Argentina: automotrices no pagarán multa impuesta por el Estado y apelarán medida

Cuando muchos directivos de las automotrices se preparaban para poner fin a un año complicado por la caída de ventas y salir de vacaciones ante la llegada de las fiestas, inesperadamente debieron cambiar los planes por la decisión del Gobierno de multar a ocho empresas por $ 1.060 millones por cartelización de precios en la provincia de Tierra del Fuego. Ayer, los departamentos legales de las compañías afectadas trabajaron a destajo para interiorizarse de los detalles de la resolución de la Secretaría de Comercio, que conduce Augusto Costa, que estableció un plazo de 10 días para efectivizar el pago.

La decisión generalizada de las terminales es la de apelar la medida por considerar que en ningún caso se llevaron a cabo maniobras para acordar precios como figura en la resolución de esa dependencia. Asimismo, fuentes de las distintas compañías adelantaron que no se pagarán las multas en el plazo exigido ya que esperarán a que se resuelva el trámite de la apelación. Para eso se ampararán en que la denuncia fue presentada en 2008 (por supuestas operaciones ilegales desde 2002) y que, por lo tanto, se rige por la Ley de Abastecimiento anterior a la aprobada en septiembre pasado. Por este motivo, tienen la posibilidad de apelar la decisión sin el pago de la multa mientras que la legislación actual obliga a realizar el pago aunque se decida apelar.

Por un lado, las automotrices presentarán un recurso administrativo aclaratorio ante la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia mientras efectivizarán la apelación en el juzgado de Comodoro Rivadavia que lleva la causa.

Costa aseguró ayer que “no hay ningún tipo de encono ni ningún problema particular” contra el sector automotor y que el Gobierno se limitó a aplicar “la Ley de Defensa de la Competencia” para evitar prácticas oligopólicas de parte de las terminales.

Las automotrices recibieron el viernes por la noche una comunicación oficial con la decisión de la Secretaría de Comercio de multarlas. Según la Resolución 271, Fiat, Ford, General Motors, PSA (Peugeot-Citroën), Renault y Volkswagen recibieron multas de $ 150 millones cada una. Toyota recibió una sanción de $ 104 millones y Honda por $ 56 millones.

Comercio sancionó a las empresas por supuestamente haber acordado precios entre ellas, con perjuicio para los consumidores, en sus ventas de vehículos en Tierra del Fuego donde rige un régimen especial que establece que la venta de vehículos nuevos no está gravada por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), ni impuestos internos, ni aranceles de importación. Un estudio jurídico fueguino alentó a partir de 2002 a los compradores de automóviles en la isla a presentar demandas judiciales porque las concesionarias de venta de vehículos supuestamente les cobraban valores similares a los que regían en el continente pese a la exención de impuestos.

También los supermercadistas están en la mira del Gobierno ya que fueron advertidos de que serán multados si se detecta que no ofrecen en sus locales la canasta navideña de Precios Cuidados a un valor de $ 43,50.

Ámbito Financiero