Contraloría fija responsabilidad de municipio por incendio de Valparaíso

Documento, dado a conocer ayer, dice que se desoyó una advertencia de Conaf y recalca la falta de recursos para enfrentar emergencias.

Falta de fiscalización e inexistencia de planes de prevención de incendios fueron parte de las observaciones que arrojó un informe de la Contraloría Regional de Valparaíso, entidad que investigó las presuntas faltas que habría incurrido la municipalidad porteña previo al incendio de abril pasado, las cuales habrían influido en la rápida propagación del fuego, que dejó 15 fallecidos, tres mil damnificados y más de mil hectáreas consumidas.

El documento, solicitado por tres concejales de la DC, fue dado a conocer ayer en el pleno del Concejo Municipal y en 13 página establece cinco parámetros de análisis (ver recuadro).

En primer término, el organismo contralor apunta al fracaso de las gestiones realizadas por municipalidad, a cargo del alcalde Jorge Castro (UDI), para obtener recursos externos, con el fin de ejercer acciones para disminuir el riesgo de incendios en la comuna. En el documento se señala que entre diciembre de 2012 y septiembre de 2013, el alcalde solicitó al Gobierno Regional recursos por $ 122 y $ 164 millones, peticiones que no fueron atendidas.

El texto también establece que se omitió una advertencia de Conaf, que entregó un catastro de los sectores que requerían mantención, construcción de cortafuego y limpieza de microbasurales. Entre estos puntos se encontraban los cerros La Cruz, El Litre, Las Cañas, Mariposas, Merced, Ramaditas y Rocuant, los mismos siete que fueron afectados por el incendio del 12 y 13 de abril.

La investigación estableció que el municipio tampoco dispuso recursos propios para la implementación de planes preventivos, y la Dirección de Operaciones no desarrolló programas para enfrentar incendios, tal como lo exige el Reglamento de Organización Interno del municipio. Además se verificó que el Departamento de Insectoría Urbana, no ideó un plan general de fiscalización para evitar situaciones de riesgo para la comunidad, como la aparición de basurales.

Sobre la función de los grifos en Valparaíso, el informe asegura que la municipalidad mantenía una deuda de tres meses con la empresa Esval por la mantención de estos elementos. Además, agrega que en una evaluación de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, efectuada en 2011, un 38% de los grifos carecían de tapa bocas, un 9% presentaban problemas de operatividad y un 3%no contaban con la presión de agua requeridos.

En el último punto se detalla la falta de rendición de las subvenciones por $ 65 millones entregadas a Bomberos.

Carencia de recursos

Sobre el detalle del informe, el edil Jorge Castro aseguró no sentirse sorprendido por las conclusiones. Ante la falta de planes de inversión para la prevención, aseguró que “la Contraloría sabe cuáles son nuestras carencias más profundas” y agregó que la mayor dificultad para poder gestionar un programa completo para enfrentar este tipo de emergencias, se debe a la crisis por la que transita el municipio: “El déficit en la Corporación Municipal asciende a los $ 30 mil millones, y en la municipalidad esto bordea los $ 7 mil millones (…). No tenemos ninguna empresa que ingrese una cantidad importante de dinero”, aclaró.

Según la concejal Marina Huerta (DC), quien presentó ayer el informe, “hay que mejorar los procesos internamente”. Pero agregó que “naturalmente el alcalde tiene responsabilidad. El está encargado de la gestión del municipio, pero este informe determina todos los niveles en los cuales hubo deficiencia administrativa”.

La Tercera