México: crean Asamblea Nacional Popular y toman palacios municipales para exigir aparición de estudiantes

Este miércoles se constituyó al Asamblea Nacional Popular por parte del magisterio de Guerrero y normalistas de Ayotzinapa, entre otras organizaciones,las cuales anunciaron que a partir del jueves comenzará la toma de los 81 palacios municipales de Guerrero para exigir la presentación con vida de los 43 estudiantes desaparecidos desde la noche del 26 de septiembre.

Integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa,sostuvieron una asamblea nacional en las instalaciones de esta institución educativa, con el objetivo de definir las acciones a seguir en los próximos díaspara exigir la aparición con vida de los 43 estudiantes desaparecidos el pasado 26 de septiembre en el municipio de Iguala.

Las próximas protestas:

Se dio a conocer que la disidencia magisterial guerrerense y los normalistas determinaron continuar con las movilizaciones de protesta; además, los educadores indicaron que habrá acciones “más fuertes” por realizar, incluso de mayor impacto que los ataques efectuados al Palacio de Gobierno de Guerrero, al Congreso del Estado y la toma del Ayuntamiento de Chilpancingo.

En conferencia de prensa ofrecida en el comedor de la normal rural, el secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), Ramos Reyes, anunció que tras la toma de los palacios municipales se reforzará la vigilancia en la normal Rural y se regulará el acceso a la misma de los medios de comunicación.

El mismo 16 de octubre, se tomarán las casetas de peaje en donde haya grupos de apoyo a favor del movimiento. El viernes 17 esta programada una marcha estatal en el puerto de Acapulco en donde se espera una concurrencia similar a la registrada en Chipancingo la jornada del 8 de octubre.

El sábado 18, se tomarán las carreteras federales para boicotear a trasnacionalessobre todo las que comercializan alimentos chatarra, en tanto que el 19 y 20 el movimiento hará presencia en todas las emisoras de radio de la entidad.

El 21 de octubre habrá la concentración en Iguala para hacer un llamado a que los captores a que presenten con vida a todos los jóvenes desaparecidos.

Dicha acción se desarrollará con los riesgos que implica presentarse en una ciudad controlada por la delincuencia.

Y a partir del 22 se promoverá junto con los grupos aliados la toma de refinerías y aeropuertos en todo el país.

Animal Político

 

Miles de universitarios manifestaron rabia e indignación por el caso Iguala

Un grito estridente resaonó en Ciudad Universitaria: ‘‘Vivos los queremos’’, acompañado de otra demanda: ‘‘¡Justicia!’’ Fue el clamor universitario lleno de ‘‘rabia e indignación’’ ante el ataque armado contra normalistas de Ayotzinapa y la desaparición de 43 alumnos los pasados 26 y 27 de septiembre.

Miles de estudiantes de diversas casas de estudios superiores resaltaron que sólo con la movilización social se podrá enfrentar el dolor que hoy vive el país, y al mismo tiempo transformar la realidad a la que lo han conducido las autoridades.

Congregados a un costado de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los jóvenes –6 mil, de acuerdo con los organizadores; cerca de 3 mil, según funcionarios universitarios– demandaron la presentación con vida de los 43 normalistas desaparecidos y el castigo a los responsables materiales e intelectuales de ‘‘este crimen de Estado’’.

Agregaron: ‘‘Hoy nos reúne aquí la indignación, el dolor y la rabia. Pero también la firme convicción de que sólo la organización y la movilización nos permitirán enfrentar el dolor y construir una respuesta a la altura de la situación. No estamos dispuestos a que esto se repita, no toleraremos más desaparecidos, más asesinatos ni más represión’’.

No sólo la indignación y el dolor los llevaron hasta este sitio. También transmitieron sentimientos de apoyo, solidaridad y hermandad con los normalistas y de paso con la lucha de los jóvenes del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Al pie del mural sur de la Biblioteca Central, creado por Juan O’Gorman –en el que entre otras cosas destaca la imagen del águila que cae, en recuerdo a Cuauhtémoc, último gobernante mexica–, los normalistas de Ayotzinapa invitados fueron recibidos con un sonoro ‘‘¡No están solos!’’

En nombre de sus compañeros de la normal rural, Carlos agradeció el apoyo y la solidaridad de los universitarios. Tomó el micrófono y con la voz entrecortada y casi paralizado ante un silencio expectante para escucharlo, aseveró: ‘‘Hemos salido a las calles para exigir justicia y que nos traigan a nuestros compañeros. Estamos dispuestos a dar todo por nuestros hermanos’’.

Procedentes de diversos puntos de la ciudad, estudiantes de la UNAM, la Autónoma Metropolitana, la de la Ciudad de México, el IPN, la Pedagógica Nacional y la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), entre otras, llegaron al campus de Ciudad Universitaria para acompañar a los normalistas.

