Argentina: el superavit comercial de octubre fue 39 por ciento menor al de 2013, según organismo oficial

La balanza comercial arrojó en octubre un saldo positivo de 361 millones de dólares, lo que implica un retroceso de 39,2 por ciento respecto del mismo mes de 2013. En lo que va de 2014 el superávit llegó a 6151 millones de dólares, 17,1 por ciento menos que en igual período del año anterior, según informó ayer el Indec. La caída de precios internacionales de las materias primas, el retroceso de despachos de autos al mercado brasileño y la pobre performance de la actividad económica de los principales socios comerciales de la Argentina fueron elementos centrales para explicar la contracción de las exportaciones al resto del mundo. El menor movimiento del mercado interno producto de la devaluación de principios de año y la especulación por la disputa judicial contra los fondos buitre, ocasionaron la baja de importaciones. El complejo de cereales exportó el mes pasado 141 por ciento más respecto de 2013, gracias al acuerdo del Gobierno con el sector agropecuario para acelerar la liquidación de la cosecha y estabilizar el nivel de reservas.

Las exportaciones anotaron 5967 millones de dólares en octubre, con una baja de 16 por ciento respecto del mismo mes del año pasado. El detalle por rubros precisó que las ventas de combustible y energía retrocedieron 19 por ciento; las manufacturas de origen agropecuario, 18 por ciento y los bienes de origen industrial, 21. A diferencia de este desempeño, los despachos de commodities subieron 2 por ciento. A ese resultado se llegó por una suba del 15 por ciento en las cantidades vendidas y una baja del 11 por la merma de precios. El dato de los productos primarios requiere observar que el equipo económico acordó con las principales exportadoras de cereales la liquidación de granos acumulados durante meses. El resultado fue que en octubre las ventas de esas empresas sumaron 433 millones de dólares, contra 180 millones del mismo mes del año pasado. Por su parte, los despachos de productos de la soja computaron en lo que va del año 10.929 millones de dólares, contra 9806 millones de 2013.

El retroceso de las exportaciones industriales se debió a la desa-celeración de la actividad económica de los principales socios comerciales del país, en particular Brasil. Un reciente documento del Banco Central calculó que en 2014 los socios de la Argentina (Brasil, Chile, Uruguay, Perú, Venezuela, China, Zona Euro y Estados Unidos, entre otros) crecerán 2,9 por ciento, contra el 3,3 por ciento del promedio de la economía mundial. “A diferencia del pasado reciente, el crecimiento de los principales socios comerciales del país es inferior al del promedio mundial”, afirmó el informe, para subrayar el impacto negativo de este fenómeno para las exportaciones locales. La economía brasileña fue una de las que más moderó la actividad, con una proyección de crecimiento para este año que bajó de 2,5 a 0,2 por ciento. La cifra adquiere relevancia si se tiene en cuenta que los despachos de autos a Brasil sumaron en octubre 659 millones de dólares, con una caída del 30 por ciento, mientras que computaron en lo que va del año 5943 millones de dólares, al disminuir un 19 por ciento interanual.

En cuanto a las importaciones, se registraron el mes pasado 5606 millones de dólares, con una caída del 14 por ciento. En el detalle por bloques, las de bienes de consumo bajaron 15 por ciento; las de bienes intermedios, uno por ciento; las piezas y accesorios para bienes de capital, 37, y los vehículos automotores de pasajeros, 55. A su vez, los bienes de capital (inversión en nuevo equipo y maquinaria) subieron 5 por ciento, al tiempo que las compras de combustible y energía crecieron 10 por ciento. La desaceleración del movimiento económico local, con una actividad que pasó de crecer 3 por ciento en 2013 a una cifra cercana a cero en los últimos meses, explicó la menor necesidad de comprar bienes al resto del mundo.

La pérdida del autoabastecimiento energético, por las maniobras de desinversión de los privados en la gestión del negocio de los hidrocarburos, continuó siendo uno de los principales factores para explicar la falta de divisas de la economía local. El déficit comercial del sector de energía entre enero y septiembre fue de 5500 millones de dólares, con exportaciones por 4124 millones de dólares e importaciones por 9634 millones.

Página 12