Mercosur y la Unión Aduanera Euroasiática sientan bases para acuerdo comercial

El Mercosur y la Unión Aduanera Euroasiática (UAE) concluyeron el texto de un memorando de entendimiento, que sienta las bases del diálogo para un futuro acuerdo de comercio birregional, tras una ronda técnica desarrollada en la sede de la Cancillería argentina y calificada de “histórica” por los negociadores.

Las negociaciones estuvieron a cargo del secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Carlos Bianco, a cargo de la coordinación protémpore del Grupo Mercado Común (GMC) del bloque sudamericano, y el ministro de Comercio de la Comisión Económica Euroasiática, Adrey Slepnev, en representación de la unión aduanera, conformada por Rusia, Bielorrusia y Kazajistán.

La ronda de ayer, la segunda entre los bloques luego del encuentro en noviembre en Moscu, fue considerada “histórica” por los funcionarios, ya que se dieron “pasos firmes” hacia el memorando de entendimiento “para estrechar el diálogo con la idea de que sea firmado antes de que finalice la presidencia pro témpore de Argentina en el Mercosur”, a fines de diciembre, explicó Bianco en una rueda de prensa.

El secretario explicó que los términos del acuerdo serán puestos ahora a consideración de los miembros del bloque sudamericano, pero adelantó que “hay consenso en el Mercosur de que este acuerdo será beneficioso para todos los países”.

Los funcionarios explicaron que el memorando es la partida para profundizar las relaciones económicas y comerciales y “preparar un acuerdo más formal” a futuro.

En cuanto al nivel de ambición de ese futuro acuerdo comercial, Bianco consideró “prematuro” los alcances que podría tener sobre aranceles, normas o inversiones, y resaltó la necesidad de “avanzar en el diálogo paso a paso, sobre terreno bien firme” a través de un “trabajo más estrecho”.

Slepnev puso de relieve el potencial de un futuro acuerdo, al resaltas que los dos bloques representan 7 por ciento de la economía mundial y tiene 500 millones de habitantes, lo que “es una base importantísima para desarrollar todo tipo de sectores de la economía”.

Al respecto, Bianco consideró que las dos regiones pueden desarrollar múltiples sectores, comenzando por los agroalimentos, aunque con potencial también en manufacturas o alta tecnología, rubros en las que los bloques “se pueden complementar para aprovechar los mercados regionales y mundiales”.

Por último, los funcionarios se refirieron al intercambio bilateral, en particular a la exportación de alimentos argentinos a Rusia luego de las sanciones de Moscú a sus habituales proveedores.

El secretario destacó que Argentina es uno de los principales exportadores de alimentos a Rusia “independientemente de las sanciones”, en tanto el ministro de Comercio resaltó la importancia de los alimentos de contraestación.

Slepnev indicó que en estos días funcionarios del organismo de control sanitario ruso realiza tareas en los países del Mercosur para acelerar los permisos para habilitar las exportaciones de alimentos y sostuvo que el gobierno evalúa que los envíos desde la región como “solución temporaria pueda ser estratégica a futuro”.

Télam