Alfredo Serrano, economista español y director del Celag: “Chávez planteó la urgencia que tiene la economía venezolana de acometer nuevos desafíos”

Alfredo Serrano, economista español y director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag), sostiene que el comandante Hugo Chávez planteó dos periodos importantes para Venezuela: “La década de plata y la década de oro”.

En el año 2012 cuando concluye la década de plata, explica el economista, Chávez deja en claro “la urgencia que tiene la economía venezolana de acometer nuevos desafíos, porque de lo contrario no es sostenible la Revolución”.
GOLPE DE TIMÓN

Chávez, señala Serrano en conversación con Correo del Orinoco, hace el llamado durante el golpe de timón.

En ese momento, “él tiene claridad de que hay desequilibrios estructurales de la economía y que el proceso de revolución es tan rápido que no solo quita el hambre sino que además sube a la población a consumir de otra manera”.

De acuerdo al economista, Chávez se da cuenta de un desfase y percibe que es muy difícil que el país pueda producir al mismo ritmo que las capacidades de consumo.
RENTISMO IMPORTADOR

Asimismo, describe Serrano, Chávez observa que ese desfase está resuelto en corto plazo por lo que el economista define como “el rentismo importador del siglo XXI: Pides dólares al Estado, compras fuera y con todo eso especulas, fugas dólares y creas un mercado ilegal”.

Es por ello que Chávez pide la urgencia de una revolución productiva. No obstante, aclara Serrano, “no solo requiere producir, sino también cambiar las formas de producción; de ahí la importancia de las comunas para democratizar el tejido productivo”.

LA DÉCADA DE ORO

El economista sostiene que Chávez había planeado que la década de oro entrara en vigor a partir del año 2012. Sin embargo, los golpes de Estado del año 2002 “le cambiaron los tiempos”.

Serrano describe la década de plata como la época necesaria en la que Chávez dio respuesta a todo lo urgente. “Era irresponsable pensar una planificación estratégica a largo plazo mientras que la gente muere de hambre”, expresó.

Una vez completada esa meta política y económica, expone Serrano, el plan era dar el salto hacia las transformaciones de la década de oro.

El economista explica que ese sería el momento para robustecer la visión de Chávez: “La democracia no solo sirve para votar, también hay que democratizar la economía”.
ECONOMÍA HUMANISTA

Serrano recordó que Chávez siempre hablaba de una economía humanista. En este sentido, “se da cuenta que ya Venezuela – después de la época ganada – requiere otro salto adelante”.

Chávez, comenta el economista, enfatiza que “en Revolución no puede haber un política económica estática y quieta. Él siempre planteaba las cosas hacia adelante, no era una persona de quejarse, sino de responder a las adversidades”.
“CHÁVEZ ES UN GRAN CREADOR”

Alfredo Serrano define a Hugo Chávez como “un gran creador”. Responde que esa fue una de las razones que lo acercó al personaje: “Es una persona que logra superar cualquier teoría económica”.

Otro de los elementos destacados por el economista es que “Chávez demostró a Latinoamérica que sí se pueden ganar elecciones contra la hegemonía neoliberal y eso es una gran lección para todo la región”.

Pero Chávez no solo gana elecciones, comenta Serrano, sino que además “sostiene un sistema de transformación a contracorriente y construye una América Latina diferente”.

Otro aspecto que reconoce Serrano del líder de la Revolución Bolivariano es que era un gran lector desde los nueve años. “Esa la potencialidad de un personaje histórico que utilizó todas sus lecturas para transformar un país. Él mismo decía que los estudiosos solo son válidos cuando dedican todo eso a transformar la realidad”.

Por último, Serrano definió al personaje central de su libro como “un valiente capaz de cambiar el rumbo de la historia”.
PRESENTACIÓN DEL LIBRO

El próximo 10 de diciembre Alejandro Serrano presentará oficialmente en Venezuela su nueva obra: El pensamiento económico de Hugo Chávez .

El acto será a las 6:00 pm en la Cinemateca Nacional de Bellas Artes. Serrano destacó el apoyo de Hermanos Vadell como casa editora, así como del Grupo de Investigación Social Siglo XXI.

Correo del Orinoco