Correa invita a Ecuador a los cinco antiterroristas cubanos

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, invitó este sábado a conocer su país y a “descansar después de tanto sufrimiento” a los cubanos que permanecieron más de 16 años presos en Estados Unidos y fueron excarcelados el pasado 17 de diciembre, tras el acuerdo entre los gobiernos.

“Un abrazo solidario y los invitamos a que vengan a Ecuador (…) a conocer y a descansar con sus familias después de tanto sufrimiento”, dijo Correa al referirse a Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Gerardo Hernández, liberados tras cumplir más de 16 años en cárceles estadounidenses por vigilar a grupos terroristas en La Florida.

“Por fin se pueden reunir con su familia, un abrazo solidario y los invitamos a que vengan a Ecuador”, dijo el mandatario al referirse a Labañino, Guerrero y Hernández, quienes son parte del grupo de Los Cinco, como fueron conocidos entre los seguidores de su causa en el mundo.

Ellos fueron arrestados, procesados y condenados a penas extremas en un tribunal de Miami, incluidas dos cadenas perpetuas más 15 años de cárcel para Hernández. Por su parte, René González y Fernando González ya habían retornado a su país tras cumplir sus penas de 13 y 15 años de cárcel.

El mandatario ecuatoriano dijo en su informe semanal de labores, radiotelevisado desde la localidad capitalina de Calderón, que estos hombres fueron encarcelados “injustamente y con procesos totalmente cuestionables, pero nadie decía nada”, indicó.

Correa calificó ese hecho de atentado a los derechos humanos, al debido proceso y a todo”, y respecto al anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos, afirmó: “bien por Cuba, bien por los cubanos, y bien por Estados Unidos”.

Según dijo, espera que este sea el inicio del fin del bloqueo que por más de medio siglo ha impuesto el gobierno estadounidense contra la isla caribeña y contra el cual Ecuador se ha opuesto en diversos foros internacionales.

En tono jocoso dijo que quizás este sea un “milagro” en vida del Papa Francisco, y del Vaticano, que fueron mediadores en el acercamiento entre los dos gobiernos.

“Eso es maravilloso, compañeros; hace pocos meses hubiera parecido imposible; esperamos que esto sea el principio del fin del criminal bloqueo”, refirió.

Andes