Todos guardianes del acto electoral – Diario La República

El próximo domingo se realizará el balotaje y una vez más el pueblo uruguayo tendrá una nueva fórmula presidencial electa. Será un día histórico y esperamos que sea de satisfacción para todos, por encima de triunfos y derrotas.

Ya tenemos electo el parlamento, ya tendremos a un Presidente y un Vice electos. Es de esperar que todo este proceso democrático que comenzó con las elecciones internas, culmine en paz, sin ningún tipo de alteración, como ha sido hasta ahora, por más de algún hecho aislado de menor calibre.

El lunes, por cierto, será otro día; el fin de una etapa del país, pero también el comienzo de otra. A la vez no hay la menor duda que en los últimos meses se han confrontado ideas, programas, estilos personales y colectivos, sueños y esperanzas.

Estamos convencidos que gane quien gane,  la democracia y la república saldrán fortalecidas por los buenos gestos civilizatorios que han manifestado la gran mayoría de los dirigentes políticos de todos los partidos políticos.

Por todo esto los uruguayos tenemos que ir a las urnas masivamente, para que la democracia cobre fuerzas renovadas, para seguir adelante como sociedad, para decirle al mundo que acá por el sur las cosas andan bien.

Claro que programáticamente hay diferencias sustanciales entre los dos candidatos, que van a influir decididamente en el rumbo que tome el país en las próximas décadas. Somos conscientes que en casi 10 años el Uruguay comenzó a caminar a paso de ganador, lo que le permitió revertir la pobreza y el fracaso económico. Pero también decimos que ese reconocimiento no implica abandonar una visión autocrítica que es imprescindible para seguir avanzando y así construir nuevos espacios de realizaciones.

La fuerza de la izquierda está en su capacidad de identificación con el pueblo, pero también radica en una profunda visión crítica de la sociedad y de la propia fuerza política.

Si se confirma el triunfo de Vázquez este domingo 30 de noviembre, de inmediato será necesario comenzar a instrumentar el nuevo gobierno.

Hay que saber que el mundo, la región y nuestra propia sociedad reclaman iniciativas seguras, pasos sólidos, fundamentaciones correctas, para que la gente vea que valió la pena que se esté festejando un tercer gobierno del Frente Amplio.

Hagamos votos para que se llegue a las urnas sin ningún tipo de alteración de la convivencia entre los orientales. Muchos hablan de políticas de Estado, pues bien, entonces, adelante: seamos todos guardianes del acto electoral.

La República