Uruguay: anuncian la instalación de un cable submarino de fibra óptica desde EEUU

El cable con fibra óptica recorrerá 10.500 kilómetros por debajo del agua, desde Boca Ratón en la Florida, Estados Unidos, hasta Fortaleza en Brasil.

De ahí seguirá hasta Maldonado en Uruguay. La presidenta de Antel, Carolina Cosse, hizo el anuncio este jueves de noche. Para el emprendimiento, la empresa de telecomunicaciones estatal se asociará con el gigante Google, Angola Cables y Algar Telecom de Brasil. Cosse dijo que la instalación de este cable directo a Estados Unidos se instalará para responder al aumento de la demanda de Internet en Uruguay.

Según se anunció, será construido y operado por las cuatro empresas y las obras comenzarán de inmediato y se estima que estará terminado para fines de 2016. Se trata de una inversión de 73 millones de dólares que realizará Antel dentro de un proyecto que costará en el entorno de los 400 millones de dólares, “que implica un ahorro de 195 millones de dólares”, dijo la presidenta del organismo, Carolina Cosse, tras hacer el anuncio. “Nos permite autonomía y diversificar las rutas de conexión”, aseguró la jerarca del ente estatal.

Cosse afirmó que este proyecto de tecnologías ópticas de transmisión es importante para Uruguay porque “de acá a 2020, la demanda va a ser del 31%. Uruguay va a tener una demanda del 44% y la de Antel va a ser del 50%. Esto significa que la demanda internacional viene creciendo, que seguirá creciendo y que, en el caso de América Latina, se da un patrón de que el 80% de esa demanda se da con Estados Unidos y por eso es bueno tener una buena conexión con ese país”.

El ministro de Industria, Roberto Kreimerman, señaló ayer durante el lanzamiento del proyetco que “comienza una etapa fundamental en la convectividad para Uruguay”, y que dicha conectividad “se asegura tanto por inversiones internas como por las internacionales” como la anunciada.

“Por una mayor capacidad de Internet en América Latina”. Así se titula un artículo el blog de Google donde comentan el resultado de una asociación entre Algar Telecom (Brasil), Antel (Uruguay), Angola Cables y Google.

Se trata de un proyecto en el que conectarán a una población de casi 300 millones de usuarios de Internet (en América Latina) para ofrecer una conexión más rápida, segura y útil, construyendo el proyecto [Monet], un cable de más de 10.000 km de fibra óptica submarino que conectará Boca Ratón, Florida, con dos ciudades brasileñas: Santos y Fortaleza, incrementando la capacidad de Internet existente.

No es la primera vez que Google invierte en cables submarinos, ya lo hizo en 2008 con Unity, un sistema que conecta a Estados Unidos con Japón, y en 2011 llegando a Hong Kong y Singapur. Este mismo año anunciaron el proyecto Faster, también entre Estados Unidos y Japón, y ahora es el turno de América Latina.

2016

Un proyecto multinacional que será construido y operado junto con las empresas Google, Algar Telecom (Brasil) y Angola Cables (Angola), y la firma TE Connectivity SubCom que ha sido seleccionada como proveedora de la solución técnica.

Esta inversión forma parte de un esfuerzo conjunto para construir el tejido de Internet, preparando a nuestro país y a la región para el aumento de la demanda.
La nueva ruta será 10.556 kilómetros de largo. Según las estimaciones, aumentará el ancho de banda total de los sistemas de cable submarino existentes en 64 Tbps (terabits por segundo) de capacidad. El contrato entra en vigor hoy; se espera que la construcción comience inmediatamente previendo que concluya a fines de 2016.

“Es un hito en nuestras telecomunicaciones. Un sistema submarino de fibra óptica propio significa ser independientes y soberanos, capaces de proveer de Internet a otros países y empresas”, indicó Antel.

República