Ministros y ministras de Desarrollo Social de América Latina acuerdan en Quito “14 puntos por la Igualdad”

La Declaración de Quito tiene 14 acuerdos y fue suscrita por representantes de más de 13 países, que participaron en el X Foro de Ministros y Ministras de Desarrollo Social de América Latina, efecutado durante los primeros días de octubre en la capital.

En el encuentro, organizado por el Ministerio de InclusiónEconómica y Social (MIES) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, se analizó como prioridad los mecanismos para erradicar las desigualdades sociales en la región.

Por ejemplo, se acordó fortalecer políticas públicas con enfoque de derechos; reconocer la paz como condición fundamental para la democracia y el desarrollo; incorporar en el debate de igualdad las consecuencias del cambio climático; fortalecer los vínculos entre la investigación académica de las ciencias sociales, entre otros temas.

La ministra ecuatoriana Betty Tola aclaró que a partir de la firma de La Declaración de Quito empezarán a trabajar en áreas concretas “para articular cada vez más la política social con el conjunto de la política económica, fiscal, tributaria y laboral”.

Tola explicó que en Ecuador y varios de los países de la región están interesados en innovar de manera permanente los programas de transferencia monetaria (Bono de Desarrollo Humano) para que se acoplen a las nuevas condiciones de vida de la sociedad.

“En la mayor parte de los países, las tranferencias están articuladas al ingreso de los niños y niñas a las escuelas, al control en salud, pero también al momento en que avanzamos en estas áreas, hay modificaciones concretas (…) No podemos mantener una política cuando las condiciones están cambiando, cuando es evidente que hay un número de personas que ya no están en condiciones de extrema pobreza o cuando estamos mejorando nuestros indicadores de igualdad social”, añadió la ministra, al tiempo que también consideró prioritario que Ecuador trabaje más a fondo en políticas de género.

Martín Rodríguez, director nacional de Gestión Territorial en el Ministerio de Desarrollo Social de Uruguay, reconoció que Ecuador mostró interés en el trabajo que ha implementado Uruguay para la población GLBTI. En este país, las personas ‘trans’ tienen cupos reservados para trabajar en la administración pública o incluso tienen acceso a transferencias monetarias, solo por su orientación sexual. “Hay que tener claro que esto funciona allá, pero las políticas no se pueden cortar y pegar de un país a otro, hay que entender en profundidad varios aspectos de cada nación”, dijo.

El delegado uruguayo también comentó que un tema debatido fue el de las políticas tributarias. En muchos países, la gente que más tiene suele pagar más impuestos que aquellas que no tienen altos ingresos. Para Martín, esto es favorable, pero hay que considerar que no puede ser aplicado a todos los países, especialmente, si hay “economías con alto grado de informalidad donde es difícil transparentar los procesos de generación de riqueza de la población”.

Para la ministra de Trabajo de El Salvador, Sandra Guevara, la reunión regional ha sido de provecho. Ella cree que Ecuador ha avanzado mucho en materia laboral y le gustaría que su país incorpore algunas de las propuestas locales.

Se refirió al trabajo doméstico remunerado y al reconocimiento de beneficios de ley. “En El Salvador no hemos avanzado en eso, no lo tenemos regulado ni siquiera en el Código de Trabajo. Nosotros estamos en el segundo mandato de un gobierno de izquierda y por ello queremos profundizar cambios desde la perspectiva social universal”, acotó la Ministra.

El próximo Foro de Ministras y Ministros se realizará en 2016 en Nicaragua, mientras tanto, los países latinoamericanos trabajarán de manera conjunta sobre los acuerdos contenidos en ‘La Declaración de Quito’ de cara para la Agenda Post 2015 y así lograr un desarrollo sostenible en la región.

Telégrafo