Presidente de Guatemala prolonga estado de prevención en municipio tras masacre a indígenas

Vamos a prolongarlo porque no están dadas las condiciones para levantar el estado de prevención y que se retiren las fuerzas de seguridad, por lo que seguiremos 15 días más”, explicó el gobernante Pérez Molina referente a la situación que se vive en este municipio.

“El presidente sostiene que los problemas en diferentes lugares del país no se solucionan con estados de excepción, esta medida es precisamente una excepción para que logremos estabilizar un área que se encuentra en problemas, en conflicto, donde hay situaciones complejas”, refirió Mauricio López Bonilla, ministro de Gobernación.

La medida se conoció tras una reunión de los funcionarios con el nuncio apostólico, monseñor Nicolás Henry Marie Denis Thevenin y con la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal, a quienes les pidieron el apoyo de la Iglesia católica para propiciar el diálogo en temas de conflictividad social.

Daniel Pascual, dirigente del movimiento Wakib Kej, lamentó la decisión e indicó que lo ideal sería que el Gobierno presente un informe a la sociedad sobre los avances del estado de prevención, ya que este solo genera “miedo entre los pobladores que no salen a trabajar para no ser detenidos”.

Siglo 21