De nuevo apareció la creatividad juvenil: en un enorme pliego de papelkraft se veían los rostros de los desaparecidos; otros pintaron dos trazos: un 43 y la frase ‘‘Fuera Peña’’; unos más levantaban mantas o cartulinas con leyendas como ‘‘Los desaparecidos nos faltan a todos’’ o ‘‘El silencio es cómplice de la impunidad’’.

Abundaron que ‘‘las demandas que dieron origen al movimiento de 1968 siguen vigentes. En todos los rincones del país se apresa gente por pensar distinto, se desaparece, se tortura, se asesina. Pero a diferencia del pasado, hoy enfrentamos una embestida histórica del régimen de Enrique Peña Nieto que reforma tras reforma se ha dedicado a desmantelar el proyecto de nación que emanó de la Constitución de 1917’’.

Miles de voces contaron del uno al 43, dieron el pase de lista a las 38 escuelas del país que participaron en el paro y exhortaron a todos los universitarios a sumarse al segundo paro generral, el 22 y 23 de octubre, como una medida de presión para la localización de los desaparecidos. Una solitaria voz lo sintetizó así: ‘‘No queremos perder clases, pero tampoco queremos perder más vidas’’.

Al finalizar la concentración, los universitarios marcharon por todo el circuito de Ciudad Universitaria para invitar al resto de sus compañeros a sumarse a las acciones de solidaridad con los normalistas. y con esa unidad erradicar el ‘‘cáncer de la impunidad y la corrupción’’ que se vive en el país.

Las instituciones, “a prueba”: Peña Nieto

El presidente Enrique Peña Nieto dijo ayer que el Estado mexicano “hallará y aplicará todo el peso de la ley” a los culpables de la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero, y afirmó que “estos lamentables hechos son un momento de prueba para las instituciones y la sociedad mexicana en su conjunto”.

“Acontecimientos como los de Iguala, Guerrero, lejos de desviarnos, nos convocan a redoblar el paso. Con ánimo constructivo y con firme responsabilidad del Estado, el gobierno de la República seguirá trabajando en todos los frentes para hacer de México un país de leyes, en el que prevalezca el estado de derecho. Juntos vamos hacia adelante, vamos a demostrar la grandeza y fortaleza del país”, afirmó el mandatario.

En el salón Adolfo López Mateos de la residencia oficial de Los Pinos, el jefe del Ejecutivo mencionó que la información que dio a conocer la PGR, en el sentido de que los restos encontrados en las primeras seis fosas no pertenecen a ninguno de los normalistas, permitió establecer nuevas líneas de investigación.

“Deseo y espero (que las nuevas líneas de investigación) nos permitan muy pronto dar con el paradero de los jóvenes que hoy no han aparecido”, señaló Peña Nieto frente al presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Alejandro Luna Ramos, y de los líderes de PRI y PAN, César Camacho y Ricardo Anaya, respectivamente, así como de secretarios de su gabinete.

Durante la conmemoración del 61 aniversario del voto de las mujeres en México, el mandatario reconoció que a pesar de los avances en esta materia, “hoy no estamos satisfechos debido a que hay madres de familia angustiadas por no saber dónde se encuentran sus hijos, y me refiero a los jóvenes normalistas desaparecidos”.

Peña agregó: “Desde aquí estoy seguro que junto con todos ustedes nos unimos y reiteramos nuestra solidaridad a cada una de ellas y a sus familias. Y tengan la seguridad de que las dependencias del gobierno de la República están trabajando para localizarlos”.

Consideró que el sentimiento colectivo de “indignación, dolor y coraje demuestra que los mexicanos estamos unidos y somos solidarios con el sufrimiento de nuestros hermanos”, y lo más importante, agregó, demuestra que se rechaza la violencia.

“La violencia, venga de donde venga, es contraria a lo que somos como país. La violencia nunca será la solución ni el camino hacia un mejor futuro”, afirmó.

El Presidente indicó que frente a estos hechos, que calificó de “criminales”, “no habrá impunidad”.

“Este es un esfuerzo compartido de todo el Estado mexicano, que claramente ve en esto una señal para ir a fondo y combatir también la impunidad”, afirmó.

Destacó que el “México en paz, incluyente y próspero que queremos se debe construir con base en la ley, las instituciones y en el respeto irrestricto a los derechos humanos, ruta que se trazó desde el comienzo de esta administración y que se está siguiendo”.

Diferente trato

-En solo una semana, el Congreso de Guerrero desahogará el juicio de revocación de mandato presentado contra el alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, pero mantiene en la congeladora el juicio político contra el ex procurador de Justicia Alberto López Rosas y el ex secretario de Seguridad Pública Ramón Almonte Borja.

-Los juicios contra Abarca, López y Almonte derivan de hechos que se suscitaron en lugares y tiempos diferentes, pero tienen en común que la parte agraviada son normalistas de Ayotzinapa.

Milenio