Lacalle promete “abrir” el Mercosur y Bordaberry derogar ley de marihuana

Luis Lacalle Pou dijo ayer ante empresarios y políticos argentinos que su eventual gobierno dará garantías jurídicas al tiempo que anunció que, de ser presidente, la relación de Uruguay con Argentina no dependerá de las simpatías entre gobernantes.

De la misma forma hablando de su gestión y programa de gobierno dijo que su objetivo no es solo atender a los más necesitados, sino a los de clase media que recién salieron de la pobreza, afirmó en una alocución que duró casi 50 minutos.

La disertación y almuerzo tuvo lugar en el hotel Alvear del barrio La Recoleta y fue organizada por el Congreso Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) de aquel país a un costo de 200 dólares el cubierto. Entre políticos de Argentina pudo verse al líder del Frente Renovador y candidato a la presidencia del país vecino, Sergio Massa, que fue duramente criticado en aquel país por faltar en ese momento a la sesión del Parlamento argentino, en la que se estaba debatiendo el proyecto de nuevo Código Civil y Comercial, debate que él había impulsado. También se encontraba el senador y precandidato a presidente radical Ernesto Sanz y el político uruguayo y ex embajador Alberto Volonté, que encabezó el brindis final en honor al invitado. Entre los empresarios porteños estaban Martín Eurnekian e integrantes de la familia Bulgheroni.

“También había empresarios uruguayos, habló de economía, del Mercosur, dijo que el relacionamiento con Argentina no puede depender de las simpatías de los presidentes y también repasó su Programa de Gobierno en cuanto a políticas sociales y seguridad humana”, dijo a LA REPÚBLICA el diputado nacionalista Álvaro Delgado, que acompañó a Lacalle al vecino país. También lo acompañó Lorena Ponce de León, su esposa, Azucena Arbeleche, su candidata a ministro de Economía, Pablo Da Silveira, candidato al Ministerio de Cultura, el candidato a la vicepresidencia Jorge Larrañaga, Conrado Hughes, ex jerarca de la OPP en el gobierno de Luis Alberto Lacalle Herrera y otros integrantes de su equipo. También concurrieron representantes de la Cámara de Comercio Uruguaya, la Asociación Rural, la Cámara de Industrias y la Unión de Exportadores.

En cuanto al funcionamiento del Mercosur, Delgado contó a LA REPÚBLICA que “apuntó que hay que mejorar las relaciones con Argentina” y si le toca ganar en la primera semana estará mandando una delegación para eso. También propuso que haya tribunales en el Mercosur, y la posibilidad de hacer acuerdos para los países integrantes del Mercosur con otros países extrarregión”, contó el parlamentario nacionalista.

Luego aseguró que si bien buscará acuerdos para lograr mayorías parlamentaria no cambiará sus objetivos e ideas fundamentales, “la negociación no puede hacer que nos transformemos en lo que no somos”, dijo.

Clase media y pobreza

Hablando de su gestión y programa de gobierno dijo que su objetivo no es solo atender a los más necesitados, sino a los de clase media que recién salieron de la pobreza, afirmó en una alocución que duró casi 50 minutos.

República

Bordaberry: Ley de legalización de la marihuana tiene los días contados

El candidato presidencial del Partido Colorado, Pedro Bordaberry sostuvo que la Ley sobre liberación de la producción y venta de marihuana en Uruguay será derogada una vez que cambie el Poder Legislativo el 1ro. de marzo del año próximo.

El líder colorado dijo que si bien no se ha reunido con dirigentes del Partido Nacional, ambas colectividades ya se han manifestado al respecto y, eventualmente, tendrán la mayoría parlamentaria para hacerlo.

“Nosotros no queremos legalizar la marihuana. Ayer en el Cerrito de la Victoria, las madres nos pedían que no dejáramos legalizar la droga”, contó en el programa “Código País”.

“Tabaré Vázquez dijo que después de la legalización de la marihuana viene la legalización de la cocaína. No”, añadió.

Bordaberry adelantó que la ley de legalización de la marihuana en Uruguay tiene los días contados luego del primero de marzo del año entrante cuando cambie el Poder Legislativo. Para el presidenciable este es un punto clave para combatir la delincuencia.

El líder colorado se refirió a la problemática de la droga en uruguay en el marco del tema inseguridad donde fustigó la gestión del Gobierno y volvió a repetir que la pasta base es “la herencia maldita del Frente Amplio”.

“El auge de la pasta base es en los últimos siete u ocho años y no ha habido una respuesta del Gobierno, sobre todo para recuperar a los adictos de la pasta base. Al adicto a la pasta base hay que ayudarlo a salir, que es terrible para la familia”.

“Y esto es una herencia del Frente Amplio que no ha sabido cortar un problema que ha crecido enormemente”.

Para revertir esta situación, Bordaberry advirtió que “hay que evitar que la pasta base ingrese al país”.

“Tenemos que trabajar mucho más en la prevención del ingreso al país. Queremos reforzar los controles de ingreso al país. Reforzando la Fuerza Aérea y sus tareas, la Armada y sus tareas, poner al Ejercito a cuidar la frontera terrestre”.

“También hay que ser inflexible en lo que es la lucha contra las bocas de venta (en los barrios) y contra quienes la financian. Hay que tener una política muy clara: el que está vendiendo pasta base está envenenando a los jóvenes uruguayos lucrando con su vida”.

“Acá hay un problema de concepción. Cuando llegó el Frente Amplio al Gobierno dijo: ‘nosotros no vamos a reprimir. Vamos a disuadir y prevenir’. Y lo que no se dan cuenta es que uno no puede disuadir y prevenir diciendo que no va a reprimir pues si hay un delito hay que agarrar al delincuente y pararlo”.

“Ahora se fueron para el otro lado y centralizan, olvidándose de la prevención y la disuasión. No han sabido encarar una cosa tan seria para un país como es la política de seguridad. Por eso hay que cambiar. Creo que la enorme mayoría de los uruguayos sentimos que estamos mal en materia de seguridad”.

“Hasta hace dos años el promedio de homicidios en Uruguay eran 199. Ese 199 se convirtió en 287. El crecimiento más grande del Uruguay en materia de homicidios”.

El primer cambio que debe haber para Bordaberry es aprobar la reforma constitucional que propone bajar la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años.

“Luego hay que crear un Instituto Penitenciario, como tiene España, sacando las cárceles de la órbita del Ministerio del Interior. La reincidencia es una de las cosas más graves que tenemos”.

Para los reincidentes el Partido Colorado propone que no tengan libertad anticipada ni acceso a salidas transitorias y tengan penas más duras.

“Lo que es seguro es que el Frente Amplio en materia de seguridad no ha tenido buenos resultados. La gestión del Frente Amplio nos deja un 40% más de homicidios y pasamos de 6.800 rapiñas a 20.000. Este año van a haber más de 20.000 rapiñas” informó.

Bordaberry recordó que hace dos años atrás se enfrentó a Bonomi en un debate realizado en Nuevosiglo TV y allí el ministro del Interior, al hablar de las causas de la inseguridad reconoció que “la seguridad no fue prioridad en el gobierno de Tabaré Vázquez”.

“Y obviamente que eso nos ocasionó estos problemas” añadió.

Espectador