la imposición de multas que variarán de acuerdo a la reincidencia. La pieza legislativa se enmendó para que -a la tercera reincidencia- la persona sea sometida a una evaluación biosicosocial y, en el caso de que el detenido sea un menor de edad, se le envíe a esa evaluación tras su primera detención.

“Porque la evidencia científica presentada en las vistas apunta a que el cerebro humano -de menos 21 años- es más susceptible a la adicción que después de los 21 años”, dijo el representante Vega Ramos.

También se aclaró en la pieza legislativa que el adulto que introduzca cualquier cantidad de marihuana a las escuelas, sí se enfrentaría a la posibilidad de una pena que incluya cárcel “porque queremos preservar la política pública de mantener las escuelas como sitios libres de droga”, dijo Vega Ramos.

Mientras, el proyecto 1362, de la autoría de los representantes Carlos Vargas y José Báez, que pretendía liberalizar el uso de la marihuana con fines medicinales también fue modificado. Ahora, se crearía un proyecto experimental para establecer el uso terapéutico medicinal de la marihuana. La Universidad de Puerto Rico supervisaría la implantación del plan y la distribución de la marihuana por un periodo de cinco años. La medida también altera la clasificación de la marihuana en los estatutos vigentes para que en vez de una tipo 1, sea una tipo 2, que permite mayor flexibilidad para hacer investigaciones científicas.

Vega Ramos reconoció que pese a las enmiendas a las dos medidas, aún hay rechazo.

“Hay resistencia a dejar atrás un enfoque punitivo que ha probado su fracaso en los pasados 45 años. Me parece que esos sectores (opositores), erróneamente equiparan el sacar de la cárcel a un usuario de marihuana con algún tipo de anuencia ética al uso de la marihuana. Eso está equivocado y no está sustentado en ningún récord legislativo de ninguna de las medidas”, precisó.

El doctor César Vázquez, quien se opone a la aprobación de ambos proyectos, dijo que “si la preocupación es que nadie debe ir preso por un cigarrillo de marihuana, lo único que tiene que hacer (la Legislatura) es hacer mandatario que en primera o segunda ofensa el juez envíe al ofensor a un programa de desvío. Esto es enfrentar el problema desde el punto de vista de medicalizar al adicto”.

Además, rechazó que la marihuana cure alguna enfermedad.

“La marihuana no cura nada. Lo que tienen que hacer es demostrarlo con estudios, por favor. A las vistas públicas no fue ningún oftalmólogo, pediatra u oncólogo a abogar por la medicalización de la marihuana. El Colegio de Médicos y Cirujanos se expresó en contra. ¿Y por qué hay gente que no son médicos que quieren decir que esta sustancia cura algo?”, cuestionó.

Atribuyó a intereses económicos el empuje de las dos medidas. “Gente que va a dar un tumbe y se va a hacer millonaria sembrando, vendiendo marihuana y vamos a tener muchos problemas y quienes van a pagar los platos rotos son nuestros jóvenes”, indicó.

Vázquez dijo que liberalizar el uso de esta droga causará más adicción y, por ende, más problemas para el país.

Pero para el representante Vega Ramos “esa es una percepción o un juicio que, por lo menos, en las vistas públicas nadie pudo presentar evidencia estadística sobre el mismo”.

“El Drug Policy Alliance presentó evidencia estadística de que en las jurisdicciones donde se ha despenalizado o descriminalizado la marihuana se ha mantenido igual la criminalidad o -en algunas jurisdicciones- ha bajado”, dijo el legislador.

El Nuevo día