República Dominicana: Comisión investigadora determina que hubo negligencia en muerte de once niños en hospital

La comisión designada por el presidente Danilo Medina para investigar las muertes de los once niños durante el fin de semana en el hospital Robert Reid Cabral informó que la experticia determinó que hubo negligencia y/o deficiencias por parte del personal médico y de gestión administrativa del centro médico.

En ese sentido, la comisión integrada por la comisión estuvo integrada por el procurador, Francisco Domínguez Brito; el jefe de la Policía, mayor general Manuel Castro Castillo; el jefe del Departamento Nacional de Investigaciones (DNI), Sigfrido Pared Pérez, y la directora del Senasa, Altagracia Guzmán Marcelino, recomendó sanciones administrativas y profesionales.

Al respecto, el informe recomienda que desde el punto de vista administrativo el Ministerio de Salud Pública tome las decisiones correspondientes, tanto en lo referente a las condiciones materiales y de recursos humanos, de conformidad con los protocolos, reglamentos y parámetros establecidos por la institución.

Desde el punto de vista de la responsabilidad, la Comisión sugirió que en lo referente al personal del hospital Robert Reid Cabral, “ante las faltas y negligencias presentadas y comprobadas en los indicados casos, proceder a las sanciones administrativas y profesionales de conformidad con las normas establecidas.

Al leer el informe de la Comisión, Altagracia Guzmán Marcelino, médico pediatra y directora del Seguro Nacional de Salud (Senasa), expuso que en cuatro de los casos se comprobó que hubo deficiencias en la atención médica, mientras que en dos hubo deficiencia en la calidad de la gestión sobre esos casos. Guzmán Marcelino, quien estuvo flanqueada a su espalda por el director del DNI, señaló que se comprobó que no existía en el expediente clínico las “notas de médico de base”, sino que las mismas eran firmadas por un médico residente.

Solamente en un caso se procedió oportunamente con el diagnóstico y manejo desde su primer ingreso en centros privados hasta el último ingreso en el Robert Reid Cabral. Sin embargo, dijo que nueve de los 11 niños que llegaron referidos de otros centros de salud públicos y privados de La Romana, Samaná, Elías Piña y San Cristóbal se encontraban en condiciones de salud muy críticas, y que al evaluar las probabilidades de que se salvaran éstos cayeron en el quinto lugar de una escala de 1 al 5.

Médicos culpan al Gobierno

Pero en la mañana de ayer el personal médico, de enfermería y de apoyo del hospital infantil Robert Reid Cabral se lavó las manos con respecto a la muerte de once niños y atribuyeron la responsabilidad al Gobierno y a las autoridades de Salud, “que son a los que los fiscales deben investigar, y no a nosotros”.

En rueda de prensa llevada a cabo en el salón de conferencias del hospital infantil, el personal agrupado en el “Comité S. O. S. Robert Reid Cabral” dejó plantada la idea de que los infantes tenían pocas posibilidades de sobrevivir, aunque la alegada falla técnica en el suministro de oxígeno pudo haber influido. Anunciaron que defenderán la honra y el nivel profesional de la directora del centro de salud, Rosa Nieves Paulino.

“La responsabilidad es del sistema de salud, no es de nosotros, sino del Estado”, dijo Maritza López, vocera del comité, quien recordó que la situación de precariedad del hospital es bien conocida, ya que desde hace varios meses se ha venido exponiendo. Nosotros no queríamos que esto sucediera, pero sucedió, y es muy lamentable que esto suceda sobre todo cuando se ha venido exponiendo que hay precariedades y no se le buscan soluciones”.

En la rueda de prensa también intervino Waldo Ariel Suero, expresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), quien se mostró indignado con el hecho de que la Procuraduría General de la República haya dispuesto investigar las muertes.

“Es al Gobierno al que hay que investigar, es a las autoridades de Salud Pública a las que hay que investigar, y no a nosotros, como si fuéramos criminales”, expresó, aunque dejó claro que el comité no se opone a las investigaciones.

CMD dice falta de oxígeno influyó

Sobre la muerte de los infantes, el presidente del CMD, Pedro Sing, ratificó que la falla en el suministro de oxígeno fue determinante en la muerte de los once niños.

Observó que el sistema de oxígeno del hospital infantil tiene una capacidad por debajo de la que demanda el centro de salud, y al respecto sostuvo que los médicos en servicio notificaron del fallo en el oxígeno y durante 12 horas fue necesario administrarlo de manera manual. Al respecto, expresó que los niños “estaban bajo oxigenoterapia cuando la bomba que reserva el oxígeno para enviarlo a dicha área de hospitalización (cuidado intensivo) comenzó a dar fallos intermitentes en su presión, bajando de 60 a 25, disminuyendo su flujo, lo que provocó la baja y luego la falta de oxígeno”.

La Unicef aboga por familiares

Igualmente, la representante del Fondo de Infancia para las Naciones Unidas (Unicef) María Jesús Conde, manifestó ayer que es importante que todas las partes involucradas en la muerte de los once niños participen en la investigación. Al respecto, la también residente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) entiende que lo razonable es que los familiares estén representados en la comisión que investiga los hechos.

Agripino pide sanciones

Mientras que el rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), Agripino Núñez Collado, dijo que es muy preocupante la muerte de los once niños, y se sumó a las voces que entienden debe haber sanción. Dijo que una persona enferma no puede trabajar ni estudiar, a la vez que se mostró esperanzado en que las autoridades den los pasos necesarios para mejorar las condiciones de los hospitales.

El prelado se mostró esperanzado en que las autoridades den los pasos necesarios para mejorar las condiciones de los hospitales.

Waldo Ariel Suero
“Lo que ha sucedido en este hospital está pasando en mucho hospitales del país y eso es culpa del Gobierno y las autoridades”.

Radhamés Ovalles
“Los pobres cuando no tienen un seguro y las clínicas no lo atienden donde vienen a caer es en este depósito que se llama Robert Reid Cabral”.

El Caribe