CIDH critica a EEUU por detención de niños migrantes: “Es un retroceso al pasado”

Estados Unidos está retrocediendo a viejas prácticas al mantener detenidos a niños y familias de inmigrantes indocumentados, denunció este jueves el vicepresidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Felipe González, que comparó los centros con “cárceles”.

“Es una situación muy preocupante porque vemos que Estados Unidos está volviendo a políticas que parecía que habían quedado en el pasado, como tener centros de detención para niños y familias”, dijo González, también relator sobre Derechos de los Migrantes.

González encabezó una delegación de la Comisión que visitó esta semana la frontera suroeste de Estados Unidos, por donde unos 66.000 menores sin compañía de adultos -y un número similar de familias- de México y Centroamérica han sido interceptados desde octubre de 2013, cifras récord.

Algunos niños migrantes han sido enviados con familiares o albergues antes de presentarse ante un juez migratorio.

Pero la permanencia de muchos de ellos en centros de detención es un “retroceso” y una pronta solución “parece complicada”, dijo González a la AFP.

En un comunicado, la CIDH, un órgano autónomo de la OEA, señaló que la detención de migrantes es “indeseable” y debe ser “sólo una medida excepcional” y por un corto periodo. En ese sentido, llamó a Estados Unidos a adoptar leyes para garantizar que los niños y las familias no sean ubicados en esos centros.

Las cifras de niños capturados en la frontera vienen cayendo desde junio, pero el gobierno, que ha sido cauteloso en declarar resuelta la situación, está en vías de ampliar la capacidad de sus lugares de detención de migrantes.

El Departamento de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) planea abrir una nueva instalación este año en Dilley (Texas) que podría acomodar hasta 2.400 camas.

Estados Unidos “está retornando a políticas que existían hace más de cinco años”, dijo González en referencia al centro en Hutto (Texas) que dejó de alojar niños migrantes tras demandas de organizaciones civiles.

EL MISMO CRITERIO DE GUANTÁNAMO

Las condiciones de los migrantes en Estados Unidos preocupan a la Comisión, que ya anunció una audiencia para discutir el tema durante el próximo periodo de sesiones, a finales de este mes.

“Equivalentes a cárceles”

González, acompañado de la relatora para los Derechos de la Niñez, Rosa María Ortiz y otros expertos, visitaron el centro de ICE para niños y familias en Karnes (Texas), y entrevistaron a exdetenidos del centro de la Patrulla Fronteriza en McAllen (Texas), luego que les fuera impedido el acceso a los migrantes actualmente detenidos ahí.

El gobierno estadounidense aplica “el mismo criterio de Guantánamo” en los centros para migrantes, dijo el comisionado.

Los migrantes denuncian falta de privacidad y recreación, acceso restringido a llamar a sus familiares en los centros, según los testimonios recogidos por la CIDH, que consideró que la situación de derechos humanos se “ha exacerbado” tras la reciente ola de niños migrantes.

Además, reclaman que la detención es arbitraria y que muchos carecen de representación legal, un factor que determina la probabilidad de que sea acogida una solicitud de asilo, señaló González.

Para el comisionado las instalaciones “son equivalentes a cárceles”.

Otra denuncia es que las autoridades estadounidenses no investigan con profundidad las peticiones de asilo de los migrantes, quienes huyen de la violencia del narcotráfico, principalmente en Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Es una situación muy grave de violencia en esos países y por eso tendría cada caso que ser analizado seriamente”, señaló González.

“Todo redunda en que se deporte a gente que corra riesgo en sus países”, agregó.

El Nuevo Diario