Paraguay: diversas organizaciones exigen libertad del dirigente campesino Rubén Villalba

Rubén Villalba cumple una prisión que ya ha excedido lo previsto en el artículo 219 de la Constitución Nacional que establece que “nadie podrá estar con prisión preventiva más de la condena mínima estipulada para una condena”.

Por el caso de la masacre de Curuguaty, Villalba había conseguido arresto disciplinario con 50 días de huelga de hambre con otros compañeros.

Pero cuando llegó a Curuguaty, antes de pisar tierra, se lo devolvió a la cárcel de Tacumbu por un caso en el que se lo había involucrado en Pindo, Yacy Cañy, una resistencia comunitaria a la plantación de la soja, en el 2010.

“A más de dos años de privación injusta de libertad del campesino Rubén Villalba expresamos en primer lugar nuestra solidaridad con Rubén quién acaba de iniciar su tercera huelga de hambre en protesta por los vicios de los proceso a los que se le vincula tendenciosamente, ratificamos el pedido de excarcelación por ser injusta e inconstitucional y exigimos que la Corte resuelva el pedido de Habeas Corpus Reparador presentado a favor de Rubén Villalba”, sostienen las organizaciones firmantes del comunicado.

Rubén Villalba ha quedado preso solo en Tacumbú, “aun habiendo obtenido, junto con los demás, el arresto domiciliario por el caso de Curuguaty pero la jueza Janine Ríos de Curuguaty lo devolvió con dos causas resucitadas”., sostiene el comunicado. En una de ellas la propia fiscalía había pedido su desvinculación. “Hoy el Poder Judicial sigue dilatando su desvinculación de la causa, y en la segunda la expectativa de pena no supera los cinco años y la mínima no sobrepasa los seis meses”, expresa.

Los firmantes de la nota exigen a las autoridades judiciales que la Corte resuelva el pedido de habeas corpus reparador presentado a favor de Rubén Villalba, como corresponde, ya la Corte tenía 2 días para responder, y han pasado 14 días sin respuesta y ratificamos nuestro pedido de excarcelación del mismo y el cumplimiento de la orden de arresto domiciliario dictada en favor suyo en abril de este año.

Asimismo exigen la anulación del juicio por la masacre de Marina Kue “ante su evidente ilegalidad y de recuperación de las tierras de Marina Kue para la reforma agraria, tierras hasta hoy usurpada por una empresa privada”.

La Articulación Curuguaty está compuesta por Base Investigaciones Sociales, Coordinadora Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas, Coordinación Nacional de Niñas, Niños y Adolescentes Trabajadores, Corriente Sindical Clasista, Federación Asuncena de Grupos Anarquistas, Federación Nacional Campesina, Frente Guasu, Frente Recoleta, Juventud Comunista Paraguaya, Movimiento Kuña Pyrenda, Movimiento 15 de Junio, Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay – Sindicato Nacional, Partido Comunista Paraguayo, Partido Paraguay Pyahura, Servicio Paz y Justicia- Paraguay y el Sindicato de Periodistas del Paraguay.

E’a