Presidente firma acuerdo con la Unión Europea por 235 millones de euros

La Unión Europea firmó ayer con Honduras un programa de asistencia plurianual por el que dedicará 235 millones de euros en ayuda al desarrollo a ese país centroamericano en el periodo 2014-2020.

El llamado programa indicativo plurianual fue firmado en una ceremonia en Bruselas por el ministro coordinador general del Gobierno de Honduras, Jorge Ramón Hernández Alcerro, y el comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, en presencia del presidente hondureño, Juan Orlando Hernández, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

Ese programa incrementará a lo largo de los próximos siete años la aportación de la UE para favorecer la seguridad alimentaria, el empleo y el Estado de derecho en Honduras, explicó Barroso en una declaración a la prensa junto al líder hondureño tras la ceremonia.

El presidente comunitario recordó que la UE ha invertido en la cooperación al desarrollo de Honduras cerca de 500 millones de euros en las últimas décadas, de manera que se ha convertido en el segundo país beneficiario de ese tipo de ayuda europea en América Latina.

Barroso felicitó a Hernández por su “dinamismo y determinación a la hora de hacer frente a los desafíos pendientes” desde su elección hace ocho meses como presidente del país, con la que, en su opinión, Honduras “pasa una página e inicia un nuevo ciclo político”.

Destacó que la asistencia europea en los próximos años servirá para apoyar a pequeños agricultores en el corredor seco de Honduras, a los jóvenes y a las instituciones.

También subrayó la disposición de la UE a ayudar a mejorar la seguridad de los ciudadanos y a combatir el problema de la delincuencia organizada, en especial “la que viene de fuera del país”, para lo que vio necesario unas fuerzas policiales “respetuosas con los derechos humanos”.

Además, indicó que la UE contribuye con 2 millones de euros a un programa para atajar la “grave situación” de la ola de menores no acompañados hondureños que intentan entrar en Estados Unidos.

Barroso y Hernández abordaron durante su reunión de hoy asuntos relacionados con el proceso de integración de Centroamérica, los planes de desarrollo de Honduras, las zonas especiales para el avance económico y la agenda de Naciones Unidas para el desarrollo más allá de 2015.

Además, repasaron unas relaciones bilaterales entre la UE y Honduras que se han “fortalecido” con la entrada en vigor hace un año del pilar comercial del acuerdo de asociación entre el bloque europeo y seis países centroamericanos: Honduras, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

“La relación entre Honduras y Centroamérica con la UE tiene una larga historia de hitos positivos, el último de ellos el acuerdo de asociación”, declaró por su parte Hernández, quien agradeció la labor de la Comisión para convertir ese pacto en una realidad.

Hernández señaló que, desde que asumió la presidencia, trabaja en recobrar la paz del país y crear unas condiciones “más justas para todos”, con la obtención de unos “resultados preliminares alentadores” a pesar de que “aún queda por hacer”.

Entre los retos apuntó a la seguridad ciudadana, un asunto sobre el que dijo que la UE “ha mostrado sensibilidad”.

“Aspiramos a ser los mejores socios, amigos y aliados en todos los campos” con la UE, enfatizó, y consideró que la firma de hoy es “un paso firme en esta dirección”.

La Prensa