Panamá abre el primer museo de la biodiversidad en el mundo

A partir del 2 de octubre, empiezó a funcionar oficialmente la primera fase del museo de la Biodiversidad, después de más de diez años del inicio de su construcción.

Conocido con el nombre de Biomuseo, éste es el primero en el mundo que narra la historia de la biodiversidad del planeta. Cuenta con una dimensión de 4 mil metros cuadrados y está localizado en la Calzada de Amador, en la ciudad de Panamá, rodeado de las aguas del Océano Pacífico.

Esta joya arquitectónica, cuya fachada de paneles de aluminio resalta a la vista por sus colores brillantes rojos, azules, verdes, amarillos y naranjas, es una creación del canadiense Frank Gerhy

y un aporte a la cultura y a la educación ambiental. Se estima que la obra tuvo un costo aproximado de 100 millones de dólares, y se construyó con apoyo del Gobierno Nacional, la empresa privada y organismos de investigación científica como el Instituto de Investigaciones Tropicales Smithsonian (STRI), por sus siglas en inglés).

El Banco de Desarrollo de América Latina y la Fundación Amador son las encargadas del desarrollo y mantenimiento del proyecto.

LAS SALAS DE EXHIBICIÓN

En su interior, sus ocho galerías narran, paso a paso, la historia del surgimiento de lo que hoy es Panamá y de cómo esto produjo la creación de dos océanos distintos, el Pacífico y el Atlántico, cambiando la vida en todo el planeta, hace 10 millones de años. Sin embargo, en esta primera fase de apertura solo se abrirán permanentemente cinco de las salas: la Galería de la Biodiversidad, Panamarama, El Puente Surge, El Gran Intercambio y La Huella Humana.

El Biomuseo cuenta, además, con un atrio público, un recinto para exhibiciones temporales, tienda, cafetería y exposiciones exteriores múltiples localizadas en un parque botánico, con especies nativas y exóticas de la flora panameña y de Centroamérica.

‘Hoy vemos cumplido el anhelo de contar en Panamá con el Biomuseo, un proyecto visionario que tomó años de concepción creativa y científica’, el cual permitirá que ‘los panameños y turistas conozcan y valoren el papel decisivo que jugó el istmo en los cambios y evolución biológica del planeta’, señaló María del Pilar Arosemena, presidenta de la Fundación Amador.

‘Nadie en el mundo ha hecho un museo de la biodiversidad’ como este en Panamá, declaró el estadounidense Bruce Mau, responsable del diseño de las galerías del Biomuseo, en una publicación de EFE .

En este sentido, el presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, manifestó el respaldo de su administración para ‘culminar lo que sea necesario’ durante sus cinco años de gobierno. ‘El Biomuseo enriquecerá nuestra oferta histórica y cultural, y también será importante para proyectar nuestra identidad nacional’, afirmó Varela, en la inauguración.

Por su parte, Marco Ocando, portavoz de Copa, aerolínea que patrocina la galería de ‘La huella humana’, mecionó la relación del museo con la misión de la aerolínea. Destacó que el objetivo del proyecto de resaltar la conectividad de Panamá con la biodiversidad del planeta ‘va completamente de la mano’ con la misión de Copa de ‘conectar mejor a las Américas y promover el intercambio cultural’.

LOS ATRACTIVOS

Una de las novedades que tendrá el museo durante esta primera fase de apertura son las exhibiciones temporales, informó el Biomuseo en un comunicado.

En la muestra de ‘Tiburones gigantes y camellos diminutos’ se podrá explorar los descubrimientos fósiles que se han hecho durante los trabajos de ensanche del Canal de Panamá; el ‘Biomuseo del futuro’ mostrará cómo será la segunda fase del proyecto y una tercera exhibición denominada ‘Gehry en Panamá’ da a conocer el proceso de diseño y construcción de la obra y sus conexiones con Panamá. Lo anterior le ‘permite al visitante percibir la complejidad de construir un edificio netamente panameño que adopta y reinterpreta nuestro clima, arquitectura y cultura con un lenguaje de vanguardia’, detalló. Otro de los atractivos es el Bioparque, que sigue creciendo, y la tienda de souvenirs alusivos al museo, libros especializados en diseño, biodiversidad, arte, cultura y artesanías.

‘Estamos muy emocionados de poder ampliar nuestra oferta a los visitantes’, manifestó Víctor Cucalón Imbert, director ejecutivo del Biomuseo, asegurando que desde la preapertura del museo, en julio pasado, se han recibido más 15 mil 400 visitantes, a pesar de las condiciones limitadas.

La Estrella