Argentina: Un Estado presente para garantizar el acceso a la salud – Por Ana C. Gaillard (especial para Nodal)

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

La Ley de mi autoría para la Creación de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos, sancionada el pasado miércoles en el marco de la última sesión del Senado de la Nación, sin dudas representa la posibilidad de avanzar en una verdadera política de Estado como la Producción Pública de Medicamentos, democratizando el acceso y ampliando derechos para los 40 millones de argentinos.

Se trata de la consolidación del Estado Nacional como el actor fundamental a la hora de garantizar la accesibilidad al medicamento, de procurar que el abastecimiento de productos medicinales no quede librado únicamente a los intereses de privados, a la fuerza de un mercado para el cual estos insumos representan una mercancía y no un bien social.

Actualmente existen más de una treintena de laboratorios públicos de medicamentos en Argentina que efectúan un trabajo realmente encomiable. La llegada de esta Agencia, que trabajará en forma descentralizada bajo la órbita del Ministerio de Salud, viene a nuclear y coordinar el trabajo de todos esos laboratorios, diseñando la Política Pública de Producción, Investigación y Desarrollo de Medicamentos, y estableciendo asimismo precios testigos.

Afortunadamente, no sólo en nuestro país se vienen consolidando importantes avances en materia de producción estatal de medicamentos. En nuestra Patria Grande también se han dado pasos gigantes a través de experiencias que merecen ser reflejadas.

En la Sexta Reunión del Consejo de Jefas y Jefes de Estado UNASUR, llevada adelante en Lima en el mes de Noviembre de 2012, nuestro Ministerio de Defensa, a través de los laboratorios de las FFAA, propició la inclusión del tema del Medicamento Como Eje de Soberanía en Defensa del UNASUR. Fue en ese contexto que se proyectó la producción de materias primas para 450 millones de compatriotas latinoamericanos en un plazo de cinco años, refrendada luego en el Primer Seminario de la Producción Pública de Medicamentos (PPM), en el cual tuvieron participación todos los países del UNASUR.

Quizás Brasil deba ser el modelo a seguir, el espejo en el cual sea necesario mirarse para promover un avance sólido en la coyuntura. Allí, además del gran ejemplo que representa Farmanguinhos, laboratorio estatal dependiente de la Fundación Fiocruz, existente desde la década del 70, debe resaltarse que en el año 2005 se creó una Red Brasileña de Producción Pública de Medicamentos destinada a la elaboración de medicamentos estratégicos y excepcionales, imprescindibles para la atención básica.

Veinte laboratorios farmacéuticos estatales, y siete en plena etapa de formación, le dan forma a esta Red cuyo objetivo consiste en reorganizar todo el sistema oficial de producción de medicamentos, incluidas las materias primas y los insumos, a fin de dar respuesta a la demanda del sistema de salud brasilero. Esta Red asegura la producción del 80 por ciento de los medicamentos distribuidos gratuitamente por el Sistema Unificado de Salud Brasilero (SUS).

*Ana Carolina Gaillard. Diputada nacional del Frente Para la Victoria por la provincia de Entre Rios, Argentina