Con Chile como puente, el Mercosur y la Alianza del Pacífico fijan agenda para avanzar en integración

“Avanzar con realismo sin expectativas desmedidas “, fue una de las conclusiones del canciller, Heraldo Múñoz, al finalizar el seminario “Diálogo sobre integración regional Alianza del Pacífico-Mercosur”, efectuado en el edificio del GAM.

A la cita, asistieron los cancilleres de Perú, México, Colombia, Argentina, Brasil, Guatemala, Paraguay y Uruguay. La invitación de la Cancillería chilena se enmarca dentro de una de las prioridades que se trazó el gobierno de Michelle Bacheler en materia de relaciones internacionales: lograr una integración regional entre el Pacífico y el Atlántico, bajo el rol de Chile como puente.

La extensa jornada comenzó con la intervención de la presidenta Bachelet, quien resaltó la necesidad de mirar América Latina desde una óptica más integradora: “somos una región diversa y sabemos que eso también es una riqueza, con distintos caminos hacia el desarrollo; trabajamos con políticas económicas diferentes, hemos enfrentado de diversos modos nuestros desafíos democráticos. Justamente esa multiplicidad de miradas es lo que puede dar solidez a nuestra misión compartida en el mundo”, expresó la mandataria.

En los diferentes paneles, expusieron los cancilleres- quienes abrieron la discusión con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, como moderador, también expusieron ministros de las áreas de comercio y economía, académicos y empresarios de cada país. La tónica del debate fue establecer elementos en común para avanzar en asuntos concretos, haciendo eco de las primeras palabras de Múñoz sobre que era necesario “menos retórica y más hechos”, dentro de esta búsqueda de convergencias.

En ese aspecto, la facilitación del comercio, ventanillas únicas, movilidad de personas, intercambio de bienes culturales, podrían ser los primeros elementos que se trabajarían en un concepto que rezonó en varios de los exponentes: elaborar una agenda corta, con elementos que sean fáciles de trabajar, para ir despejando el terreno y continuar más adelante con elementos de más complejidad. Así también, en el discurso de cierre, el canciller chileno, informó que se acordó la elaboración de un documento, en donde se establecerán recomendaciones en áreas económicas y comerciales a las dos organizaciones, para que sean analizadas por separado con cada uno de sus miembros.

Las trabas
Durante el encuentro se mostraron algunas diferencias, especialmente en los modelos de desarrollo que ha implementado cada país. En ese aspecto, Carlos Alberto Bianco, vicesecretario de Relaciones Económicas Internacionales de Argentina, defendió en su exposición el proceso de industralización de su país, cuestión que los ha llevado a implementar trabas a las importaciones, para la protección de su industria. En contraste, el presidente de la CPC, Andrés Santa Cruz, enfatizó que lo más importante para lograr una mayor intregración era el libre comercio: “nos complican las políticas donde se cierran los mercados, se ponen trabas. Es necesario concordar que haya comercio libre, que la gente pueda competir, que no compitan las tesorerías de los países”, señaló el líder empresarial.

Respecto a la situación actual del Mercosur, donde se han levantado algunas voces críticas sobre su trascendencia más allá de lo económico, el canciller de Paraguay, Eladio Loizaga, señaló a DF que si bien se pasó por momentos difíciles, hoy se está en una mejor posición: “el Mercosur como todo proceso de transición tiene momentos de subida y bajada, hoy estamos en un proceso de revitalización, pues hubo momentos difíciles que han afectado la imagen del Mercosur al exterior”. En tanto su par uruguayo, Luis Almagro, dijo que “el Mercosur ha trabajado temas políticos y los ha construido de manera eficiente, llegando a generar espacios de concertación nivel regional”.

Diario Financiero

 

Bachelet pidió que Alianza del Pacifico y Mercosur dejen de darse la espalda

La Presidenta Michelle Bachelet pidió este lunes, en la apertura del seminario “Diálogo sobre Integración Regional: Alianza del Pacífico y Mercosur”, que ambos bloques dejen de darse la espalda y trabajen por una integración efectiva a mediano plazo.

“Debemos dejar de una vez por todas ese prejuicio de que hay dos bloques contrapuestos que no dialogan entre sí”, enfatizó la Mandataria ante un auditorio formado por ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio de ambos organismos que se dieron cita en Santiago en una reunión que Bachelet calificó de “histórica”.

“Sabemos que el Mercosur y la Alianza del Pacífico son esquemas de integración articulados sobre bases muy diferentes”, reconoció la Presidenta, por lo que “no es realista postular hoy a una integración en materia arancelaria”.

La Alianza del Pacífico, creada en el 2011, estáintegrada por México, Colombia, Perú y Chile, todos ellos países con salida al Océano Pacífico, en tanto que el Mercosur es una unión aduanera formada por Brasil,Argentina, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

“La unidad no puede, no debe ser sinónimo de homogeneización. Somos una región diversa, hemos optado por distintos caminos hacia el desarrollo, trabajamos con estrategias políticas y económicas diferentes y hemos enfrentado de diferente modo nuestros desafíos democráticos”, añadió Bachelet.

“Pero estas diferencias no son mayores que los aspectos innegables que son comunes”, señaló Bachelet en el discurso de apertura de este seminario, en que se desarrollarán tres paneles.

“Muchos de nuestros países y sus ciudadanos ven violada su seguridad día a díapor las amenazas del crimen organizado, la pobreza, el hambre y la corrupción. Éstos son temas que no podemos enfrentar por separado”, recalcó la Mandataria.

En la misma línea, el canciller Heraldo Muñoz remarcó que “no queremos desacelerar ni distorsionar la naturaleza específica de cada uno de los dos bloques, cada uno tiene sus ritmos, sus especificidades, sus mandatos, pero al mismo tiempo hay un mandato de la ciudadanía para tener más y mejor integración”.

Cooperativa